Mar­can­do el rit­mo

Los sis­te­mas de ZEISS for­ta­le­cen la com­pe­ti­ti­vi­dad de TCG UNI­TECH

AutoRevista - - Opinión -

El pro­vee­dor de au­to­mó­vi­les TCG UNI­TECH pa­só de ser una de las mu­chas em­pre­sas de fun­di­ción a pre­sión a con­ver­tir­se en un lí­der de la in­dus­tria en so­lo unos po­cos años. Pa­ra se­guir sien­do com­pe­ti­ti­vos, los Di­rec­to­res en la se­de de Kirch­dorf, Aus­tria, de­ci­die­ron agre­gar un to­mó­gra­fo compu­tari­za­do ZEISS a su flo­ta de sis­te­mas exis­ten­te, que com­pren­de 16 má­qui­nas de me­di­ción por coordenadas ZEISS y dos mi­cros­co­pios ZEISS.

Un es­cá­ner CT pa­ra re­sul­ta­dos fia­bles

Ha­ce más de dos años, Re­ne Klaf­fen­böck, je­fe del equi­po de la­bo­ra­to­rio y ofi­cial am­bien­tal de TCG, ex­pli­có a la ge­ren­cia de la com­pa­ñía por qué la in­ver­sión en un to­mó­gra­fo

compu­tari­za­do se­ría ren­ta­ble pa­ra la com­pa­ñía de fun­di­ción. Los cálcu­los del in­ge­nie­ro fun­cio­na­ron, y un ZEISS

ME­TRO­TOM 1500 ha es­ta­do en uso jus­to al la­do de la lí­nea de pro­duc­ción en la em­pre­sa de Kirch­dorf des­de 2016. ¿Cuál es el ma­yor be­ne­fi­cio del sis­te­ma se­gún David Dem­mel­mair, di­rec­tor de Ges­tión de Ca­li­dad y Klaf­fen­böck? “Aho­ra po­de­mos de­ter­mi­nar muy rá­pi­da­men­te si las po­ro­si­da­des de­tec­ta­das son bol­sas de ai­re o con­trac­cio­nes y, lo más im­por­tan­te, de ma­ne­ra fia­ble”, di­ce Klaf­fen­böck. Gra­cias a ZEISS ME­TRO­TOM 1500, TCG aho­ra pue­de com­bi­nar po­si­bles cam­bios en el com­po­nen­te di­rec­ta­men­te con los pa­rá­me­tros del pro­ce­so de fun­di­ción a pre­sión y to­mar con­tra­me­di­das es­pe­cí­fi­cas si hay erro­res. Sin em­bar­go, la op­ti­mi­za­ción del pro­ce­so no es la úni­ca ven­ta­ja de es­te es­cá­ner CT: aho­ra los di­rec­to­res de ca­li­dad ya no tie­nen que rea­li­zar me­di­cio­nes adi­cio­na­les con otras má­qui­nas. “En lu­gar de cua­tro ins­pec­cio­nes de con­trol de ca­li­dad, so­lo me­di­mos una vez en ZEISS ME­TRO­TOM”, in­for­ma Klaf­fen­böck. Las ubi­ca­cio­nes par­ti­cu­la­res de los com­po­nen­tes se tri­tu­ra­ban y lue­go se ana­li­za­ban ba­jo un mi­cros­co­pio, un pro­ce­so que to­ma­ba va­rias ho­ras en las me­jo­res con­di­cio­nes. Mien­tras tan­to, otras par­tes po­ten­cial­men­te de­fec­tuo­sas to­da­vía es­ta­ban sien­do pro­du­ci­das. Klaf­fen­böck sa­be que to­do es­to es un ver­da­de­ro aho­rro de tiem­po. Y eso no es to­do: con nue­vos pe­di­dos, otra ven­ta­ja del es­cá­ner CT ha en­tra­do en jue­go. “Pa­ra pie­zas nue­vas o mues­tras, aho­ra re­ci­bi­mos una ima­gen com­ple­ta y de­ta­lla­da, y la co­rrec­ción

de la he­rra­mien­ta es rá­pi­da y efi­cien­te con el soft­wa­re

ZEISS Re­ver­se En­gi­nee­ring”, di­ce Dem­mel­mair. Ade­más, los clien­tes han co­rro­bo­ra­do los pro­me­te­do­res re­sul­ta­dos ini­cia­les en TCG, lo que ha ace­le­ra­do la apro­ba­ción pa­ra la pro­duc­ción en se­rie. Fi­nal­men­te, Dem­mel­mair y Klaf­fen­böck es­pe­ran que la to­mo­gra­fía compu­tari­za­da aho­rre tan­to tiem­po co­mo di­ne­ro a los pro­vee­do­res au­to­mo­tri­ces. Sin em­bar­go, el es­cá­ner CT no ha he­cho que las má­qui­nas de me­di­ción por coordenadas de la em­pre­sa sean su­per­fluas. “Si­guen sien­do una par­te in­dis­pen­sa­ble del pro­ce­so de con­trol de ca­li­dad de las pie­zas me­ca­ni­za­das y lis­tas pa­ra ins­ta­lar”, di­ce Dem­mel­mair.

De­lan­te de la com­pe­ten­cia

Dem­mel­mair y Klaf­fen­böck es­tán apor­tan­do sus co­no­ci­mien­tos de to­mo­gra­fía al pro­yec­to de in­ves­ti­ga­ción CT Real del por el Ins­ti­tu­to Gieße­rei de Aus­tria. Uno de los

pun­tos cla­ve del pro­yec­to es el de­sa­rro­llo de un pro­ce­so pa­ra la me­di­ción fia­ble de pie­zas fun­di­das a pre­sión con un to­mó­gra­fo compu­tari­za­do. La re­duc­ción de los tiem­pos de me­di­ción con el es­cá­ner CT se en­cuen­tra arriba en su lis­ta de ta­reas. “Es­te es un desafío que so­lo po­de­mos en­fren­tar con la asis­ten­cia de ZEISS”, di­ce Klaf­fen­böck. Las 16 má­qui­nas de me­di­ción por coordenadas y los dos mi­cros­co­pios son sis­te­mas ZEISS, al igual que los pal­pa­do­res y el sis­te­ma de mo­ni­to­reo de tem­pe­ra­tu­ra, ZEISS TEMPAR. La ex­pe­rien­cia acu­mu­la­da de ZEISS ha pro­por­cio­na­do si­ner­gias so­bre­sa­lien­tes. “Así, po­de­mos uti­li­zar los pro­gra­mas de me­di­ción es­cri­tos en CALY­PSO pa­ra la ins­pec­ción vir­tual de las ca­rac­te­rís­ti­cas de los mo­de­los de vo­lu­men crea­dos con ZEISS ME­TRO­TOM con so­lo ajus­tes mí­ni­mos”

Uno de los pun­tos cla­ve del pro­yec­to es el de­sa­rro­llo de un pro­ce­so pa­ra la me­di­ción fia­ble de pie­zas fun­di­das a pre­sión con un to­mó­gra­fo compu­tari­za­do

“En lu­gar de cua­tro ins­pec­cio­nes de con­trol de ca­li­dad, so­lo me­di­mos una vez en ZEISS ME­TRO­TOM” (Re­ne Klaf­fen­böck y David Dem­mel­mair, TCG Uni­tech). / “Ins­tead of four qua­lity-as­su­ran­ce ins­pec­tions, we just mea­su­re on­ce on the ZEISS ME­TRO­TOM” ((Re­ne Klaf­fen­böck y David Dem­mel­mair, TCG Uni­tech).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.