HA­BLA­MOS CON...

Las ITV ya es­tán obli­ga­das a leer las OBD de los co­ches pa­ra com­pro­bar los sis­te­mas de emi­sio­nes. Ha­bla­mos con Ro­dri­go Ra­do­van, di­rec­tor de ex­pan­sión de TUV Rhein­land, en­ti­dad con más de 25 ITV en to­da Es­pa­ña.

Autopista - - ESTASEMANA - J. MO­RAL | au­to­pis­[email protected]

Ro­dri­go Ro­da­van, di­rec­tor de Ex­pan­sión de TUV Rhein­land, so­bre la nue­va nor­ma­ti­va de la ITV.

HA EN­TRA­DO EN VI­gor, des­de es­te pa­sa­do lu­nes 10 de sep­tiem­bre, la nue­va nor­ma­ti­va que obli­ga a las ITV a con­tar con nue­vos dis­po­si­ti­vos de lec­tu­ra de OBD en los co­ches, pa­ra com­pro­bar fi­nal­men­te si los sis­te­mas de emi­sio­nes fun­cio­nan co­rrec­ta­men­te o hay al­gún ti­po de ave­ría. Es la pri­me­ra me­di­da (lle­ga­rán más) de con­trol de la elec­tró­ni­ca en los au­to­mó­vi­les, y co­mo era de pre­ver es­tá ge­ne­ran­do mu­cha po­lé­mi­ca. ¿Có­mo afec­ta­rá a los usua­rios? ¿Pa­ga­re­mos más por las ITV?...

P ¿Có­mo afec­ta­rán exac­ta­men­te las nue­vas lec­tu­ras de OBD a los usua­rios? R

Se rea­li­za­rá la prue­ba/lec­tu­ra E-OBD a to­dos los vehícu­los fa­bri­ca­dos a par­tir de 2006 (vehícu­los li­ge­ros Eu­ro 5 y Eu­ro 6 y vehícu­los pe­sa­dos Eu­ro VI). La lec­tu­ra E-OBD cons­ti­tu­ye una prue­ba com­ple­men­ta­ria (no sus­ti­tu­ye) a las prue­bas con­ven­cio­na­les de ga­ses de emi­sión/opa­ci­dad, que se se­gui­rán rea­li­zan­do, adap­tán­do­las a las nue­vas tec­no­lo­gías. Úni­ca­men­te en el ca­so de ser re­cha­za­do el vehícu­lo por de­fec­tos en la lec­tu­ra de la cen­tra­li­ta E-OBD, el vehícu­lo po­drá ser re­cha­za­do sin ne­ce­si­dad de rea­li­za­ción de la prue­ba de emi­sio­nes.

P Mu­chas fuen­tes apun­tan a un no­ta­ble in­cre­men­to en el nú­me­ro de sus­pen­sos por emi­sio­nes, ¿tie­nen al­gu­na es­ti­ma­ción? R

De las me­di­das rea­li­za­das en nues­tras es­ta­cio­nes des­de ma­yo de es­te año has­ta aho­ra, no he­mos vis­to un in­cre­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo del nú­me­ro de vehícu­los que ha­brían po­di­do ser re­cha­za­dos. En es­te sen­ti­do reite­ra­mos que la lec­tu­ra E-OBD es una nue­va prue­ba com­ple­men­ta­ria a la de emi­sio­nes con­ven­cio­nal.

P Los fa­bri­can­tes fue­ron rea­cios des­de el prin­ci­pio a que las ITV “to­ca­ran sus co­ches”. ¿Han fa­ci­li­ta­da la im­plan­ta­ción?

La lec­tu­ra de la in­for­ma­ción con­te­ni­da en las cen­tra­li­tas de los vehícu­los (OBD) se rea­li­za me­dian­te có­di­gos aso­cia­dos a mal fun­cio­na­mien­to o ave­ría de los dis­tin­tos ele­men­tos que com­po­nen los di­fe­ren­tes sis­te­mas del vehícu­lo (sis­te­ma de se­gu­ri­dad ac­ti­va, sis­te­mas de se­gu­ri­dad pa­si­va, sis­te­mas de tra­ta­mien­to de ga­ses, etc.). Has­ta el mo­men­to, los úni­cos có­di­gos uti­li­za­dos por los fa­bri­can­tes pa­ra el che­queo de los sis­te­mas del vehícu­lo que se en­cuen­tran ar­mo­ni­za­dos (los mis­mos pa­ra to­dos los fa­bri­can­tes) son los co­rres­pon­dien­tes a los sis­te­ma de con­trol de emi­sio­nes (E-OBD), y só­lo pa­ra vehícu­los fa­bri­ca­dos con pos­te­rio­ri­dad a 2006. Por es­te mo­ti­vo la lec­tu­ra OBD en ITV se de­li­mi­ta a la lec­tu­ra de la par­te co­rres­pon­dien­te a los sis­te­mas de emi­sio­nes (E-OBD). Pa­ra po­der am­pliar el al­can­ce de es­tas lec­tu­ras a otras cen­tra­li­tas de los vehícu­los, an­tes de­be rea­li­zar­se el tra­ba­jo de ar­mo­ni­za­ción y le­gis­la­ción a ni­vel in­ter­na­cio­nal en­tre los fa­bri­can­tes.

P Pa­ra las nue­vas he­rra­mien­tas de diag­nós­ti­co, el cen­tro ITV de­be in­ver­tir. ¿Se en­ca­re­ce­rá la ITV pa­ra el usua­rio? Si es así, ¿cuál es la es­ti­ma­ción? R

La lec­tu­ra E-OBD es una nue­va prue­ba a rea­li­zar y, co­mo tal, los ope­ra­do­res de ITV he­mos te­ni­do que in­ver­tir en la com­pra de dis­po­si­ti­vos de lec­tu­ra OBD pa­ra to­das nues­tras es­ta­cio­nes e in­te­grar­los en el pro­ce­so de ins­pec­ción. En cuan­to a la va­ria­ción de ta­ri­fas, el te­ma es más com­ple­jo, ya que ca­da Co­mu­ni­dad Au­tó­no­ma, en fun­ción del ré­gi­men de mer­ca­do que tie­ne es­ta­ble­ci­do (ITV pú­bli­cas, con­ce­sión, au­to­ri­za­ción, li­bre mer­ca­do), de­fi­ne a su vez la for­ma en la que es­tas ta­ri­fas de­ben re­gu­lar­se. Co­mo TÜV Rhein­land, en las di­fe­ren­tes CCAA en las que ope­ra­mos no ha su­pues­to una va­ria­ción de las ta­ri­fas apli­ca­das.

P Y ade­más de en di­ne­ro, ¿afec­ta­rán las nue­vas prue­bas en tiem­po al usua­rio? ¿Cuán­to más po­dría tar­dar un cliente en pa­sar la nue­va ITV? R

En cuan­to al tiem­po de ins­pec­ción, de­be con­si­de­rar­se que al tra­tar­se de una prue­ba com­ple­men­ta­ria, es evi­den­te que ten­drá al­gún im­pac­to en el tiem­po de ins­pec­ción. Co­mo lec­tu­ra en sí mis­ma, es de­cir, una vez el dis­po­si­ti­vo lec­tor E-OBD es­tá co­nec­ta­do al vehícu­lo, el tiem­po pro­me­dio es­tá al­re­de­dor de 1 mi­nu­to. Es­te tiem­po pro­me­dio sí pue­de va­riar y por tan­to au­men­tar al­go más, en fun­ción de la ubi­ca­ción/

di­fi­cul­tad pa­ra ac­ce­der al puer­to de co­ne­xión OBD del vehícu­lo. Al­gu­nos fa­bri­can­tes lo­ca­li­zan el co­nec­tor OBD en ubi­ca­cio­nes al­go com­ple­jas y a ve­ces re­quie­ren ade­más al­gu­na ma­nio­bra pa­ra ac­ce­der, co­mo des­mon­tar una ta­pe­ta por ejem­plo.

P La nue­va nor­ma­ti­va tam­bién per­si­gue aca­bar con el frau­de. ¿Tie­nen ci­fras de cuán­to re­pre­sen­ta en Es­pa­ña?

R A nues­tro en­ten­der, es­pe­cí­fi­ca­men­te la lec­tu­ra de las cen­tra­li­tas E-OBD no tie­ne co­mo ob­je­ti­vo aca­bar con el frau­de, sino mo­der­ni­zar el pro­ce­so de ins­pec­ción pa­ra adap­tar­lo a nue­vas tec­no­lo­gías, ade­más de con­ti­nuar con el ob­je­ti­vo de pro­tec­ción el me­dio am­bien­te en for­ma de me­jor con­trol de los sis­te­mas de tra­ta­mien­to de emi­sio­nes de los vehícu­los. Si bien pue­den leer­se da­tos co­mo la dis­tan­cia o el tiem­po trans­cu­rri­do des­de el ul­ti­mo re­se­teo de las cen­tra­li­tas E-OBD (pues­ta a ce­ro), si­tua­cio­nes co­mo las co­no­ci­das co­mo Die­sel-ga­te no son ob­je­to ni pue­den ser de­tec­ta­das en ITV me­dian­te las lec­tu­ras que se rea­li­za­rán a par­tir de es­te pa­sa­do día 10 de sep­tiem­bre.

P Vehícu­los an­te­rio­res a 2006 no per­mi­ten ac­ce­der a los da­tos que mar­ca la nue­va ley. ¿Qué pa­sa­rá con ellos?

R La res­tric­ción pa­ra po­der rea­li­zar la prue­ba de lec­tu­ra E-OBD a vehícu­los fa­bri­ca­dos con an­te­rio­ri­dad a 2006 co­rres­pon­de a una li­mi­ta­ción téc­ni­ca. El ini­cio del uso e ins­ta­la­ción de cen­tra­li­tas elec­tró­ni­cas en sus vehícu­los va­ría en fun­ción de ca­da fa­bri­can­te, y los có­di­gos no son obli­ga­to­ria­men­te ar­mo­ni­za­dos has­ta aque­llos vehícu­los fa­bri­ca­dos con pos­te­rio­ri­dad a 2006 en tér­mi­nos ge­ne­ra­les. Sen­ci­lla­men­te, las prue­bas se adap­tan a las con­di­cio­nes y nor­ma­ti­va de fa­bri­ca­ción de ca­da mo­men­to, co­mo pa­só por ejem­plo con la obli­ga­to­rie­dad de ins­ta­la­ción de cin­tu­ro­nes de se­gu­ri­dad pa­ra to­das las pla­zas de pa­sa­je­ros en tu­ris­mos.

Los equi­pos de lec­tu­ra OBD pa­ra ITVs di­fie­ren de los equi­pos de diag­nós­ti­co con­ven­cio­na­les uti­li­za­dos en ta­lle­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.