LAS RA­ZO­NES DE UN ÉXI­TO

Autopista - - MAGAZINECAR -

1

El ren­di­mien­to lu­mí­ni­co es me­jor que el de otras fuen­tes de luz. Hoy, por ejem­plo, un Seat Ta­rra­co al­can­za 38,6 lm/w, pe­ro ya se es­pe­ra al­can­zar en el fu­tu­ro 100. Y eso es cla­ve no só­lo pa­ra re­ba­jar el con­su­mo o el CO2 emi­ti­do, sino pa­ra dar más ki­ló­me­tros de au­to­no­mía a los co­ches elec­tri­fi­ca­dos.

2

La tem­pe­ra­tu­ra de co­lor es muy pró­xi­ma a la luz de un día cla­ro, lo que re­du­ce mu­cho la fa­ti­ga ocu­lar. Si los xe­nón se que­da­ban en 4.000 kel­vin y una ha­ló­ge­na aún en me­nos, 3.200; los leds alcanzan los 5.500 kel­vin.

3

Su du­ra­ción es al­ta, de mo­do que no se ha­ce ne­ce­sa­rio lle­var re­pues­to pa­ra ellos. Ade­más, los fa­bri­can­tes ha­cen que esos leds no sean en nin­gún ca­so des­mon­ta­bles: to­do lo más, pue­de ser po­si­ble sus­ti­tuir los mo­to­res que los mue­ven ver­ti­cal­men­te.

4

Per­mi­ten una fle­xi­bi­li­dad enor­me en el di­se­ño de los fa­ros o pi­lo­tos, ade­más de efec­tos di­ná­mi­cos. Su ram­pa de en­cen­di­do es tan rá­pi­da que prác­ti­ca­men­te no se apre­cia, pues en dé­ci­mas de se­gun­do es­tán apor­tan­do el má­xi­mo de luz.

5

El pre­cio es cla­ve. Hoy cues­tan mu­chí­si­mo me­nos que cual­quier otra fuen­te de luz y el en­ca­re­ci­mien­to só­lo responde a las óp­ti­cas. Es­tas con cla­ve pa­ra el tra­ba­jo con es­tos dio­dos y el tra­ba­jo con ellas es­tá la evo­lu­ción de es­te ti­po de fa­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.