PEU­GEOT 508 SW

¿Quién di­jo que un fa­mi­liar tie­ne que ser abu­rri­do? En Peu­geot re­in­ter­pre­tan el con­cep­to wa­gon pa­ra do­tar­le de di­na­mis­mo es­té­ti­co sin ape­nas re­nun­ciar a cua­li­da­des prác­ti­cas.

Autopista - - ESTASEMANA - JUAN CAR­LOS PA­YO | jc­pa­[email protected] FO­TOS: PEU­GEOT

En Peu­geot re­in­ter­pre­tan el con­cep­to wa­gon pa­ra do­tar­le de di­na­mis­mo es­té­ti­co sin ape­nas re­nun­ciar a cua­li­da­des prác­ti­cas.

NO ES EL SEG­MEN­TO DE LOS FA­MI­LIA­RES san­to de la de­vo­ción del clien­te es­pa­ñol – Ale­ma­nia co­pa el 40 por cien­to de las ven­tas en Eu­ro­pa-. Qui­zás con mo­de­los co­mo es­te nue­vo 508 SW las co­sas co­mien­cen a cam­biar, igual que po­drá su­ce­der con to­dos esos fa­mi­lia­res con ca­rác­ter y per­so­na­li­dad que em­pie­zan a lle­gar a nues­tro mer­ca­do – más en el cor­te de los Shoo­ting Bra­ke con el di­na­mis­mo di­fe­ren­cia­dor es­té­ti­co por ban­de­ra-. Es­ta de­cli­na­ción SW del 508 man­tie­ne to­da la po­ten­cia es­ti­lís­ti­ca del fron­tal de la ber­li­na, pe­ro con mu­cho carisma visual en el tra­ba­jo de la par­te tra­se­ra –se lo­gra un no­ta­ble efec­to de an­chu­ra de la ca­rro­ce­ría gra­cias a la ti­ra os­cu­ra ho­ri­zon­tal que ter­mi­na en unas lla­ma­ti­vas óp­ti­cas-. Pre­su­men sus creadores de ha­ber lo­gra­do la ber­li­na fa­mi­liar con la ca­rro­ce­ría más ba­ja del mer­ca­do -1,42 me­tros- pa­ra dar­le ese ai­re di­ná­mi­co y que se tra­du­ce tam­bién en un me­jor ro­dar gra­cias a su más ba­jo cen­tro de gra­ve­dad. Si­gue el

Peu­geot 508 SW be­ne­fi­cián­do­se de las puer­tas sin mar­co tan ca­rac­te­rís­ti­cas del Peu­geot 508 ber­li­na pa­ra que la vis­ta la­te­ral sea más di­ná­mi­ca, alar­gan­do la su­per­fi­cie acris­ta­la­da has­ta muy atrás a cos­ta de per­der pre­sen­cia el pi­lar B, más coupé, me­nos con­ven­cio­nal…

MÁS ES­PA­CIO­SO... Na­da que no te ha­ya­mos con­ta­do an­tes re­fi­rién­do­nos al Peu­geot 508 en cuan­to a sal­pi­ca­de­ro, po­si­ción de con­duc­ción y es­pa­cio de­lan­te­ro. El con­duc­tor con­ti­núa yen­do muy en­vuel­to, don­de el i-cock­pit si­gue sien­do un ele­men­to di­fe­ren­cia­dor gra­cias a la com­bi­na­ción –aquí per­fec­ta­men­te re­suel­ta- de vo­lan­te pe­que­ño, cua­dro de man­dos fron­tal ele­va­do y pan­ta­lla mul­ti­fun­ción ele­va­da en la con­so­la cen­tral aso­cia­da a esas lla­ma­ti­vas te­clas pa­ra pi­lo­tar los me­nús prin­ci­pa­les de con­fort y co­nec­ti­vi­dad. To­do ello, con no­ta­bles ca­li­da­des y ex­ce­len­tes aca­ba­dos. De­trás, subimos la no­ta en cuan­to a es­pa­cio de ca­be­zas que an­tes cri­ti­cá­ba­mos al re­fe­rir­nos al Peu­geot 508 ber­li­na. Aquí un adul­to de 1,8 me­tros en­tra so­bra­do, con su­fi­cien­te es­pa­cio tam­bién pa­ra ro­di­llas y con un tú­nel cen­tral no ex­ce­si­va­men­te in­tru­si­vo pa­ra po­der apro­ve­char la quin­ta pla­za sin ex­ce­si­vas in­co­mo­di­da­des cuan­do la ne­ce­si­te­mos. Tam­bién es re­se­ña­ble la ele­va­da po­si­ción que adop­tan los ocu­pan­tes tra­se­ros del Peu­geot 508 SW y la vi­si­bi­li­dad la­te­ral me­jo­ra­da por el dis­tin­to cor­te de cha­pa ca­mino del pi­lar C. Eso sí la ma­nio­bra de ac­ce­so pue­de re­que­rir­te un cier­to cui­da­do si tu al­tu­ra es al­ta pa­ra no im­pac­tar con el mon­tan­te su­pe­rior del te­cho –te re­cor­da­mos la re­du­ci­da al­tu­ra del con­jun­to- o al des­cen­der pa­ra no man­char­te al ser obli­ga­to­rio que tu ge­me­lo se apo­ye en la ba­se de la ca­rro­ce­ría pa­ra fa­ci­li­tar es­ta ma­nio­bra.

El Peu­geot 508 SW anun­cia 530 li­tros de ma­le­te­ro, 43 más que el Peu­geot 508 ber­li­na aun­que por de­ba­jo de los

610 li­tros que pu­bli­ci­ta su her­mano Peu­geot 308 SW –en es­te ca­so aso­cia­do a una ca­rro­ce­ría de 4,58 me­tros fren­te a los 4,79 me­tros de lon­gi­tud del Peu­geot 508 SW-. Eso sí, bo­ca de car­ga ba­ja pa­ra fa­ci­li­tar la car­ga/des­car­ga, y for­mas muy re­gu­la­res. En ma­te­ria me­cá­ni­ca, mis­mas mo­to­ri­za­cio­nes que las que pre­sen­ta la ber­li­na. Dos op­cio­nes de ga­so­li­na con 180 y 225 CV, y tres Die­sel con 130, 160 y 180 CV. He­mos te­ni­do opor­tu­ni­dad de con­du­cir la va­rian­te de 180 CV ga­so­li­na –has­ta aho­ra so­lo ha­bía­mos con­du­ci­do el 225 CV- y se mues­tra co­mo un mo­tor más que su­fi­cien­te pa­ra mo­ver una ca­rro­ce­ría de 1.460 ki­los, in­clu­so di­ría­mos que no se no­tan esos 45 ca­ba­llos me­nos que en la ver­sión más po­ten­te, por­que es­te Peu­geot 508 SW Pu­retech 180 con el cam­bio au­to­má­ti­co de ocho re­la­cio­nes an­da y mu­cho, cur­vea de ma­ra­vi­lla en ca­rre­te­ras ra­to­ne­ras, con una di­rec­ción muy pre­ci­sa, sin dar nun­ca la sen­sa­ción de que es­ta­mos con­du­cien­do una ca­rro­ce­ría fa­mi­liar… Tam­bién son tres las po­si­bi­li­da­des de con­fi­gu­ra­ción de com­por­ta­mien­to bus­can­do aten­der ne­ce­si­da­des de ca­da con­duc­tor –con­fort, eco y sport- y en ma­te­ria de sus­pen­sión des­ta­ca­ría­mos có­mo se tra­ga los guar­dias tum­ba­dos sin ape­nas re­bo­tes, in­clu­so cuan­do por des­cui­do los afron­tas al­go más rá­pi­do de lo de­bi­do… El nue­vo Peu­geot 508 SW co­men­za­rá a ven­der­se en nues­tro país en mar­zo de 2019. Pa­ra el hí­bri­do en­chu­fa­ble con 225 CV y 50 km de au­to­no­mía eléc­tri­ca ten­drás que es­pe­rar al se­gun­do se­mes­tre del año pró­xi­mo.

ES­TI­LO­SO SW El im­pac­to es­té­ti­co del 508 ber­li­na se man­tie­ne en el fa­mi­liar, con mu­cho tra­ba­jo es­ti­lís­ti­co en el tres cuar­tos tra­se­ro.

ME­JOR QUE LA BER­LI­NA Nos re­fe­ri­mos a al­tu­ra pa­ra los ocu­pan­tes en las pla­zas tra­se­ras que cre­ce en cua­tro cen­tí­me­tros y 43 li­tros en ma­le­te­ro fren­te al 508 ber­li­na. Fren­te al 508 SW an­te­rior, 30 li­tros me­nos de ma­le­te­ro.

TE SO­NA­RÁ... In­te­rior co­no­ci­do, con mul­ti­tud de ele­men­tos di­fe­ren­cia­do­res fren­te a otras ber­li­nas más con­ven­cio­na­les. Mu­cho di­se­ño y ca­li­dad.

NO­TA­BLE COM­POR­TA­MIEN­TO En es­te fa­mi­liar ba­jo no sen­ti­rás que con­du­ces un co­che vo­lu­mi­no­so. El ga­so­li­na 180 CV, no­ta­ble en em­pu­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.