EL CA­RIS­MA DE FER­NAN­DO ALON­SO

Hay al­go que no fun­cio­na en el for­ma­to de la F1 ac­tual cuan­do dos pi­lo­tos de la ta­lla de Fer­nan­do Alon­so y Es­te­ban Ocon se que­dan fue­ra del cam­peo­na­to.

Autopista - - ESTASEMANA - JO­SÉ Mª RU­BIO | au­to­pis­[email protected]

Las ci­tas de­por­ti­vas a las que acu­de Alon­so des­pier­tan el má­xi­mo in­te­rés en­tre to­dos sus se­gui­do­res.

QUÉ DOS PI­LO­TOS DE SU CA­LI­DAD es­tén fue­ra de la má­xi­ma com­pe­ti­ción, es­pe­ran­do vol­ver en 2020, re­fle­ja que hay al­go que no se es­tá ha­cien­do bien. Ber­nie Ec­cles­to­ne nun­ca hu­bie­ra per­mi­ti­do que eso su­ce­die­ra por el bien de la ca­te­go­ría. Si es una com­pe­ti­ción en la que es­tán los me­jo­res del mun­do y no es­tán ellos hay al­go que fa­lla.

La reali­dad es que al fran­cés le to­ca es­tar en el si­mu­la­dor de Mer­ce­des y a Fer­nan­do dan­do vuel­tas por el mun­do ma­ra­vi­llan­do a to­dos y ele­van­do las au­dien­cias de otras ca­te­go­rías a ín­di­ces que nun­ca hu­bie­ran so­ña­do. Ya pa­só en las 500 mi­llas de In­dia­ná­po­lis en 2017, que con ser una ca­rre­ra mí­ti­ca en to­do el mun­do, al­can­zó ci­fras de au­dien­cia que nun­ca an­tes ha­bía te­ni­do. Pe­ro no so­lo eso, sino que To­yo­ta dio el gran pe­lo­ta­zo fi­chan­do a Fer­nan­do pa­ra co­rrer el WEC, cam­peo­na­to que sa­lió de su le­tar­go te­le­vi­si­vo des­de que Alon­so par­ti­ci­pó en la pri­me­ra prue­ba en Spa el año pa­sa­do.

A POR OTROS RE­TOS. El desas­tre de McLa­ren lle­vó al as­tu­riano a in­ten­tar otros re­tos y a que­rer con­ver­tir­se en el pi­lo­to más com­ple­to de to­dos los tiem­pos. Pa­ra ser el pi­lo­to “to­tal” a la an­ti­gua usan­za Fer­nan­do de­be ga­nar en to­das las ca­te­go­rías que se lo pro­pon­ga y lle­va ca­mino de ello. Co­no­cien­do al as­tu­riano, la tri­ple co­ro­na no le bas­ta, aun­que no lo di­ga y es que él quie­re ser úni­co e irre­pe­ti­ble y lo va con­si­guien­do po­co a po­co. Al­can­zar hi­tos que otros ya tie­nen no le bas­ta. A él no le gus­ta ser se­gun­do y la tri­ple co­ro­na ya tie­ne un due­ño, Graham Hill, por lo que en el me­jor de los ca­sos es­te año po­dría igua­lar­se a él, pe­ro no se­ría el úni­co, y en con­se­cuen­cia eso en su fue­ro in­terno es­ta­rá bien si lo con­si­gue, pe­ro no le sa­tis­fa­ce ple­na­men­te.

Ser el úni­co cam­peón del Mun­do de F1 que ha ga­na­do las 24H de Day­to­na sí que le su­pu­so una enor­me sa­tis­fac­ción y lo dis­fru­tó al má­xi­mo. Lo com­par­tió en las re­des so­cia­les de for­ma cons­tan­te a lo lar­go de to­do el fin de se­ma­na. Day­to­na ya tu­vo una eclo­sión en su po­pu­la­ri­dad el año pa­sa­do con la pre­sen­cia de Alon­so, aun­que no te­nía po­si­bi­li­da­des de ga­nar. Es­te año se dis­pa­ra­ron to­das las au­dien­cias y las te­le­vi­sio­nes tu­vie­ron sus me­jo­res re­sul­ta­dos de la his­to­ria en las 24 de Flo­ri­da.

En Es­pa­ña, la ca­rre­ra era de pa­go, pe­ro fue se­gui­da ma­si­va­men­te por cien­tos de mi­les de afi­cio­na­dos que des­cu­brie­ron la uti­li­dad de las VPN en sus or­de­na­do-

res y lo pu­die­ron se­guir por el ca­nal de te­le­vi­sión de IMSA sin nin­gún pro­ble­ma. Hu­bo mu­chos si­tios en los que las 24H de Day­to­na fue una fies­ta to­tal, con el or­de­na­dor co­nec­ta­do a la TV don­de se po­dían ver la ca­rre­ra en for­ma­to gi­gan­te y mu­cha gen­te hi­zo ne­go­cio con ello te­nien­do los lo­ca­les ates­ta­dos las 24H en una es­pe­cie de pa­se pri­va­do. To­do va­lía pa­ra ver a Alon­so y so­bre to­do ha­cer­lo gra­tis era una sa­tis­fac­ción aña­di­da.

La ca­rre­ra fue épi­ca, co­mo to­das las ges­tas del as­tu­riano, y ga­nó co­mo le gus­ta ha­cer­lo, en la pis­ta, en unas con­di­cio­nes muy com­pli­ca­das y li­de­ran­do a su equi­po. Day­to­na co­mo Le Mans ya es his­to­ria tam­bién pa­ra el es­pa­ñol y quie­re más, el tí­tu­lo del WEC e Indy es­tán en su agen­da 2019. TO­YO­TA NO LE DE­JA­RÁ COM­PLE­TAR UNA GES­TA, QUE SÍ IN­TEN­TA­RÁ AN­TO­NIO GAR­CÍA. Alon­so co­men­zó su ca­mino en bus­ca del “pi­lo­to to­tal” y Day­to­na ha si­do otro pel­da­ño en su his­to­ria pa­ra ser el más com­ple­to. Le Mans ya es­tá en el ca­jón y el tro­feo en su mu­seo, pe­ro el as­tu­riano tie­ne una es­pi­na cla­va­da es­te año y no sé có­mo lo va a di­ge­rir en su fue­ro in­terno.

Fer­nan­do que­ría cul­mi­nar otra ges­ta par­ti­ci­pan­do en un mis­mo fin de se­ma­na en los 1000 km del WEC en Se­bring con To­yo­ta, que se dispu­ta el vier­nes 15 de mar­zo y par­ti­ci­par tam­bién en la ca­rre­ra de IMSA, que son las pres­ti­gio­sas 12 Ho­ras el sá­ba­do 16 con el Ca­di­llac de Day­to­na. To­yo­ta prohi­bió a sus pi­lo­tos, ya que Ko­ba­yas­hi hu­bie­se he­cho equi­po con Alon­so, par­ti­ci­par en la prue­ba de IMSA.

Quien sí es­tá ins­cri­to en am­bas prue­bas es An­to­nio Gar­cía que va a te­ner en Se­bring uno de los fi­nes de se­ma­na más aje­trea­dos de su ca­rre­ra de­pòr­ti­va. La ges­ta de Alon­so era in­ten­tar ga­nar las dos ca­rre­ras. An­to­nio as­pi­ra a ga­nar su ca­te­go­ría. Fer­nan­do que­ría afron­tar ese nue­vo re­to en su ca­rre­ra de­por­ti­va. La de­ci­sión de To­yo­ta, co­mo otras que han to­ma­do es­te año, es di­fí­cil­men­te com­pren­si­ble.

QUIE­RE SER EL PI­LO­TO MÁS COM­PLE­TO DE TO­DOS LOS TIEM­POS

FO­TOS: AGEN­CIAS

CON­FI­DEN­TES Zak Brown, CEO de McLa­ren F1, ha si­do el me­jor alia­do del pi­lo­to es­pa­ñol. Pue­de es­tar or­gu­llo­so de ha­ber con­tri­bui­do a que Fer­nan­do agran­de su le­yen­da más allá de la F1.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.