Nis­san JU­KE DIG-T Dark

Autovía - - MAGAZINE -

El Ju­ke es pa­ra ir de­lan­te. Es pa­ra el con­duc­tor y pa­ra no mi­rar atrás, por­que el mon­tan­te tra­se­ro tam­bién per­ju­di­ca la vi­si­bi­li­dad. Con los neu­má­ti­cos de ma­yor di­men­sión del gru­po, con la es­pe­ci­fi­ca­ción más de­por­ti­va de to­das las go­mas pre­sen­tes, no es de ex­tra­ñar que en el ejer­ci­cio de es­la­lon se re­ve­le ca­si tan rá­pi­do co­mo el Arona. Y no lo su­pera por­que mien­tras que el Seat pa­re­ce fluir con con­fian­za, el Nis­san li­te­ral­men­te sal­ta de cono a cono, su agi­li­dad es muy ele­va­da, pe­ro gus­ta de ma­nos de buen con­duc­tor. Tam­bién es seco y re­cio de sus­pen­sión, pe­ro no te en­ga­ña, por­que es esa ima­gen la que trans­mi­te. Sus asien­tos pre­ten­den ser ver­da­de­ros ba­quets, aun­que lue­go el cue­ro ha­ce que el cuer­po se des­li­ce en es­tos ejer­ci­cios. No es fá­cil sa­car­le la efec­ti­vi­dad que en­cie­rra, aun­que sí pue­de ser di­ver­ti­do. En cam­bio, la edad le ha­ce me­lla en cuan­to a to­dos los nue­vos equi­pa­mien­tos de se­gu­ri­dad, asis­ten­tes a la con­duc­ción co­mo la fre­na­da au­to­má­ti­ca de emer­gen­cia o ese equi­pa­mien­to mul­ti­me­dia, en­ton­ces avan­za­do y aho­ra con una pan­ta­lla di­mi­nu­ta pa­ra los es­tán­da­res ac­tua­les. El mo­tor, aún no ren­di­do a los tres ci­lin­dros, es sua­ve y agra­da­ble en su fun­cio­na­mien­to, pe­ro a la ho­ra de em­pu­jar hay tri­ci­lín­dri­cos que se po­nen en ca­be­za. Cul­ti­va las esen­cias, vo­lan­te grue­so, bue­na di­rec­ción, cam­bio de buen ma­ne­jo, pe­ro has­ta aquí po­de­mos leer, por­que es el úni­co que no cuen­ta con re­gu­la­ción en pro­fun­di­dad del vo­lan­te: una se­ria li­mi­ta­ción a la ho­ra de en­con­trar una bue­na pos­tu­ra de con­duc­ción y ade­cuar­se a dis­tin­tas ta­llas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.