DS 9

Du­ran­te el se­gun­do se­mes­tre de 2020 lle­ga­rá al mer­ca­do el nue­vo DS 9. Una nueva ber­li­na que bri­lla­rá con luz pro­pia co­mo ya lo hi­zo ha­ce 65 años el DS (Ci­troën) “Ti­bu­rón” y más re­cien­te­men­te el DS 5.

Autopista - - ESTA SEMANA - SYL­VIA LON­GÁS | au­to­pis­ta@mpib.es FOTOS: MC/DS

Du­ran­te el se­gun­do se­mes­tre del año lle­ga­rá al mer­ca­do el DS 9, la nueva ber­li­na de la mar­ca.

EX­CLU­SI­VI­DAD Y DI­SE­ÑO PA­RA TRES GE­NE­RA­CIO­NES DE GRAN­DES BER­LI­NAS: DS, DS 5 Y DS 9

APAR­TIR DEL MES DE JU­LIO YA SE PO

drán rea­li­zar pe­di­dos y su lle­ga­da a los es­te año. Ha­bla­mos de la nueva gran ber­li­na de DS, el DS 9, que en es­ta oca­sión se co­dea con sus pre­de­ce­so­res: con el em­ble­má­ti­co DS “Ti­bu­rón”, que en 2020 cum­ple 65 años de vi­da, y con el DS 5, una ber­li­na na­ci­da en ju­lio de 2014, ya que en­tre 2012 y 2014 se co­mer­cia­li­zó ba­jo la mar­ca Ci­troën.

El Ti­bu­rón fue un co­che im­pac­tan­te con un di­se­ño ab­so­lu­ta­men­te fu­tu­ris­ta en su mo­men­to, aun­que hoy, al ver­lo, la sen­sa­ción si­gue sien­do la mis­ma: un mo­de­lo con un as­pec­to que lla­ma po­de­ro­sa­men­te la aten­ción. El DS 5 no fue tan rompe­dor, pe­ro no ca­bía du­da de que tam­bién se tra­ta­ba de un au­to­mó­vil con un di­se­ño fue­ra de lo co­mún, muy mo­derno y que rom­pía mol­des. Po­día gus­tar más o me­nos, pe­ro no de­ja­ba in­di­fe­ren­te a na­die.

Hoy, el DS 9 si­gue la es­te­la fa­mi­liar, una ber­li­na de cua­tro puer­tas y 4,93 me­tros de lar­go que se va a fa­bri­car ba­jo los mé­to­dos de pro­duc­ción de la arquitectu­ra mo­du­lar EMP2 del Gru­po PSA, por lo que com­par­ti­rá ge­nes téc­ni­cos con el ya co­no­ci­do Peu­geot 508. Res­pec­to a és­te, no so­lo en lon­gi­tud to­tal, tam­bién en dis­tan­cia en­tre ejes, el DS 9 su­pera al 508 (4,75 m de lar­go y ba­ta­lla de 2,90 me­tros), por lo que asien­tos.

Con la gran pa­rri­lla y las lu­ces LED pla­nas en la par­te de­lan­te­ra y tra­se­ra, el DS 9 si­gue una lí­nea

de di­se­ño que se adop­tó por pri­me­ra vez con el DS 7 Cross­back. Una nueva ca­rac­te­rís­ti­ca es una ti­ra de me­tal en el ca­pó que se ex­tien­de des­de el lo­go­ti­po de la mar­ca has­ta el pa­ra­bri­sas. Un de­ta­lle in­tere­san­te son las lu­ces de po­si­ción en el mar­co de la lu­ne­ta tra­se­ra, un gui­ño de la mar­ca pa­ra con­me­mo­rar el clá­si­co DS de 1955 (en es­te mo­de­lo los in­di­ca­do­res es­ta­ban uni­dos a la ven­ta­na tra­se­ra en for­ma de gota).

CAR­BU­RA­CIÓN, IN­YEC­CIÓN, HI­BRI­DA­CIÓN. El "Ti­bu­rón" pro­ta­go­nis­ta de nues­tra his­to­ria, DS 23, fue la versión de car­bu­ra­ción más po­ten­te y avan­za­da. Hu­bo in­clu­so una con in­yec­ción elec­tró­ni­ca, to­da­vía po­co co­mún por aque­llos tiem­pos. En es­te Pa­llas, el mo­tor iba aso­cia­do a un cam­bio me­cá­ni­co y ma­nual de cin­co re­la­cio­nes, aun­que exis­tían las op­cio­nes de uno hi­dráu­li­co se­mi­au­to­má­ti­co de cua­tro y un ter­ce­ro au­to­má­ti­co de tres. El cua­tro ci­lin­dros de 2.3 li­tros desa­rro­lla­ba 115 CV (car­bu­ra­ción) y 130 CV (in­yec­ción) lo que per­mi­tía al Ti­bu­rón más po­ten­te una ve­lo­ci­dad má­xi­ma que ron­da­ba los 180 y 190 km/h, res­pec­ti­va­men­te, gra­cias a una ex­ce­len­te ae­ro­di­ná­mi­ca.

Va­rias dé­ca­das des­pués, el DS 5 arran­có con una versión de ga­so­li­na, tres Die­sel y una hí­bri­da (Hy­brid 4x4). Nues­tro DS 5 equi­pa­do con un 2 li­tros HDi de 180 CV no ca­be du­da de que fue un co­che mu­cho más rá­pi­do que el DS Ti­bu­rón, ca­paz de ro­dar a 220 km/h y de re­co­rrer los 1.000 me­tros de ace­le­ra­ción en 30,5 se­gun­dos, si bien mu­cho ma­yo­res fue el con­su­mo me­dio del DS 23 al­can­za­ba los 12,3 li­tros/100 km de ga­so­li­na, mien­tras el DS 5 ron­da­ba los 4,4 li­tros/100 km de ga­soil.

Hoy, el DS 9, en su ga­ma me­cá­ni­ca, se ale­ja de sus pre­de­ce­so­res: la electromov­ilidad for­ma par­te de sus ge­nes. Es­ta­rá dis­po­ni­ble en un pri­mer mo­men­to con la versión hí­bri­da en­chu­fa­ble E-Ten­se de 225 CV, aun­que más ade­lan­te tam­bién con­ta­rá con otras dos va­rian­tes hí­bri­das plug-in de 250 y 360 CV y una con mo­tor de ga­so­li­na 1.6 Pu­retech de 225 CV, to­das con el cam­bio au­to­má­ti­co EAT8 de ocho re­la­cio­nes.

En sus en­tra­ñas hí­bri­das nos en­con­tra­mos con un mo­tor tur­bo de ga­so­li­na 1.6 de 180 CV y con un mo­tor/ge­ne­ra­dor eléc­tri­co de 110 CV. La ener­gía eléc­tri­ca se al­ma­ce­na en una batería de io­nes de li­tio de 11,9 kWh. Se­gún la mar­ca, su nueva ber­li­na po­dría cir­cu­lar en mo­do pu lu­ci­rá la eti­que­ta CE­RO de la DGT.

PA­LA­BRA CLA­VE: SUS­PEN­SIÓN. El DS sor­pren­dió en 1955 por su tec­no­lo­gía. La co­mo­di­dad que apor­ta­ba la sus­pen­sión hi­dro­neu­má­ti­ca, su­ma­da a unos asien­tos en­vol­ven­tes, re­vo­lu­cio­nó el con­cep­to de via­jar y con­du­cir. Su com­por­ta­mien­to y su con­fort en carretera des­lum­bra­ron. Con­ta­ba con un pues­to de man­do que ofre

y sal­ta­ba a la vis­ta que se tra­ta­ba de un mo­de­lo de ca­te­go­ría su­pe­rior, por­que los aca­ba­dos eran de ex­ce­len­te ca­li­dad. Al­go pa­re­ci­do po­día de­cir­se de los ma­te­ria­les em­plea­dos y del equi­pa­mien­to, que se si­tua­ron al má­xi­mo ni­vel, con com­ple­men­tos de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción en ma­te­ria de se­gu­ri­dad.

En el DS 5 qui­zás al­gu­nos hu­bie­ran es­pe­ra­do que mon­ta­ra amor­ti­gua­ción neu­má­ti­ca, es­ta­bi­li­za­do­ras ac­ti­vas o al­gu­nas so­lu­cio­nes que en ma­te­ria de sus­pen­sio­nes Ci­troën ha­bía em­plea­do con éxi­to en el pa­sa­do. Y aun­que con­ta­ba con un di­se­ño bas­tan­te con­ven­cio­nal (ipo McPher­son delante y de rue­das tra­se­ras ti­ra­das, con mue­lles y amor­ti­gua­do­res hi­dráu­li­cos), las sus­pen­sio­nes del DS 5 es­ta­ban muy bien ca­li­bra­das y con­se­guían un ex­tra­or­di­na­rio equi­li­brio en­tre es­ta­bi­li­dad y con­fort.

Las sen­sa­cio­nes a bor­do del DS 9 to­da­vía son un mis­te­rio, pe­ro pin­tan bien. Esa sus­pen­sión hi­dro­neu­má­ti­ca de la que pre­su­mía el DS ha si­do sus­ti­tui­da por un sis­te­ma de sus­pen­sión pre­dic­ti­va y adap­ta­ti­va, de­no­mi­na­da DS Ac­ti­ve Scan Sus­pen­sion, por el que el vehícu­lo es ca­paz de “leer” la oro­gra­fía y las ca­rac­te­rís­ti­cas de la carretera pa­ra adap­tar las sus­pen­sio­nes a esas con­di­cio­nes.

LA PRI­ME­RA BER­LI­NA Los mo­de­los Ci­troën DS se eman­ci­pan en 2014 y crean su pro­pia mar­ca. Ci­troën DS5 se con­vier­te en DS 5, la ber­li­na al­ta de la ga­ma fran­ce­sa.

SU­MA­MEN­TE ORI­GI­NAL El ha­bi­tácu­lo del DS 23 si­gue im­pac­tan­do. Ofre­cía un di­se­ño muy mo­derno y avan­za­do pa­ra su épo­ca. El cua­dro de ins­tru­men­tos es muy com­ple­to. Po­co que ver con la mo­der­na «ba­se de ope­ra­cio­nes» del DS 9.

CON­FORT Y SE­GU­RI­DAD Una cá­ma­ra per­mi­ti­rá es­ca­near la carretera pa­ra ajus­tar la sus­pen­sión. Fa­ros ac­ti­vos de led, vi­sión in­fra­rro­ja pa­ra de­tec­tar pea­to­nes, ci­clis­tas y ani­ma­les, es­ca­neo por cá­ma­ra de ojos pa­ra de­tec­tar fa­ti­ga.

CON TO­DO LU­JO DE DE­TA­LLES El cue­ro de Na­pa re­cu­bre en­te­ra­men­te el sal­pi­ca­de­ro. Asi­de­ros de puer­ta con em­pu­ña­du­ras en cue­ro, to­do el te­cho y pa­ra­so­les rea­li­za­dos en Al­can­ta­ra.

HÍ­BRI­DO EN­CHU­FA­BLE Con su batería de 11,9 kWh es­pe­ran una au­to­no­mía eléc­tri­ca de en­tre 40 y 50 km, su­fi­cien­te pa­ra la eti­que­ta "ce­ro". Ha­brá otra versión E-Ten­se de 250 CV y ma­yor au­to­no­mía eléc­tri­ca, así co­mo un E-Ten­se de trac­ción to­tal de 360 CV.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.