Opel Cross­land X 1.2T ecoTEC Ex­cell. S/S

Autovía - - MAGAZINE -

El Cross­land es un her­mano ca­si ge­me­lo del Ci­troën C3 Air­cross en el as­pec­to téc­ni­co, pa­sa­do por el ta­miz es­té­ti­co e in­ter­pre­ta­ción de cier­tos ele­men­tos de Opel. ¿Lo me­jor de dos mun­dos? Po­dría ser, por­que Opel ha in­cor­po­ra­do su tec­no­lo­gía de fa­ros, que den­tro de los fa­bri­can­tes ge­ne­ra­lis­tas es de las más so­fis­ti­ca­das y avan­za­das. Lue­go, in­cor­po­ra unos asien­tos con ma­yús­cu­las, los me­jo­res de cuan­tos es­tán aquí, con ban­que­ta re­gu­la­ble en lon­gi­tud y eléc­tri­ca­men­te en in­cli­na­ción, al­to res­pal­do, re­po­sa­ca­be­zas re­gu­la­bles por bo­tón, re­gla­je lum­bar en al­tu­ra y pro­fun­di­dad. En lo que no pue­de fa­llar, sien­do los más vo­lu­mi­no­sos de to­dos los pre­sen­tes, es en el es­pa­cio dis­po­ni­ble en las pla­zas pos­te­rio­res. Sin adop­tar la op­ción de asien­tos des­li­zan­tes, el usua­rio del Opel no po­drá pre­su­mir de te­ner el ma­le­te­ro más ca­ver­no­so, tam­po­co. Las for­mas del ca­pó no per­mi­ten siem­pre me­jor vi­si­bi­li­dad ha­cia de­lan­te y el ex­tra­ño di­se­ño del freno de mano se reem­pla­za por otro tam­bién anó­ma­lo, con un bo­tón por en­ci­ma de la pa­lan­ca. Eso sí, ahí te­ne­mos el sis­te­ma OnS­tar o el wi­fi com­par­ti­do pa­ra los ocu­pan­tes. Me­jor aún su cli­ma­ti­za­ción, dual y con man­dos pro­pios, que no obli­gan a ªju­ga­rº con la pan­ta­lla. El per­so­nal ajus­te de cha­sis de Opel, aun­que en­tu­sias­ma a mu­chos, pa­re­ce no es­tar pre­sen­te en es­ta oca­sión. Si la di­rec­ción no in­for­ma mu­cho, in­vi­ta a gi­rar el vo­lan­te de más en las cur­vas, pa­ra apo­yar­se en dos eta­pas. Eso sí, co­ló­ca­lo en ejer­ci­cios co­mo el test del al­ce o el es­la­lon y mos­tra­rá unas ma­ne­ras más efi­ca­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.