ERRE QUE ERRE

Autopista - - UNASEMANA - TERESA DE HA­RO td­ha­ro@mpib.es

Es que es ma­te­má­ti­co, en cuan­to hay un re­pun­te pun­tual en las ci­fras de si­nies­tra­li­dad, ¿cuál es la pri­me­ra so­lu­ción que po­ne so­bre la me­sa la DGT? Pues lo de siem­pre: ba­jar la ve­lo­ci­dad. Plan­tean un re­cor­te de 100 a 90 km/h en el lí­mi­te de ve­lo­ci­dad en cier­tos tra­mos de ca­rre­te­ra. Y es que pa­re­ce que lo más sen­ci­llo en es­tos ca­sos es echar la cul­pa a los con­duc­to­res: en Es­pa­ña se co­rre mu­cho. Sí, y tam­bién se co­rre en Ale­ma­nia, pe­ro aquí el pro­ble­ma no es la ve­lo­ci­dad. Se pa­san por al­to otros pro­ble­mas, qui­zás más gra­ves, co­mo son que con­ta­mos con un par­que au­to­mo­vi­lís­ti­co muy vie­jo y que al­gu­nas de nues­tras ca­rre­te­ras, esas por las que cir­cu­la­mos to­dos los días, de­jan mu­cho que desear en cuan­to a con­ser­va­ción.

Por cier­to, que es­te te­ma de la ve­lo­ci­dad, que vie­ne de le­jos y es muy re­cu­rren­te, siem­pre se tra­ta en una so­la di­rec­ción. ¿Por qué no se suben los lí­mi­tes en aque­llas vías que se en­cuen­tran en "bue­nas con­di­cio­nes"? Por­que co­mo bien di­ce el director de Trá­fi­co, Gre­go­rio Se­rrano, "mu­chas ve­ces no hay cohe­ren­cia entre la ve­lo­ci­dad y el ti­po de vía y si el ciu­da­dano ve la vía en buen es­ta­do, no en­tien­de una ve­lo­ci­dad ex­ce­si­va­men­te ba­ja, y al re­vés".

Ade­más, pa­san por al­to que en mu­chas oca­sio­nes el pro­ble­ma no ra­di­ca en una ve­lo­ci­dad ex­ce­si­va, sino en una ve­lo­ci­dad inade­cua­da pa­ra las con­di­cio­nes de la vía en un de­ter­mi­na­do mo­men­to, ya sea por llu­via, hie­lo, nie­bla, cur­vas pe­li­gro­sas...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.