VOLKS­WA­GEN TOUA­REG

Autopista - - ESTASEMANA - AU­TO­PIS­TA PA­RA VOLKS­WA­GEN | au­to­pis­[email protected] FO­TOS: M. HELSING

Nos subimos pa­ra con­ta­ros sus bon­da­des: fá­cil, in­tui­ti­vo, muy tec­no­ló­gi­co y se­gu­ro.

UNA JOR­NA­DA LA­BO­RAL IN­TEN­SA. Lla­ma­das, reunio­nes…, pe­ro ter­mi­na, re­co­jo, y ¡a ca­sa! En el im­po­nen­te nue­vo VW Toua­reg, me da la bien­ve­ni­da el "In­no­vi­sion Cock­pit", for­ma­do por la in­men­sa pan­ta­lla Dis­co­ver Pre­mium de 15 pul­ga­das y su cua­dro de man­dos VW Di­gi­tal Cock­pit de 12 pul­ga­das, que re­sul­ta es­pec­ta­cu­lar (de se­rie pa­ra el aca­ba­do R-Li­ne). Gra­cias a la gran re­so­lu­ción de la pan­ta­lla Dis­co­ver Pre­mium, 1.920 x 1.020 pí­xe­les, y al ge­ne­ro­so ta­ma­ño de sus fun­cio­nes no hay que es­for­zar­se en en­con­trar lo que bus­ca­mos a la pri­me­ra.

Con so­lo acer­car la mano, la pan­ta­lla, de con­trol ges­tual, se po­ne en aler­ta gra­cias a su sen­sor de apro­xi­ma­ción y lu­mi­no­si­dad. Co­nec­to el te­lé­fono, ac­ti­vo el co­man­do de voz: “Lla­mar”, y me pon­go al ha­bla con mi hi­jo ma­yor pa­ra de­cir­le que ya voy de ca­mino. Aho­ra to­ca dis­fru­tar del tra­yec­to. No hay pri­sa. Me gus­ta la sen­sa­ción de es­pa­cio que me ofre­ce, la co­mo­di­dad de sus, más que asien­tos, “bu­ta­co­nes” —pue­den es­tar ca­le­fac­ta­dos, ven­ti­la­dos y dar ma­sa­jes de dis­tin­tos ti­pos—, el am­bien­te que se res­pi­ra en su in­te­rior, su fun­cio­na­li­dad…, co­mo es­tar en ca­sa. El pues­to de con­duc­ción se ajus­ta per­fec­ta­men­te al que ya le ha­bía es­ta­ble­ci­do. No ten­go que re­co­lo­car na­da —guar­da me­mo­ria pa­ra has­ta 6 con­duc­to­res—. Y me pro­te­jo del sol: ca­da pa­ra­sol es do­ble, pa­ra pa­ra­bri­sas y ven­ta­ni­lla la­te­ral, al­go po­co usual hoy en día.

Su in­te­rior es­tá re­ma­ta­do con es­me­ro, re­cu­bier­to con ma­te­ria­les de gran ca­li­dad. Ape­nas que­dan man­dos fí­si­cos. Los que hay se agru­pan en la zo­na in­fe­rior de la con­so­la cen­tral, con el man­do in­de­pen­dien­te del vo­lu­men de la ra­dio, el freno de mano eléc­tri­co, el bo­tón de arran­que, asis­ten­te de arran­que en pen­dien­te, lu­ces de emer­gen­cia. Y los dos man­dos gi­ra­to­rios que con­tro­lan la amor­ti­gua­ción neu­má­ti­ca y per­mi­ten se­lec­cio­nar los di­fe­ren­tes per­fi­les de con­duc­ción, una avan­za­da evo­lu­ción del sis­te­ma que pre­sen­tó el pri­mer Toua­reg: Eco, Con­fort, Nor­mal, De­por­ti­vo, el con­fi­gu­ra­ble In­di­vi­dual y los re­la­ti­vos a to­do te­rreno.

Vuel­vo a ac­ti­var el co­man­do de voz. Le doy mis úl­ti­mas ins­truc­cio­nes si ne­ce­si­dad de re­pe­tir­las. Me en­tien­de a la pri­me­ra, y me pon­go en mar­cha. Es­toy a los man­dos de uno de los vehícu­los más tec­no­ló­gi­cos del mer­ca­do: asis­ten­te de vi­sión noc­tur­na, pa­ra atas­cos, con­trol de cru­ce­ro adap­ta­ti­vo, asis­ten­te de apar­ca­mien­to, pa­ra in­ter­sec­cio­nes... Ya co­noz­co al de­di­llo to­das las fun­cio­nes con las que pue­do “ju­gar” ma­ne­jan­do las te­clas del vo­lan­te. Co­mo la na­ve­ga­ción, que re­sul­ta muy có­mo­da, cla­ra y fá­cil. Me­dian­te los bo­to­nes ubi­ca­dos en el vo­lan­te a la de­re­cha pue­do ajus­tar­la a mis ne­ce­si­da­des y, uti­li­zan­do la op­ción del zoom, am­plío el ma­pa y bus­co las ga­so­li­ne­ras de la zo­na. Tam­bién cuen­to con una ayu­da ines­ti­ma­ble: un Head-up Dis­play a co­lor

DIS­PO­NE DE MÚL­TI­PLES OP­CIO­NES DE PER­SO­NA­LI­ZA­CIÓN PA­RA ELE­GIR

El nue­vo VW Toua­reg no te de­ja in­di­fe­ren­te. So­lo ha­cen fal­ta unos mi­nu­tos pa­ra ha­cer­te con él y así po­der dis­fru­tar del más al­to ni­vel en tec­no­lo­gía y co­nec­ti­vi­dad.

con­fi­gu­ra­ble, de se­rie pa­ra el aca­ba­do R-Li­ne, que pro­yec­ta en el pa­ra­bri­sas, en­tre otros da­tos, la ve­lo­ci­dad y las se­ña­les de trá­fi­co vi­si­bles Tam­bién mues­tra ad­ver­ten­cias de los sis­te­mas de asis­ten­cia al con­duc­tor y la na­ve­ga­ción. Y dis­pon­go de ilu­mi­na­ción de am­bien­te, con una se­lec­ción de 30 to­na­li­da­des di­fe­ren­tes.

EL VW TOUA­REG ME PI­DE DIS­FRU­TAR. El con­fort de mar­cha es muy ele­va­do, con un per­fec­to ais­la­mien­to del in­te­rior don­de ape­nas se sien­te el rui­do del mo­tor. Por ciu­dad, con sus 4,88 me­tros, es bas­tan­te ágil y ma­nio­bra­ble, gra­cias a sus 4 rue­das di­rec­tri­ces de se­rie y su bue­na vi­si­bi­li­dad en to­dos sus án­gu­los. Lle­go al por­tal de ca­sa. Los ni­ños ya me es­pe­ran. Nos va­mos al ae­ro­puer­to. El es­pa­cio con el que cuen­tan de­trás es sor­pren­den­te, y es que el ha­bi­tácu­lo es más an­cho que an­tes, so­bre to­do en las pla­zas tra­se­ras, lo mis­mo que la co­ta lon­gi­tu­di­nal, con mu­cho hue­co pa­ra las ro­di­llas, in­clu­so en la po­si­ción de ban­que­ta más avan­za­da —se pue­de des­pla­zar 15 cm pa­ra au­men­tar el vo­lu­men del ma­le­te­ro, de 515 li­tros, se­gún nues­tras me­di­cio­nes—. Del pi­so so­bre­sa­le el tú­nel de trans­mi­sión, pe­ro su an­chu­ra per­mi­te que el pa­sa­je­ro de la pla­za cen­tral apo­ye ahí sus pies, y la in­cli­na­ción del res­pal­do es gra­dua­ble.

Mis hi­jos ya sa­ben có­mo ajus­tar to­do a su gus­to: tem­pe­ra­tu­ra, res­pal­dos, asien­tos. Lle­va­mos mu­chas ma­le­tas, pe­ro el es­pa­cio no es pro­ble­ma. Yo sue­lo echar mano del ba­jo fon­do que me ofre­ce el ma­le­te­ro pa­ra guar­dar mis ob­je­tos más per­so­na­les. Les mi­ro por el es­pe­jo re­tro­vi­sor y es co­mo ver en sus fren­tes la pa­la­bra “co­nec­ti­vi­dad”. Me pi­den el te­lé­fono y lo co­nec­tan al sis­te­ma de in­foen­tre­te­ni­mien­to pa­ra ac­ce­der con to­tal fa­ci­li­dad a una gran can­ti­dad de apps a tra­vés de su pan­ta­lla tác­til, y a ju­gar. Y es que en el VW Toua­reg son de se­rie Car-Net y to­dos sus ser­vi­cios: App-Co­nect, Se­cu­rity & Service y Gui­de & In­form. Es­tá cla­ro que el nue­vo Toua­reg no ter­mi­na de sor­pren­der­les. A mí, tam­po­co.

MUY SE­GU­RO Me que­do con el asis­ten­te pa­ra atas­cos del Toua­reg. Ac­cio­na de ma­ne­ra au­to­má­ti­ca el ace­le­ra­dor y el freno y me man­tie­ne den­tro del ca­rril, de­jan­do una dis­tan­cia de se­gu­ri­dad con el res­to de vehícu­los.

Y TEC­NO­LÓ­GI­CO La tec­no­lo­gía Ap­pCon­nect y el sis­te­ma de na­ve­ga­ción “Dis­co­ver Pro”, que cuen­ta con una pan­ta­lla tác­til de 9,2 pul­ga­das y con­trol ges­tual, de se­rie en el Toua­reg.

MÁS ES­PA­CIO Cre­ce el ha­bi­tácu­lo, y se no­ta. Con la fun­ción Easy Open se ac­ce­de al ma­le­te­ro pa­ra guar­dar el equi­pa­je, mien­tras el por­tón se abre au­to­má­ti­ca­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.