RAN­GE RO­VER VE­LAR

X5, GLE, Toua­reg o Gran Cherokee en­tre otros tie­nen un nue­vo enemi­go. Lle­ga de Ran­ge Ro­ver, se ape­lli­da Ve­lar y su prin­ci­pal ar­ma no es só­lo su di­se­ño o im­pre­sio­nan­te ca­pa­ci­dad off-road.

Autovía - - SUMARIO - RAÚL RONCERO rron­ce­[email protected]

No es un Evo­que gran­de, ni tam­po­co un Ran­ge Ro­ver Sport al­go más pe­que­ño. Es, en con­cep­to, al­go com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te, con una fi­lo­so­fía de pro­duc­to com­ple­ta­men­te nue­va. Mu­cho más mo­derno y transgresor, es­tre­na tec­no­lo­gías y, so­bre to­do, ta­lan­te. No es un Ran­ge Ro­ver de­por­ti­vo, pe­ro sí el más de­por­ti­vo de los Ran­ge. Es el cuar­to miem­bro de la fa­mi­lia aun­que en reali­dad se pue­de con­si­de­rar el pri­me­ro de una nue­va era. Se­gu­ro que no tar­da­re­mos en ver ac­tua­li­za­cio­nes en el res­to de pro­duc­tos de al ga­ma, por­que, por ejem­plo, el nue­vo Touch Pro Duo Ð no só­lo el "in­ter­fa­ce en sí, tam­bién su di­se­ñoÐ de­ja li­te­ral­men­te vie­jos a los ac­tua­les sis­te­mas de in­foen­tre­te­ni­mien­to del res­to de mo­de­los. Ba­sa­do en un con­cep­to mi­ni­ma­lis­ta Ð di­ce­nÐ , eli­mi­na bo­to­nes pa­ra con­cen­trar un in­men­so cen­tro de ope­ra­cio­nes en dos gran­des pan­ta­llas de 10 pul­ga­das dis­pues­tas en po­si­ción ho­ri­zon­tal, pu­dien­do pro­gra­mar los bo­to­nes gi­ra­to­rios de la cli­ma­ti­za­ción pa­ra con­tro­lar otras fun­cio­nes. El cua­dro di­gi­tal con pan­ta­lla TFT de 12 pul­ga­das Ð de se­rie des­de aca­ba­do SEÐ se con­tro­la aho­ra a tra­vés de nue­vos bo­to­nes ca­pa­ci­ti­vos ubi­ca­dos en el vo­lan­te. El as­pec­to o la ca­li­dad, ro­tun­da, co­mo siem­pre. La er­go­no­mía y fa­ci­li­dad de uso, una vez te acos­tum­bras a tan­to me­nú o al pe­cu­liar tac­to de los bo­to­nes, tam­bién ex­ce­len­te.

El Ve­lar es un co­che de ex­ce­len­te ha­bi­ta­bi­li­dad y ca­pa­ci­dad, con un am­plí­si­mo equi­pa­mien­to y po­si­bi­li­da­des de per­so­na­li­za­ción, y no só­lo lo es­té­ti­co, tam­bién en lo fun­cio­nal, es­pe­cial­men­te en lo re­fe­ren­te a asis­ten­tes off-road o me­jo­ras de cha­sis. Es­tá ba­sa­do en la ar­qui­tec­tu­ra del Ja­guar F-Pa­ce, por tan­to, en su piel y es­truc­tu­ra no só­lo en­con­tra­mos alu­mi­nio en una pro­por­ción su­pe­rior al 80 por cien­to, sino que en su es­que­le­to en­con­tra­mos ela­bo­ra­dos tre­nes ro­dan­tes que, en el ca­so de las mo­to­ri­za­cio­nes V6, tra­ba­jan asis­ti­das por mue­lles neu­má­ti­cos Ð son op­cio­nes en el res­to de mo­to­re­sÐ , uno de esos tan­tos ele­men­tos que per­mi­ten que el Ve­lar sea tan ca­ma­leó­ni­co y ver­sá­til co­mo es. Ba­jan la ca­rro­ce­ría pa­ra ac­ce­der o sa­lir me­jor, o la suben en 46 mm res­pec­to a su po­si­ción nor­mal pa­ra con­se­guir una al­tu­ra li­bre de has­ta 251 mm Ð 213 mm en las ver­sio­nes de mue­lle me­tá­li­co, equi­pa­das de se­rie con amor­ti­gua­do­res con ajus­tes va­ria­ble­sÐ . La trac­ción to­tal co­rre a car­go del mo­derno sis­te­ma In­te­lli­gent Dri­ve­li­ne Dy­na­mics, no­ve­dad en Ran­ge Ro­ver, con ab­so­lu­ta va­ria­bi­li­dad en su re­par­to de par pa­ra con­se­guir no só­lo má­xi­ma ca­pa­ci­dad de trac­ción, sino tam­bién óp­ti­ma agi­li­dad en­tre cur­vas. Sis­te­ma que pue­de ser com­ple­men­ta-

do por el di­fe­ren­cial tra­se­ro ac­ti­vo que tan­to apor­ta en los dos ti­pos de es­ce­na­rios.

Có­mo no, tam­po­co fal­ta a la ci­ta el ha­bi­tual Te­rrain Res­pon­se de la mar­ca con sus ha­bi­tua­les mo­dos de con­duc­ción, aun­que hay una nue­va evo­lu­ción Ð TR2Ð que es­tre­na un mo­do au­to­má­ti­co ca­paz de de­tec­tar el ti­po de te­rreno y ajus­tar to­do ti­po de pa­rá­me­tros a la car­ta. La guin­da, Con­fi­gu­ra­ble Dy­na­mics Ð se­rie en los aca­ba­dos First Edi­tion y op­cio­nal en el res­toÐ con el que mo­di­fi­car ajus­tes im­pli­ca­dos en la di­ná­mi­ca del Ve­lar so­bre el as­fal­to. Es cier­to que só­lo he­mos pro­ba­do uni­da­des con to­dos es­tos "adi­ti­vos", pe­ro el Ve­lar tie­ne un es­pí­ri­tu cla­ra­men­te di­fe­ren­te al res­to de Ran­ge Ro­ver: es más ágil, di­ná­mi­co, di­ver­ti­do, aun­que rue­da en­tre al­go­do­nes con un re­fi­na­mien­to ver­da­de­ra­men­te ex­qui­si­to.

Cin­co mo­to­res

La ma­yo­ría son de cua­tro ci­lin­dros, con ci­fras de con­su­mos y pres­ta­cio­nes muy pro­me­te­do­ras. Los dos V6 sí los he­mos po­di­do con­du­cir, y con­tri­bu­yen a sen­tir aún más ese nue­vo ta­lan­te que rá­pi­da­men­te sen­ti­rás al vo­lan­te del nue­vo Ve­lar. El Die­sel, po­de­ro­so, sua­ve, muy agra­da­ble. Con sus 700 Nm de par, la con­sis­ten­cia es­tá siem­pre ase­gu­ra­da y aun­que los 6,4 l/100 km de me­dia anun­cia­dos son un tan­to op­ti­mis­tas en con­di­cio­nes reales, es un mo­tor que te ase­gu­ra con­su­mos muy ajus­ta­dos aun­que te mue­vas muy rá­pi­do. El ga­so­li­na, por su par­te, re­sul­ta fino pe­ro igual­men­te po­de­ro­so, y ele­va las co­tas de re­fi­na­mien­to al má­xi­mo ni­vel.

En No­rue­ga, he­mos te­ni­do oca­sión de su­bir has­ta la mis­ma ci­ma de una es­ta­ción de es­quí y re­gre­sar al as­fal­to co­mo si el Ve­lar aca­ba­ra de sa­lir de fá­bri­ca

Touch Pro Duo. Nue­vo en­torno y di­se­ño in­te­rior ba­sa­do en una "in­ter­fa­ce" con do­ble pan­ta­lla ho­ri­zon­tal de im­pre­sio­nan­te as­pec­to.

No se­rá un Ca­yen­ne, pe­ro el Ve­lar ofre­ce un com­por­ta­mien­to muy ágil y di­ná­mi­co en as­fal­to. Su ca­pa­ci­dad of­froad, im­pre­sio­nan­te.

Se­gún ver­sión, los res­pal­dos cuen­tan con un sis­te­ma eléc­tri­co pa­ra aba­tir los res­pal­dos o el ma­le­te­ro pue­de te­ner aper­tu­ra ma­nos li­bres. Su ca­pa­ci­dad in­te­rior, pa­ra fa­mi­lias XXL.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.