Ni de­pri­sa, ni des­pa­cio

Autopista - - CON EL SEAT TARRACO POR MARRUECOS -

Pa­ra en­fren­tar­nos a las du­nas, el pi­lo­to Jor­di Ge­né y em­ba­ja­dor de Seat nos acon­se­ja ele­var un po­co la al­tu­ra de la ban­que­ta, siem­pre guar­dan­do una se­gu­ri­dad con el te­cho. Es muy im­por­tan­te ver qué es lo que hay detr s de una du­na. na de las di­fi­cul­ta­des en la con­duc­ción es que te tie­nes que an­ti­ci­par mu­cho, mi­rar le­jos y apren­der a leer el te­rreno con el que te vas a en­fren­tar. En velocidad, ni mu­cha ni po­ca. Cuan­to más rá­pi­do vas en las du­nas, más al­to lle­vas el co­che, m s otas por en­ci­ma y me­nos te hun­des, pe­ro si te pa­sas de velocidad co­mien­zas a te­ner los pro­ble­mas de im­pac­tos con el suelo. En­con­trar es­te equi­li­brio de velocidad en la que no vas ni de­ma­sia­do des­pa­cio ni de­ma­sia­do de­pri­sa te lo va dan­do la ex­pe­rien­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.