Maz­da CX-3 2.0 SK­YAC­TIV Sen­se

Autovía - - MAGAZINE -

Cuan­do to­dos pa­re­cen di­ri­gir sus ve­las ha­cia los mo­to­res de tres ci­lin­dros y mí­ni­mo cu­bi­ca­je, que Maz­da se pre­sen­te con un mo­tor de cua­tro ci­lin­dros y dos li­tros pue­de ser una lo­cu­ra... o una ge­nia­li­dad. En ge­ne­ral, co­mo he­mos com­pro­ba­do, lo se­gun­do es lo que im­pe­ra. No hay co­che más agra­da­ble del lo­te con el que pue­das em­pe­zar el día si te gus­ta con­du­cir. Se­gún te sien­tas, so­lo ves un enor­me cuen­ta­rre­vo­lu­cio­nes cen­tral. Un pe­que­ño dí­gi­to -de­ma­sia­do pe­que­ño, qui­zá- te in­di­ca la ve­lo­ci­dad y na­da más te dis­trae, aun­que la uni­dad con es­te equi­pa­mien­to in­cor­po­ra un ªhead-up dis­pla­yº. Es­to pue­de ser bueno pa­ra no dis­traer, pe­ro una ins­tru­men­ta­ción en con­di­cio­nes ne­ce­si­ta más. Des­de la pues­ta en mar­cha se re­ve­la un mo­tor sua­ve, un­tuo­so, em­pu­jan­do des­de muy aba­jo, que a la vez tam­bién es ca­paz de su­bir de vuel­tas co­mo nin­guno de los pre­sen­tes. El ma­ne­jo del cam­bio es de­li­cio­so, de ca­rre­ras, y el con­duc­tor de to­da la vi­da apre­cia­rá que no hay ne­ce­si­dad de di­se­ños de po­mo ex­tra­va­gan­tes, ni in­ven­tos. Has­ta el pe­dal ar­ti­cu­la­do en el sue­lo te ha­ce sen­tir en un co­che-co­che. La di­rec­ción acom­pa­ña, con pre­ci­sión, es­fuer­zo e in- for­ma­ción más que ade­cua­dos. Es­tá he­cho pa­ra el con­duc­tor. In­clu­so el pa­sa­je­ro se re­sien­te, que pier­de el re­gla­je eléc­tri­co y el lum­bar de su asien­to. Pe­ro si lo vas a usar tu so­lo, dis­pon­drás de un buen cha­sis, ágil, di­ver­ti­do, con per­so­na­li­dad y que, con otros neu­má­ti­cos di­fe­ren­tes a los de la uni­dad pro­ba­da, re­cor­da­mos que, en prue­bas an­te­rio­res, nos ha­bía gus­ta­do aún más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.