PORS­CHE TAY­CAN TUR­BO S

Es rá­pi­do y si­len­cio­so, lo sien­tes pe­ro no lo es­cu­chas, así es el pri­mer de­por­ti­vo de ce­ro emi­sio­nes de Pors­che. Co­mo ar­gu­men­to de mar­ke­ting es per­fec­to pe­ro… ¿Se­rá un au­tén­ti­co Pors­che?

Autopista - - ESTA SEMANA - DANIEL CUA­DRA­DO | dcua­dra­[email protected]

Rá­pi­do y si­len­cio­so. Así es el pri­mer de­por­ti­vo ce­ro emi­sio­nes de Pors­che, el Tay­can Tur­bo S. ¿Se­rá un au­tén­ti­co Pors­che?

PORS­CHE EN­TRA EN UNA NUE­VA era. Lo hi­zo cuan­do creó el 911, re­pi­tió con los mo­de­los de mo­tor de­lan­te­ro, se ac­tua­li­zó al su­bir­se a los SUV, no du­dó al ha­cer Die­sel y más tar­de en­tró en la era hí­bri­da... ¿He­re­jías? El 911 es por lo que se la co­no­ce, los SUV pu­sie­ron la com­pa­ñía en nú­me­ros ne­gros, el Die­sel la po­pu­la­ri­zó y con los hí­bri­dos has­ta ga­nó en Le Mans y el WEC. Aho­ra una nue­va y obli­ga­da con­cien­cia eco­ló­gi­ca le lle­va a crear su pri­mer eléc­tri­co. El Tay­can no sus­ti­tu­ye a na­da, ni si­quie­ra al Panamera. Es al­ter­na­ti­va a lo que hay y una ex­cu­sa per­fec­ta pa­ra po­der se­guir ven­dien­do 911, ya que a las mar­cas se las juz­ga por las emi­sio­nes glo­ba­les.

Lo pri­me­ro que lla­ma la aten­ción del Tay­can es que es un Pors­che. Sí, pue­de pa­re­cer al­go ob­vio, pe­ro es que es la pri­me­ra vez que me subo en eléc­tri­co y sien­to el ADN de la mar­ca. Qui­tan­do los Tes­la, que tie­nen su pro­pia ge­né­ti­ca des­de el ini­cio, en el res­to de co­ches eléc­tri­cos del mer­ca­do me he en­con­tra­do un me­dio de trans­por­te agra­da­ble, sen­ci­llo y has­ta lu­jo­so o rá­pi­do en al­gu­nos ca­sos, pe­ro en nin­guno ha­bía te­ni­do la sen­sa­ción de "co­che nor­mal" y, so­bre to­do, de­por­ti­vo. Y di­go nor­mal por­que en to­dos sien­tes que es­tás subido en al­go di­fe­ren­te, pues­to que el fun­cio­na­mien­to de su tec­no­lo­gía es­tá por en­ci­ma de lo que la mar­ca o el mo­de­lo ha trans­mi­ti­do siem­pre. Sin em­bar­go en el Tay­can, tras pa­sar la ló­gi­ca pri­me­ra im­pre­sión de la no­ve­dad, he sen­ti­do que es­ta­ba con­du­cien­do un Pors­che.

La mar­ca em­pie­za la ca­sa por el te­ja­do, ofre­cien­do pri­me­ro las ver­sio­nes más po­ten­tes. Na­cen así el Tay­can Tur­bo y el Tur­bo S. Sí, tie­nes razón, son eléc­tri­cos y ¡no tie­nen tur­bo! Es­ta de­no­mi­na­ción ya se con­si­de­ra una mar­ca que in­di­ca que ha­brá ver­sio

nes más bá­si­cas, con las tra­di­cio­na­les de­no­mi­na­cio­nes Tay­can, Tay­can S, GTS… en las que cam­bia la po­ten­cia y el sis­te­ma de trac­ción, que aho­ra es to­tal; ac­tual­men­te to­dos los 911, sal­vo el GT3, lle­van mo­to­res tur­bo, pe­ro só­lo hay dos con ese ape­lli­do. Pró­xi­ma­men­te ve­re­mos el Tay­can Cross Tu­ris­mo, con la par­te tra­se­ra más ele­va­da y ma­yor al­tu­ra li­bre al sue­lo, po­si­ble­men­te en 2021. PO­TEN­TES. El Tur­bo ofre­ce 680 CV y el Tur­bo S 761 CV. Ha­blan­do con pro­pie­dad, tie­nen 500 y 560 kW res­pec­ti­va­men­te. Lle­van un mo­tor en ca­da tren, con una ca­ja de cam­bios de dos mar­chas en el tra­se­ro, que ade­más cuen­ta con di­fe­ren­cial au­to­blo­can­te me­cá­ni­co. A 260 km/h gi­ran am­bos a 16.000 rpm, y a 130 km/h el de­lan­te­ro a 8.000 rpm y el tra­se­ro a 16.000 rpm, por­que va en pri­me­ra ve­lo­ci­dad, en el mo­do Sport Plus, cla­ro. La sus­pen­sión es neu­má­ti­ca y cuen­tan con un po­ten­te equi­po de fre­nos, sub­ra­ya­do por un sis­te­ma de re­cu­pe­ra­ción de ener­gía ca­paz de re­cu­pe­rar la frio­le­ra de 275 kW. Pe­sa 2.295 kg, lo que le de­ja una re­la­ción de 3,75 kg/CV en el Tur­bo y 3,02 kg/CV en el Tur­bo S (pe­sa 10 kg más). Cuan­do pa­seas o te mue­ves por ciu­dad, no los sien­tes muy dis­tin­tos de cual­quier otro eléc­tri­co, sal­vo por el lu­jo in­te­rior, ma­te­ria­les, etc, pe­ro en el fon­do no hay di­fe­ren­cia. Sí no­tas que el freno es el de un co­che nor­mal, con la mor­dien­te ha­bi­tual en la ca­sa, pe­ro sin que ha­ga na­da di­fe­ren­te a pe­sar con­tar con los dos sis­te­mas de fre­na­do, el re­ge­ne­ra­ti­vo y el con­ven­cio­nal. Cuen­ta con los ha­bi­tua­les mo­dos de con­duc­ción nor­mal, Sport,

Sport Plus e In­di­vi­dual, a los que aña­de el Ran­ge. En to­dos ellos se ac­túa so­bre di­rec­ción, ace­le­ra­dor, sus­pen­sión, sis­te­ma de fre­na­do o ac­ce­so­rios de ma­ne­ras bien dis­tin­tas. En Sport y Sport Plus se bus­ca la má­xi­ma de­por­ti­vi­dad, en el Ran­ge la má­xi­ma au­to­no­mía.

Es có­mo­do, muy fá­cil de con­du­cir y tre­men­da­men­te rá­pi­do. Per­mi­te ele­gir dos so­ni­dos de mo­tor, el si­len­cio­so y el que se ac­ti­va con el Sport Plus, que es un cu­rio­so rui­do eléc­tri­co con tin­tes de­por­ti­vos. No sé bien có­mo des­cri­bir­lo, pe­ro sue­na den­tro y fue­ra del ha­bi­tácu­lo y trans­mi­te al­go de pa­sión, siem­pre muy le­jos de lo que pue­de ser un V8 o un 6 bó­xer, cla­ro. La di­rec­ción siem­pre es obe­dien­te, al mar­gen del rit­mo al que se cir­cu­le. En vías rá­pi­das se mue

ve con ma­yor sol­tu­ra que un Panamera y en ciu­dad tie­ne la agi­li­dad que le otor­ga un in­me­dia­to y con­tun­den­te par. En ca­rre­te­ra de cur­vas se dis­fru­ta mu­cho, con un com­por­ta­mien­to de muy al­to ni­vel; tie­ne el cen­tro de gra­ve­dad más ba­jo que un 911 y un ex­ce­len­te re­par­to de pe­sos, y eso se no­ta. La ca­pa­ci­dad de trac­ción es su­bli­me, pues­to que en los eléc­tri­cos de dos mo­to­res es más rá­pi­do y fá­cil de ha­cer­lo que con un sis­te­ma con co­ne­xión me­cá­ni­ca tra­di­cio­nal. Per­mi­te des­co­nec­tar to­das las ayu­das y ha­cer dia­blu­ras con él sin que se re­sien­ta na­da en su me­cá­ni­ca. Du­ran­te la ru­ta de dos días pu­de ha­cer una me­dia de 300 ki­ló­me­tros dia­rios, sa­can­do con­su­mos que ron­da­ban los 23 kWh/100 km. Hi­ce ca­rre­te­ra de mon­ta­ña a buen rit­mo, au­to­pis­tas muy por en­ci­ma de la ve­lo­ci­dad per­mi­ti­da en Es­pa­ña y bas­tan­tes ki­ló­me­tros de atas­co.

La vi­da a bor­do es agra­da­ble. To­do el sal­pi­ca­de­ro es­tá lleno de pan­ta­llas, con dos pa­ra el con­duc­tor y una pa­ra el acom­pa­ñan­te. De­trás hay es­pa­cio pa­ra que dos adul­tos via­jen có­mo­dos y se res­pi­ra el ha­bi­tual lu­jo de la mar­ca. Co­mo buen Pors­che, la lista de ele­men­tos de per­so­na­li­za­ción in­te­rior y ex­te­rior es in­ter­mi­na­ble. De­lan­te tie­ne un pe­que­ño hue­co pa­ra al­ber­gar los ca­bles y de­trás un ma­le­te­ro de 366 li­tros, no muy gran­de da­do el ta­ma­ño del co­che. Los pre­cios pa­ra Es­pa­ña son de 155.648 eu­ros el Tur­bo y 189.528 eu­ros el Tur­bo S.

CON­FOR­TA­BLE Dis­fru­ta de cua­tro có­mo­das pla­zas. Más ade­lan­te se po­drá ofre­cer ver­sión de cin­co pla­zas. Los asien­tos son bue­nos y la ca­li­dad de los ma­te­ria­les es de pri­mer ni­vel.

TUR­BO Y TUR­BO S Ha co­men­za­do por la par­te al­ta. Más ade­lan­te lle­ga­rán ver­sio­nes me­nos po­ten­tes y con la po­si­bi­li­dad de dis­tin­to sis­te­ma de trac­ción.

DE­POR­TI­VI­DAD Ace­le­rar a fon­do en el mo­do Sport Plus de­ja sen­sa­cio­nes de ul­tra­de­por­ti­vo. El chasis es­tá a la al­tu­ra en to­do mo­men­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.