Autopista

FANGIO: RÁPIDO, SENCILLO Y AMIGO DE SUS AMIGOS

- José María Rubio

La última vez que coincidí con Juan Manuel Fangio fue en el Gran Premio de Australia de 1990, su brazo izquierdo estaba levantado en alto nada menos que por Ayrton Senna, sentados junto a otros campeones como Nelson Piquet y Jack Brabham y detrás de ellos nada menos que James Hunt, Jackie Stewart y Denny Hulme. Una imagen memorable que, vista desde la perspectiv­a de este año 2022, deja solos con vida a Nelson Piquet y Jackie Stewart. En ese momento había 18 títulos presentes para la foto en la última prueba de aquella temporada. Fangio era el recordman con sus cinco títulos, solo Ayrton estaba en disposició­n de poder igualar a Juan Manuel en esos momentos y tenía la misma determinac­ión que el argentino demostró logrando cuatro títulos consecutiv­os. Fangio era un hombre afable, dispuesto a contar sus vivencias, como lo había hecho unos años antes con Adrián Campos. El “Chueco” no distinguía entre los pluricampe­ones o los que tenían menos palmarés como el de Alzira. Esa era su grandeza después de retirado y también lo fue durante sus años de pilotaje al límite en aquellos coches “asesinos” de los que salió indemne. Durante su carrera deportiva tuvo un amigo en los circuitos, José Froilán González, el “cabezón”, que hizo posible que dos argentinos dominarán el mundial en 1954. Ese mismo año Froilán ganó Le Mans con un Ferrari, algo que nunca logró Fangio. Eran como hermanos y de hecho el “cabezón” llegó a ser consejero honorario de la Fundación Juan Manuel Fangio.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain