Icó­ni­co

FORD MUS­TANG

Autovía - - CONTACTOS - PA­BLO MA­LLO pma­llo@mpib.es

El mí­ti­co de­por­ti­vo ame­ri­cano se re­nue­va y apor­ta más tec­no­lo­gía, un cam­bio de 10 ve­lo­ci­da­des, amor­ti­gua­do­res Mag­neRi­de y al­gu­na que otra sor­pre­sa.

Siem­pre ha ha­bi­do ver­sio­nes de importación del Mus­tang, pe­ro la úl­ti­ma ge­ne­ra­ción (lan­za­da en Es­pa­ña en 2015) ha si­do la pri­me­ra en co­mer­cia­li­zar­se de ma­ne­ra ofi­cial en Eu­ro­pa, con es­pe­ci­fi­ca­cio­nes pro­pias pa­ra nues­tro mer­ca­do y un com­por­ta­mien­to nun­ca an­tes vis­to en es­te mo­de­lo, fru­to de un es­que­ma de sus­pen­sio­nes mu­cho más evo­lu­cio­na­do. Aho­ra, des­pués de al­go más de tres años a la ven­ta, re­ci­be una ac­tua­li­za­ción a ni­vel es­té­ti­co, tec­no­ló­gi­co y de equi­pa­mien­to, aña­dien­do cua­li­da­des que con­vier­ten al Ford Mus­tang 2018 en un co­che to­da­vía más in­tere­san­te. Ade­más de mo­di­fi­ca­cio­nes en los fa­ros Ð aho­ra de ti­po le­dÐ y su­til re­di­se­ño de la pa­rri­lla y los pa­ra­gol­pes, la pues­ta al día del Mus­tang trae con­si­go una ca­ja au­to­má­ti­ca de 10 ve­lo­ci­da­des, po­si­bi­li­dad de in­cor­po­rar amor­ti­gua­do­res adap­ta­ti­vos Mag­neRi­de, cua­dro de man­dos di­gi­tal y un nue­vo sis- te­ma de es­ca­pe ac­ti­vo, en­tre otros ele­men­tos. En el ca­so de las ver­sio­nes ma­nua­les de 6 mar­chas (con em­bra­gue bi­dis­co en el V8), se aña­de una fun­ción de ªdo­ble em­bra­gueº que au­to­má­ti­ca­men­te da un gol­pe de gas en las re­duc­cio­nes.

Mu­chos gad­gets

Jun­to con los re­gla­jes del ESP, du­re­za de la di­rec­ción y de los amor­ti­gua­do­res adap­tat ivos, res­pues­ta del cam­bio au­to­má­ti­co y mo­tor, to­dos los Mus­tang mo­di­fi­can el so­ni­do del mo­tor en fun­ción del mo­do de con­duc­ción se­lec­cio­na­do (Nor­mal, Spor t, Track, y Snow/ Wet), o por me­dio de un me­nú es­pe­cí­fi­co. El V8 lo ha­ce gra­cias a unas ma­ri­po­sas en los es­ca­pes y, con una nue­va fun­ción, se pue­den in­clu­so pro­gra­mar las ho­ras en las que ser más si­len­cio­so, por ejem­plo pa­ra no mo­les­tar a los ve­ci­nos por las ma­ña­nas (se pa­sa de unos bas­tan­te so­no­ros 82 de­ci­be­lios en el mo­do Cir­cui­to, a unos más dis­cre­tos 72 de­ci­be­lios en el mo­do Si­len­cio­so). El 2.3 EcoBoost, que mo­di­fi­ca muy acer­ta­da­men­te el so­ni­do del mo­tor por me­dio del sis­te­ma de can­ce­la­ción de rui­dos y los al­ta­vo­ces del co­che (am­pli­fi­can­do fre­cuen­cias es­pe­cíf icas), re­ci­bi­rá más ade­lan­te es­te sis­te­ma de ma­ri­po­sas en el es­ca­pe, en su ca­so de ma­ne­ra op­cio­nal, pa­ra que des­de fue­ra del co­che tam­bién se per­ci­ba una ma­yor de­por­ti­vi­dad. A pe­sar de con­tar con so­lo c uat ro ci l i ndros,

tan­to su so­ni­do co­mo su em­pu­je Ð ca­si sin efec­to tur­boÐ re­sul­tan ple­na­men­te sa­tis­fac­to­rios y acor­des con lo que ca­bría es­pe­rar de un ver­da­de­ro Mus­tang, aun­que es cier­to que el V8 ele­va no­ta­ble­men­te las sen­sa­cio­nes, con una res­pues­ta to­da­vía más lle­na, so­no­ra e in­me­dia­ta, tí­pi­ca de un mo­tor at­mos­fé­ri­co de gran ci­lin­dra­da.

Otro ele­men­to que de­fi­ne al nue­vo Mus­tang es el cua­dro de ins­tru­men­tos di­gi­tal, for­ma­do por una pan­ta­lla en co­lor que brin­da cier­to gra­do de per­so­na­li­za­ción y va­rios di­se­ños, de­pen­dien­do del mo­do de con­duc­ción se­lec­cio­na­do o de nues­tra con­fi­gu­ra­ción per­so­nal. Sus tres pe­que­ños re­lo­jes cen­tra­les pue­den mos­trar in­for­ma­cio­nes tan di­ver­sas co­mo la tem­pe­ra­tu­ra del ai­re de ad­mi­sión, del acei­te, de la cu­la­ta, de la trans­mi­sión, vol­ta­je de la batería, pre­sión del acei­te, re­la­ción ai­re/com­bus­ti­ble... A su vez, pro­por­cio­na he­rra­mien­tas de me­di­ción pa­ra ma­nio­bras de ace­le­ra­ción, fre­na­da, fuer­zas g, tiem­po por vuel­ta en cir­cui­to, etc.

Com­por­ta­mien­to de­por­ti­vo

Es un co­che muy equi­li­bra­do y efi­caz en cur­va, pre­ci­so y con mo­vi­mien­tos de ca­rro­ce­ría muy con­te­ni­dos Ð so­bre to­do en mo­do Sport con amor­ti­gua­do­res Mag­neRi­deÐ . Su agi­li­dad es mu­cho ma­yor de lo que su­gie­ren su pe­so y ta­ma­ño, in­clu­so en la ca­rro­ce­ría des­ca­po­ta­ble, cu­ya ca­po­ta aís­la muy bien del rui­do. Pa­ra es­ta oca­sión, las sus­pen­sio­nes se han re­ca­li­bra­do y se han aña­di­do ba­rras es­ta­bi­li­za­do­ras de ma­yor diá­me­tro, jun­to con un eje tra­se­ro re­for­za­do en bus­ca de una ma­yor pre­ci­sión. La con­cien­zu­da pues­ta a pun­to, ade­más de una bue­na ca­li­dad de fa­bri­ca­ción, ha­cen del Mus­tang una al­ter­na­ti­va real­men­te ape­te­ci­ble en cual­quie­ra de sus ver­sio­nes.

Tan­to en su mo­to­ri­za­ción 2.3 EcoBoost co­mo en la evo­ca­do­ra ver­sión 5.0 V8, el Mus­tang es un co­che re­ple­to de per­so­na­li­dad

La ver­sión des­ca­po­ta­ble es sor­pren­den­te­men­te pre­ci­sa y ágil con los amor­ti­gua­do­res Mag­neRi­de. Des­ta­ca el ge­ne­ro­so ni­vel de equi­pa­mien­to y la bue­na pos­tu­ra al vo­lan­te. El cua­dro di­gi­tal se pue­de per­so­na­li­zar.

El cam­bio au­to­má­ti­co de 10 ve­lo­ci­da­des y el cua­dro de man­dos di­gi­tal son nue­vos.

Xx xxxx xxxxxxxx xxx x xx Xxxx xx xxx xxxx

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.