CON­SUL­TAS ex­press

Es­tas son las res­pues­tas a las con­sul­tas más in­tere­san­tes que nos han lle­ga­do es­ta se­ma­na.

Autopista - - ELFORO -

De fre­nos a pol­vo

Ha­ce al­gún tiem­po ha­bla­ron ya en es­ta sec­ción de unos fre­nos re­ser­va­dos a los Pors­che, que ape­nas se des­gas­ta­ban. Des­pués de leer que ca­si la ter­ce­ra par­te de las emi­sio­nes de par­tí­cu­las son de­bi­das al des­gas­te de las pas­ti­llas y de los neu­má­ti­cos de los vehícu­los, ¿no creen que se de­be­rían pro­mo­ver es­te ti­po de dis­cos y pas­ti­llas de los que na­die ha­bla? Ha­blar, se ha­bla (o se es­cri­be), da­do que con­fie­sas que lo has vis­to aquí. Tie­nes ra­zón en que no se sa­be mu­cho más, no se ha­ce rui­do me­diá­ti­co, en­tien­do que se de­be más al cos­te de pro­duc­ción de una su­per­fi­cie de dis­co tan re­sis­ten­te, no por fal­ta de in­te­rés. Y el pre­cio de la op­ción en Pors­che -la mar­ca que lo uti­li­za- es­tá so­lo a mi­tad de ca­mino de lo que en­ca­re­ce un freno car­bo­ce­rá­mi­co, va­rios mi­les de eu­ros (a co­che nue­vo). Re­sul­ta im­por­tan­te el da­to que apuntas (que un ter­cio de las par­tí­cu­las que emi­ten los vehícu­los no las pro­du­ce el mo­tor de com­bus­tión), re­ve­la­dor del in­te­rés de es­ta tec­no­lo­gía, que evi­ta­ría has­ta el 90 por cien­to de las par­tí­cu­las que emi­ten los fre­nos. Es­te ti­po de fre­nos (iDisc es el nom­bre co­mer­cial que le ha da­do Bosch) no ten­drán mu­cho pre­di­ca­men­to mien­tras no ba­jen los pre­cios -los cos­tes de dis­cos y pas­ti­llas son con­su­mi­bles re­la­ti­va­men­te ba­ra­tos-, por­que su ma­yor lon­ge­vi­dad tam­po­co con­si­gue lle­gar a un pun­to de equi­li­brio eco­nó­mi­co. La otra vía pa­ra la di­fu­sión del iDisc se­ría que la le­gis­la­ción con­si­de­ra­se las emi­sio­nes de par­tí­cu­las de to­do el vehícu­lo, en lu­gar de me­dir so­lo las que se ex­pul­san por el tu­bo de es­ca­pe. En­ton­ces po­drían te­ner mu­cho más sen­ti­do pa­ra los fa­bri­can­tes in­cor­po­rar­los, aun­que es cier­to que la pro­li­fe­ra­ción de los co­ches elec­tri­fi­ca­dos, con su al­ta par­ti­ci­pa­ción de fre­na­do eléc­tri­co, po­dría tam­bién com­pen­sar­lo (an­tes ha­bría que de­fi­nir tam­bién có­mo se­rían esos ci­clos que mi­die­ran las emi­sio­nes men­cio­na­das du­ran­te el pro­pio ro­da­je y en la fre­na­da). Se­gún Bosch, esos dis­cos con una ca­pa de car­bu­ro de tungs­teno ten­drían una me­jor res­pues­ta des­pués de no ha­ber si­do uti­li­za­dos -pro­pio de los eléc­tri­cos-, por­que evi­ta la de­po­si­ción de una ca­pa fi­ní­si­ma de co­rro­sión que im­pi­de buen mor­dien­te y fre­na­do ini­cia­les. ¿Ra­zón su­fi­cien­te pa­ra que lo vea­mos en el eléc­tri­co? Com­pli­ca­do, por­que el pre­cio no com­pen­sa­rá. Ni si­quie­ra te­nien­do en cuen­ta que no ha­brá que lim­piar las llan­tas tan a me­nu­do, ni con lí­qui­dos agre­si­vos, aun­que va­ya us­ted a sa­ber, si en un fu­tu­ro se me mi­ra la con­ta­mi­na­ción del co­che has­ta es­te de­ta­lle, al­go que mu­chos sig­nos ex­ter­nos ha­cer pen­sar que sí, has­ta el lí­mi­te de es­tran­gu­lar­lo...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.