Mah­le se for­ta­le­ce en Ita­lia con la ad­qui­si­ción de Behr Ther­mot-tro­nik

LA FIR­MA DESA­RRO­LLA UNA NUE­VA GE­NE­RA­CIÓN DE RE­CU­BRI­MIEN­TOS DE PISTÓN

AutoRevista - - Sumario -

En el mes de agos­to, la mul­ti­na­cio­nal ale­ma­na Mah­le, es­pe­cia­lis­ta en com­po­nen­tes de ges­tión del mo­tor y so­lu­cio­nes en­fo­ca­das a la movilidad sos­te­ni­ble, ce­rró una ad­qui­si­ción que po­ten­cia su pre­sen­cia en Ita­lia. Así ha in­te­gra­do a la fir­ma Behr Ther­mot-tro­nik Ita­lia, que ha pa­sa­do a de­no­mi­nar­se Mah­le Behr Gru­glias­co, es­pe­cia­li­za­da en la pro­duc­ción de una am­plia ga­ma de ter­mos­ta­tos pa­ra to­do ti­po de vehícu­los. La ex­pec­ta­ti­va es el man­te­ni­mien­to de los 120 em­plea­dos que con­for­man la plan­ti­lla de la em­pre­sa ad­qui­ri­da. Ade­más de for­ta­le­cer sus­tan­cial­men­te su pre­sen­cia tan­to en equi­po ori­gi­nal co­mo en re­cam­bio en el mer­ca­do ita­liano, Mah­le in­ten­si­fi­ca su va­lor tec­no­ló­gi­co en el ám­bi­to de la ges­tión tér­mi­ca com­ple­ja me­dian­te el uso de dis­po­si­ti­vos in­te­li­gen­tes. Es­tos sis­te­mas re­gu­lan, de for­ma pre­ci­sa, la tem­pe­ra­tu­ra, lo que se de­ri­va en pro­ce­sos efi­cien­tes, re­duc­cio­nes de con­su­mo, me­nor desgaste y dis­mi­nu­ción de emi­sio­nes. Mah­le con­ti­núa am­plian­do su car­te­ra de pro­duc­tos en el te­rreno de la ges­tión tér­mi­ca. En el cam­po de la com­bus­tión in­ter­na, el sis­te­ma de de re­fri­ge­ra­ción jue­ga un pa­pel im­por­tan­te en la fa­bri­ca­ción de los vehícu­los aún más efi­cien­te. Pa­ra los vehícu­los eléc­tri­cos, el uso eco­nó­mi­co de los flu­jos de agua ca­lien­te y fría es la ba­se pa­ra el fun­cio­na­mien­to, ran­go de au­to­no­mía y vi­da útil. Por lo tan­to, la ges­tión tér­mi­ca in­te­gra­da, efi­cien­te e in­te­li­gen­te es un re­qui­si­to pre­vio pa­ra la movilidad eléc­tri­ca. Por otro la­do, Mah­le ha desa­rro­lla­do una nue­va ge­ne­ra­ción de re­cu­bri­mien­tos de pistón tér­mi­ca­men­te ais­lan­tes, cu­ya fun­ción es guiar y re­du­cir el ca­lor que en­tra en los pis­to­nes. Es­to re­du­ce ini­cial­men­te la de­man­da de re­fri­ge­ra­ción del pistón, y la tem­pe­ra­tu­ra del gas de es­ca­pe in­cre­men­ta­do per­mi­te una ma­yor can­ti­dad de ener­gía pa­ra ser ex­traí­do por los sis­te­mas de re­cu­pe­ra­ción de ca­lor re­si­dual. Al mis­mo tiem­po, la tem­pe­ra­tu­ra del gas de es­ca­pe su­pe­rior per­mi­te un ca­len­ta­mien­to más rá­pi­do del sis­te­ma de pos­tra­ta­mien­to de ga­ses de es­ca­pe tras el arran­que en frío. La dis­mi­nu­ción re­sul­tan­te en las emi­sio­nes de NOx ha­ce más fá­cil cum­plir con la le­gis­la­ción ac­tual y fu­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.