VW Toua­reg

EL MON­TE TOUB­KAL ES LA MON­TA­ÑA MÁS AL­TA DE LA COR­DI­LLE­RA DEL ATLAS AFRI­CA­NA, UN PUN­TO A MÁS DE 4.000 M DE AL­TI­TUD DES­DE EL CUAL EL TOUA­REG NOS HA PER­MI­TI­DO CON­TEM­PLAR SUS ES­PEC­TA­CU­LA­RES VIS­TAS.

Automovil - - SUMARIO - Tex­to: Raúl Ron­ce­ro. Fo­tos: VW.

Una re­no­va­ción pro­fun­da pa­ra se­guir sien­do la re­fe­ren­cia en los gran­des SUV.

La ciu­dad de Im­lil, a es­ca­sos 60 de km de Ma­rra­kech, es uno de los pun­tos más vi­si­ta­dos por afi­cio­na­dos a la mon­ta­ña que se des­pla­zan a la zo­na. Se ac­ce­de des­de la po­bla­ción de Ou­ri­ka pa­ra di­ri­gir­se des­de allí ha­cia la fal­da del mon­te Toub­kal. Tras una muy bre­ve eta­pa en ca­rre­te­ra, don­de el Toua­reg de­mues­tra sus ca­ma­leó­ni­cas do­tes pa­ra adap­tar­se a ca­si cual­quier te­rreno con una pres­ta­ción di­ná­mi­ca, re­fi­na­mien­to y lu­jo digno de un SUV de gran no­ble­za, to­ca­ba sa­lir del as­fal­to y ex­plo­rar su otra ca­ra. Re­cuer­da que es­ta nue­va ge­ne­ra­ción, la ter­ce­ra, se ha des­pren­di­do de re­duc­to­ra, pe­ro se ha echa­do en­ci­ma mu­cha más tec­no­lo­gía pro­ce­den­te del me­jor ban­co de ór­ga­nos de VW, usan­do prác­ti­ca­men­te la mis­ma es­pi­na dor­sal de SUV co­mo el Q7 de Audi o el Ca­yen­ne de Pors­che. Co­mo en las an­te­rio­res, VW no ha pre­ten­di­do fa­bri­car un to­do­te­rreno, sino en­con­trar el me­jor equi­li­brio po­si­ble pa­ra el po­ten­cial clien­te de es­te ti­po que SUV que ma­yo­ri­ta­ra­men­te ha­ce ca­rre­te­ra pe­ro ne­ce­si­ta ac­ce­der a fin­cas, zo­nas de caza y mon­ta­ña, etc.

Turno por tan­to pa­ra gi­rar los mo­dos de con­duc­ción y se­lec­cio­nar pa­rá­me­tros off-road, apro­ve­chan­do ade­más los tres mo­dos es­pe­cí­fi­cos que aña­de el Toua­reg equi­pa­do con el Pa­que­te To­do­te­rreno op­cio­nal, así co­mo se­lec­cio­nar el ni­vel más al­to de los po­si­bles que ad­mi­te la sus­pen­sión neu­má­ti­ca, otro de esos ex­tras que nos van a per­mi­tir aven­tu­rar­nos con las ma­yo­res ga­ran­tías en el ser­pen­tín de subidas, hor­qui­llas y pa­sos com­pli­ca­dos que nos es­pe­ran. Na­da me­nos que 70 mm adi­cio­na­les es lo que per­mi­ten es­ti­rar­se es­tas sus­pen­sio­nes en su po­si­ción más al­ta res­pec­to a la al­tu­ra es­tán­dar, 25 mm en el ca­so del pri­mer ni­vel del al­tu­ra, el cual tie­ne ma­yor ca­pa­ci­dad de ab­sor­ción y con­fort sien­do só­lo pre­fe­ri­ble pa­ra pis­tas rá­pi­das con buen fir­me. Pe­ro no son los úni­cos gad­get con los que cuen­ta con el Toua­reg. Siem­pre, eso sí, con in­ver­sión ex­tra, pue­de con­tar con di­rec­ción a las cua­tro rue­das y unas es­ta­bi­li­za­do­ras ac­ti­vas ali­men­ta­das por una red se­cun­da­ria de 48 vol­tios que, gra­cias a sus mo­to­res de 3.500 Nm ubi­ca­dos en­tre sen­das ba­rras, cie­rran o abren su ac­ción li­mi­tan­do el ba­lan­ceo o au­men­tan­do el re­co­rri­do de sus­pen­sio­nes. Gra­cias a ellas, la trac­ción 4Ma­tic cuen­ta con una ayu­da in­con­di­cio­nal en te­rreno abrup­to, más cuan­do el mo­tor 3.0 TDi de 286 CV, aun­que so­bra­do de fuer­za gra­cias a sus 600 Nm de par, tie­ne que dar bue­na cuen­ta de más de to­ne­la­das de pe­so. El Toub­kal in­ti­mi­da, pe­ro el Toua­reg pa­re­ce sen­tir­se fuer­te. El re­par­to va­ria­ble de par, des­de un 70/30 has­ta un 20/80 en el eje de­lan­te­ro/tra­se­ro no de­ja es­ca­par una go­ta de trac­ción, y la fal­ta de re­duc­to­ra se su­ple aho­ra con un em­bra­gue adi­cio­nal que blo­quea el res­ba­la­mien­to del con­ver­ti­dor de par de la ca­ja de cam­bios Tip­tro­nic de 8 re­la­cio­nes, de mo­dos que los pa­sos len­tos en los que se re­quie­re má­xi­ma exi­gen­cia me­cá­ni­ca se sal­dan tam­bién con éxi­to siem­pre y cuan­do ten­ga­mos cla­ros los lí­mi­tes de un co­che co­mo el Toua­reg. Cul­mi­na­da la ci­ma, le­jos del 60% ad­mi­si­ble pa­ra el SUV de VW, to­ca ba­jar por la otra ver­tien­te don­de el con­trol de des­cen­so si­gue ha­cien­do fá­cil lo di­fí­cil, con­tro­lan­do la ve­lo­ci­dad pro­gra­ma­da si el con­duc­tor de­ci­de de­jar en ma­nos de los asis­ten­tes de con­duc­ción es­ta ta­rea que tam­bién evi­ta el blo­queo de al­gu­na de sus rue­das so­bre fir­me suel­to. El Toua­reg ha su­pe­ra­do ex­pec­ta­ti­vas. Se sien­te ro­bus­to, efi­caz y so­bra­da­men­te pre­pa­ra­do en cam­po. Lu­jo­so, có­mo­do, rá­pi­do y muy es­ta­ble en au­to­pis­ta. Su ca­li­dad, fue­ra del as­fal­to es tam­bién tam­bién so­bre­sa­lien­te y así lo ha de­mos­tra­do en una ru­ta de alba a oca­so en las que nues­tra es­pal­da tam­po­co se ha re­sen­ti­do co­mo lo ha­ría a bor­do de un to­do­te­rreno más es­pe­cí­fi­co, to­do un va­lor aña­di­do pa­ra el ti­po de clien­te al que va di­ri­gi­do cu­yas ne­ce­si­da­des no se­rán, pro­ba­ble­men­te, aden­trar­se en en ple­na sa­ba­na.

VW HA SA­BI­DO EN­CON­TRAR EL EQUI­LI­BRIO EN­TRE SUV Y TT

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.