Peu­geot 2008 1.2 Pu­reTech GT Li­ne ¿

Autovía - - MAGAZINE -

Có­mo se­ría un 2008 si no lle­va­ra una po­si­ción de con­duc­ción tan pe­cu­liar y no apos­ta­ra por in­cor­po­rar unos neu­má­ti­cos M+S in­clu­so en el aca­ba­do ªde­por­ti­voº GT-Li­ne? Pre­gun­ta ab­sur­da, que flo­ta­ba en el am­bien­te, por­que ya no se­ría un 2008. In­clu­so los par­ti­da­rios de ese vo­lan­te pe­que­ño, que mar­ca to­do, des­de la po­si­ción de con­duc­ción has­ta el pro­pio ac­ce­so a la pla­za de­lan­te­ra, co­no­cen de­trac­to­res cer­ca­nos a la ho­ra de en­jui­ciar­lo. Y to­do aque­llo que pro­por­cio­na­rá ven­ta­jas reales en con­di­cio­nes in­ver­na­les a tra­vés de su mon­ta de neu­má­ti­cos, en las con­di­cio­nes de seco en que he­mos en­sa­ya­do el 2008 lo re­tra­sa. In­clu­so las me­di­cio­nes de rui­do, sin ser ex­ce­si­va­men­te ele­va­das, se ven afec­ta­das por es­ta elec­ción de go­mas. To­do ello in­vi­ta, sin que­rer, a pen­sar in­cons­cien­te­men­te en qué su­ce­de­ría con una ins­tru­men­ta­ción que no fue­ra ta­pa­da por el pro­pio vo­lan­te a mu­chos de los pre­sen­tes. O con otra mo­to­ri­za­ción a la que el tac­to del cam­bio de cin­co mar­chas, no hi­cie­ra po­co agra­da­ble su ma­ne­jo, co­mo su­ce­de con su va­rian­te Die­sel de seis mar­chas. No es que ne­ce­si­te más mar­chas, por­que con su li­ge­re­za se de­fien­de me­jor que sus her­ma- nos de PSA y el mo­tor co­mún se ex­pre­sa me­jor. Lue­go, el bas­ti­dor de­mues­tra un equi­li­brio de com­por­ta­mien­to en­co­mia­ble. Pier­de mu­chos pun­tos en la fre­na­da, co­rres­pon­dien­te a los mu­chos me­tros que alar­ga la fre­na­da en seco y que la fre­na­da so­bre fir­me asi­mé­tri­co, sin una ca­pa de agua grue­sa, ni una ba­ja tem­pe­ra­tu­ra, no per­mi­te a las go­mas sa­car más pe­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.