VW Na­va­rra con­fía en cum­plir sus objetivos de pro­duc­ción

A PE­SAR DEL ERTE QUE TU­VO QUE APLI­CAR DEL 6 AL 13 DE SEP­TIEM­BRE

AutoRevista - - Sumario -

Volks­wa­gen Na­va­rra con­fía en com­pen­sar la caí­da de pro­duc­ción que la plan­ta su­fri­rá por el ex­pe­dien­te de re­gu­la­ción temporal de em­pleo (ERTE), que se ha apli­ca­do en­tre el 6 y el 13 de sep­tiem­bre, tras acuer­do en­tre Di­rec­ción de la em­pre­sa y la ma­yo­ría de la re­pre­sen­ta­ción sin­di­cal de los tra­ba­ja­do­res. La ca­ren­cia de mo­to­res, a cau­sa de pro­ce­sos de ho­mo­lo­ga­ción, im­pi­dió el nor­mal fun­cio­na­mien­to de la plan­ta na­va­rra en esos ocho días, hasta el pun­to de que, se­gún la em­pre­sa, “el ERTE ha afec­ta­do a to­dos los tra­ba­ja­do­res de la plan­ti­lla, sal­vo a los que han que­da­do ex­clui­dos por si­tua­cio­nes le­gal­men­te es­ta­ble­ci­das y a los que han de­bi­do tra­ba­jar por ne­ce­si­da­des in­elu­di­bles o ex­tra­or­di­na­rias” La Di­rec­ción con­fía en re­cu­pe­rar las más de 11.000 uni­da­des que no se pu­die­ron fa­bri­car en esas fe­chas me­dian­te las me­di­das de fle­xi­bi­li­dad es­ta­ble­ci­das en el Con­ve­nio Co­lec­ti­vo, co­mo des­pla­za­mien­tos de pau­sas y pro­duc­ción adi­cio­nal en sá­ba­dos. El acuer­do se­ña­la que no se apli­ca­ría un nue­vo ERTE si du­ran­te el res­to del año 2018 se pro­du­je­ran si­tua­cio­nes de cie­rre por el mis­mo mo­ti­vo. En 2017, VW Na­va­rra pro­du­jo 244.127 uni­da­des, de la más de 74.700 fue­ron de la nue­va ge­ne­ra­ción del Po­lo. Des­de la com­pa­ñía man­tie­nen bue­nas pers­pec­ti­vas pa­ra los pró­xi­mos me­ses, pre­ci­sa­men­te por “el éxi­to que es­tá te­nien­do en el mer­ca­do la sex­ta ge­ne­ra­ción del Volks­wa­gen Po­lo” y al pró­xi­mo lan­za­mien­to del Volks­wa­gen T-Cross, que se con­ver­ti­rá des­de enero de 2019 en el se­gun­do mo­de­lo de la fá­bri­ca. La Co­mi­sión Ne­go­cia­do­ra acor­dó que du­ran­te la sus­pen­sión de los con­tra­tos los tra­ba­ja­do­res afec­ta­dos, por el ERTE ade­más de la pres­ta­ción por des­em­pleo que les pue­da co­rres­pon­der, per­ci­bi­rán de la em­pre­sa un com­ple­men­to hasta al­can­zar la cuan­tía en bru­to equi­va­len­te a su suel­do y an­ti­güe­dad.

Fa­bri­ca­ción 3D, lis­ta

El Gru­po Volks­wa­gen ha anun­cia­do que “es el pri­mer fa­bri­can­te au­to­mo­vi­lís­ti­co en usar la úl­ti­ma tec­no­lo­gía de im­pre­sión 3D pa­ra pro­du­cir en ma­sa, den­tro de un pro­yec­to desa­rro­lla­do en co­la­bo­ra­ción con el fa­bri­can­te de im­pre­so­ras HP y el fa­bri­can­te de com­po­nen­tes GKN Pow­der Me­ta­llurgy. El de­no­mi­na­do pro­ce­so HP Me­tal Jet sim­pli­fi­ca y ace­le­ra la im­pre­sión 3D me­tá­li­ca. La ma­yor ven­ta­ja es que la pro­duc­ti­vi­dad es hasta 50 ve­ces me­jor que con otros mé­to­dos de im­pre­sión 3D, de­pen­dien­do del com­po­nen­te, ase­gu­ran fuen­tes del cons­truc­tor ale­mán. La tec­no­lo­gía de adi­ti­vos 3D Me­tal Jet de HP per­mi­te, por pri­me­ra vez, la pro­duc­ción de un gran nú­me­ro de pie­zas usan­do la im­pre­sión 3D, sin te­ner que desa­rro­llar y fa­bri­car las he­rra­mien­tas co­rres­pon­dien­tes. Es­to re­du­ce sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te el tiem­po re­que­ri­do pa­ra pro­du­cir las pie­zas. En co­la­bo­ra­ción con HP y GKN, Volks­wa­gen es­tá desa­rro­llan­do la tec­no­lo­gía pa­ra que al­gu­nos ele­men­tos de di­se­ño pue­dan ser im­pre­sos en pe­que­ñas se­ries, co­mo pri­mer pa­so. Se tra­ta de com­po­nen­tes de di­se­ño in­di­vi­dua­li­za­dos co­mo ins­crip­cio­nes en el por­tón tra­se­ro, po­mos del cam­bio de mar­chas es­pe­cia­les o lla­ves con ins­crip­cio­nes per­so­na­li­za­das pa­ra clien­tes sin que ello su­pon­ga una gran la­bor o un gran es­fuer­zo. En 2019, GKN Pow­der Me­ta­llurgy tie­ne la in­ten­ción de es­ta­ble­cer una ca­de­na de pro­ce­sos orien­ta­da a la pro­duc­ción au­to­mo­vi­lís­ti­ca en co­la­bo­ra­ción con Volks­wa­gen. Los pri­me­ros com­po­nen­tes (de di­se­ño) pe­que­ños se usa­rán pa­ra se­guir desa­rro­llan­do la tec­no­lo­gía, de mo­do que los pri­me­ros com­po­nen­tes es­truc­tu­ra­les pa­ra vehícu­los de pro­duc­ción en ma­sa se pue­dan im­pri­mir den­tro de dos o tres años. “A cor­to pla­zo, no es pro­ba­ble que una im­pre­so­ra 3D pue­da pro­du­cir un vehícu­lo com­ple­to, pe­ro el nú­me­ro y el ta­ma­ño de las pie­zas sa­li­das de una im­pre­so­ra 3D se va a in­cre­men­tar de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va”, apun­tó Mar­tin Goe­de. “Nues­tro ob­je­ti­vo es in­te­grar par­tes es­truc­tu­ra­les im­pre­sas en la si­guien­te ge­ne­ra­ción de vehícu­los tan rá­pi­do co­mo sea po­si­ble”.

La Di­rec­ción con­fía en re­cu­pe­rar las más de 11.000 uni­da­des que no se pu­die­ron fa­bri­car en esas fe­chas me­dian­te las me­di­das de fle­xi­bi­li­dad es­ta­ble­ci­das en el Con­ve­nio Co­lec­ti­vo

FO­TO: VW NA­VA­RRA

En 2017, VW Na­va­rra pro­du­jo 244.127 uni­da­des, de la más de 74.700 fue­ron de la nue­va gne­ra­ción del Po­lo.//

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.