IN­COM­BUS­TI­BLE

Automovil - - PIT LANE - Tex­to: Juan Ig­na­cio Eguia­ra. Fo­tos: Ima­go.

ES EL ME­JOR PI­LO­TO DE LA HIS­TO­RIA DE LOS RALL­YES Y LO HA DE­MOS­TRA­DO GA­NAN­DO CON­TRA PRO­NÓS­TI­CO EL RALL­YE DE ES­PA­ÑA. LOEB NO HA DE­JA­DO DE APRO­VE­CHAR SU OPOR­TU­NI­DAD EN UNA DE SUS APA­RI­CIO­NES ES­PO­RÁ­DI­CAS Y GA­NA CA­SI SEIS AÑOS DES­PUÉS DE SU ÚL­TI­MA VIC­TO­RIA.

El rall­ye de Ar­gen­ti­na fue su úl­ti­ma vic­to­ria en un rall­ye. Fue en ma­yo del 2013 y ya na­die pen­sa­ba que vol­ve­ría a ven­cer en una prue­ba del Mun­dial de­bi­do a que sus ac­tua­cio­nes son es­po­rá­di­cas con el equi­po Ci­troën (3 por año) y la com­pe­ten­cia en el Cam­peo­na­to es de las más fuer­tes de la his­to­ria. Por eso no en­tra­ba en los pla­nes ni en los sue­ños del nue­ve ve­ces Cam­peón del Mun­do vol­ver a ga­nar en una prue­ba del Mun­dial. Pe­ro si ha­bía un rall­ye don­de lo po­día ha­cer, és­te era sin du­da el de Es­pa­ña. Lo ha­bía ga­na­do 8 ve­ces con­se­cu­ti­vas y es, jun­to con el rall­ye de Ale­ma­nia, que lo ha ga­na­do 9 ve­ces, y los de Ar­gen­ti­na y Mon­te­car­lo con 8 y 7 ve­ces res­pec­ti­va­men­te, uno de sus rall­yes ta­lis­mán. Así que na­die du­da­ba que lo po­dría ha­cer bien, pe­ro la fal­ta de rit­mo y de ten­sión com­pe­ti- ti­va en una prue­ba de tres días de es­te ni­vel —se ha man­te­ni­do en for­ma en el rally­cross con Peugeot— no ju­ga­ban a su fa­vor. Sí el co­che, ya que el Ci­troën era un po­si­ble fa­vo­ri­to des­pués de la vic­to­ria de Kris Mee­ke el año pa­sa­do. Sin em­bar­go en es­ta tem­po­ra­da los To­yo­ta es­tán muy fuer­tes. Co­mo lo de­mos­tra­ron des­de el prin­ci­pio Ta­näk y Lat­va­la que se pu­sie­ron al fren­te muy pron­to. El fin­lan­dés te­nía mu­cho rit­mo pa­ra ga­nar, pe­ro un pin­cha­zo en la eta­pa de tie­rra del vier­nes echó al tras­te con sus op­cio­nes. So­bre to­do con un com­pa­ñe­ro de equi­po que se ju­ga­ba po­der lu­char por el tí­tu­lo y se po­nía al fren­te del rall­ye apro­ve­chán­do­se de su po­si­ción de sa­li­da. Por­que Neu­vi­lle, el lí­der del Cam­peo­na­to su­frió al sa­lir el pri­me­ro en las res­ba­la­di­zas pis­tas de tie­rra.

Pe­ro to­do cam­bia­ría a par­tir del sá­ba­do, ya que el as­fal­to en­tra en jue­go al ser

el úni­co rall­ye del Mun­dial con fór­mu­la mix­ta tie­rra/as­fal­to. Pa­ra em­pe­zar Sor­do es­ta­ba en la po­ma­da en to­do mo­men­to al sol­ven­tar una jor­na­da de vier­nes de for­ma bri­llan­te, por­que a prio­ri la tie­rra no es su es­pe­cia­li­dad. Sin em­bar­go lo hi­zo a la per­fec­ción ga­nan­do in­clu­so un tra­mo y es­tan­do a po­ca dis­tan­cia del lí­der es­to­nio. To­do es­tu­vo muy apre­ta­do en la ca­be­za du­ran­te to­da la jor­na­da, por­que na­die que­ría des­col­gar­se de la pe­lea. Lat­va­la ata­ca­ba, Neu­vi­lle se re­cu­pe­ra­ba, Ogier man­te­nía un buen rit­mo con su Fies­ta y Sor­do que­ría bri­llar en ca­sa. Y siem­pre con Ta­nak por de­lan­te pa­ra ha­cer so­ñar con una vic­to­ria que le pon­dría en la pe­lea por el tí­tu­lo en la úl­ti­ma prue­ba. Pe­ro un inopor­tuno pin­cha­zo en la rue­da de­lan­te­ra iz­quier­da le hi­zo per­der mu­cho tiem­po que le re­le­gó a la oc­ta­va po­si­ción. De­cía adiós, por tan­to, al tí­tu­lo fi­nal que se lo ju­ga­rán en las an­tí­po­das Ogier y Neu­vi­lle.

Pe­ro lo que na­die se es­pe­ra­ba fue el re­sul­ta­do del do­min­go. Ama­ne­cía llu­vio­so y to­dos mon­ta­ban rue­das blan­das pa­ra el as­fal­to, ex­cep­to Loeb que pen­só que se se­ca­ría y mon­tó du­ras. Y acer­tó. Sa­có una ven­ta­ja a sus ri­va­les que ya no le pu­die­ron dar caza. Ogier ter­mi­nó se­gun­do y Neu­vi­lle cuar­to, des­pués de un inopor­tuno to­que al fi­nal del tra­mo por lo que se vio ade­lan­ta­do por Evans que ayu­dó así a su com­pa­ñe­ro de equi­po a ser el nue­vo lí­der del Cam­peo­na­to. No po­día te­ner el fi­nal del Mun­dial más emoción. Tres pun­tos se­pa­ran a Ogier y a Neu­vi­lle y el rall­ye pue­de ser uno de los más es­pec­ta­cu­la­res de la his­to­ria. De allí sal­drá o un he­xa­cam­peón del mun­do (Ogier y to­das ellas con­se­cu­ti­vas) o un nue­vo cam­peón por par­te del bel­ga.

79 RALL­YES DEL MUN­DIAL QUE HA GA­NA­DO LOEB. ES­PA­ÑA, ALE­MA­NIA, AR­GEN­TI­NA Y MON­TE­CAR­LO SUS FA­VO­RI­TOS.

DES­DE QUE PER­TE­NE­CE AL WRC, CAR­LOS SAINZ ES EL ÚNI­CO ES­PA­ÑOL QUE HA GA­NA­DO ES­TE RALL­YE. LO HA HE­CHO EN DOS OCA­SIO­NES: EN 1992 CON EL TO­YO­TA CELICA Y EN 1995 CON EL SU­BA­RU IMPREZA.

9 SE­BAS­TIAN LOEB HA GA­NA­DO ES­TE RALL­YE EN 9 OCA­SIO­NES, 8 DE ELLAS CON­SE­CU­TI­VAS DES­DE 2005 HAS­TA 2014.

Loeb ha ga­na­do va­rios rall­yes del Mun­dial va­rias ve­ces, pe­ro con es­ta vic­to­ria, el de Es­pa­ña es el que más ve­ces ha con­quis­ta­do, jun­to con el rall­ye de Ale­ma­nia.

OGIER SE PO­NE LÍ­DER DEL MUN­DIAL POR SO­LO TRES PUN­TOS DE DI­FE­REN­CIA Y PO­DRÍA PRO­CLA­MAR­SE HE­XA­CAM­PEÓN DEL MUN­DO EN AUS­TRA­LIA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.