CI­TROËN C4 CAC­TUS

CI­TROËN C4 CAC­TUS PU­RETECH 81 KW (110 CV) S&S EAT6 SHI­NE La ha­za­ña que lo­gra Ci­troën con el C4 Cac­tus es que, sin una mo­di­fi­ca­ción sus­tan­cial de los ele­men­tos de la ge­ne­ra­ción an­te­rior, es ca­paz de con­se­guir que la nue­va se per­ci­ba muy di­fe­ren­te. Y ya te

Autovía - - SUMARIO - LUIS M. VI­TO­RIA lm­vi­to­ria@mpib.es

In­ge­nio­sa­men­te sen­ci­llo o sen­ci­lla­men­te in­ge­nio­so. De­ci­de los ad­ver­bios y ad­je­ti­vos; pe­ro de lo que no ca­be du­da es que re­fle­jan a es­te C4 Cac­tus des­de 2014. Con su es­tre­na­do resty­ling se sien­te me­nos SUV y más tu­ris­mo, si­tuán­do­se en­tre los uti­li­ta­rios más gran­des y los com­pac­tos más pe­que­ños. En es­ta con­si­de­ra­ción re­sul­ta cla­ve la trans­for­ma­ción de su ca­rro­ce­ría. Y más, si se uti­li­za en ella una pin­tu­ra os­cu­ra que ca­mu­fle ele­men­tos que dan con­tras­te, co­mo los pro­tec­to­res de los pa­sos de rue­da, pa­ra­cho­ques o los mi­ni air­bumps. Sí, mi­ni, por­que de aque­llos que ocu­pa­ban me­dia puer­ta a es­tos que, dis­cre­ta­men­te, se si­túan en la zo­na in­fe­rior hay un mun­do: ni si­quie­ra son ya acol­cha­dos y, así, pier­den fun­cio­na­li­dad. Por cos­to­sos, por­que su acep­ta­ción no fue la es­pe­ra­da, por­que así el C4 con­si­gue pa­re­cer más un tu­ris­mo... cual­quie­ra de es­tas ra­zo­nes, u otras, han lle­va­do al cam­bio de un ele­men­to que, si nos ate­ne­mos a la pu­bli­ci­dad, de­fi­nía al pri­mer C4 Cac­tus.

En esa me­ta­mor­fo­sis que arran­ca des­de el te­rreno de los SUV, otro as­pec­to que es­te Ci­troën ha de­ja­do por el ca­mino han si­do las ba­rras lon­gi­tu­di­na­les del

te­cho. Al mar­gen de lo an­te­rior, los pi­lo­tos con efec­to 3D se ven me­jor; lo mis­mo que el in­ter­mi­ten­te la­te­ral, que pa­sa de la ale­ta al re­tro­vi­sor.

Con­fort sen­ti­do... o sen­ta­do

An­tes me cos­ta­ba si­tuar­me a gus­to al vo­lan­te, pues du­ran­te ki­ló­me­tros iba va­rian­do la al­tu­ra del asien­to y has­ta la in­cli­na­ción del res­pal­do pa­ra dar con una po­si­ción có­mo­da y, aho­ra, ha pa­sa­do a pa­re­cer­me uno más: no el me­jor, pe­ro sí uno acep­ta­ble­men­te con­for­ta­ble. Los cul­pa­bles de ese cam­bio son dos: el vo­lan­te, que pue­de re­gu­lar­se aho­ra tam­bién en pro­fun­di­dad; y la ban­que­ta, que tie­ne un mu­lli­do más fir­me, con lo que el pe­so no re­cae só­lo so­bre los mus­los. ¿Qué le fal­ta? Más su­je­ción la­te­ral, apo­yo en la zo­na lum­bar y que, al re­gu­lar­se en al­tu­ra, no va­ríe la in­cli­na­ción.

Me­nos tra­ba­jo tie­ne Ci­troën que ha­cer con la in­so­no­ri­za­ción. Qui­zá el so­nó­me­tro no re­fle­je to­da la me­jo­ra (tu­vi­mos que rea­li­zar la me­di­ción llo­vien­do), pe­ro exis­te. Más sol­da­du­ras, in­so­no­ri­zan­te, jun­tas o cris­ta­les más grue­sos, se no­tan.

Co­mo los cam­bios en la sus­pen­sión. El C4 es­tre­na amor­ti­gua­do­res con to­pes hi­dráu­li­cos que apor­tan una ca­li­dad de ro­da­du­ra su­pe­rior a la que te­nía, pe­ro tam­bién rec­to­ca la di­rec­ción: si­gue li­ge­ra pe­ro cuen­ta con una agra­da­ble sen­sa­ción de en­du­re­ci­mien­to cuan­do se gi­ra, que da ma­yor pre­ci­sión. Sin em­bar­go, los amor­ti­gua­do­res con­si­guen por sí so­los, a la vez que se sua­vi­zan los mue­lles, ma­yor con­fort de mar­cha. In­clu­so has­ta cuan­do se lle­ga al lí­mi­te de tra­ba­jo de la sus­pen­sión, se sien­te más pro­gre­si­vo. Con pe­que­ñas on­du­la­cio­nes del fir­me, la per­cep­ción es de sua­ve os­ci­la­ción y, aun cuan­do sean más acu­sa­das, la sen­sa­ción de ab­sor­ción es ma­yor, por­que tre­pi­da me­nos: la sus­pen­sión fil­tra no­ta­ble­men­te más, por mu­cho que no sea una co­mo la que te­nían los Ci­troën Xan­tia o C5 «neu­má­ti­cos».

El 1.2 de ga­so­li­na de 110 CV es el úni­co mo­tor, por aho­ra, con cam­bio au­to­má­ti­co de la ga­ma. El EAT6 no es el más rá­pi­do de su ti­po, pe­ro sí sua­ve. Ra­ra­men­te du­da, pe­ro a ve­ces lo ha­ce: en pen­dien­te y con po­ca car­ga. En cuan­to al mo­tor, es más que su­fi­cien­te pa­ra ha­cer ágil al C4 Cac­tus, aun­que no es un trueno, de mo­do que su ren­di­mien­to es muy co­rrec­to en un co­che así de li­ge­ro.

Con el tra­ba­jo en in­so­no­ri­za­ción, ri­gi­dez y amor­ti­gua­ción, la ca­li­dad de ro­da­du­ra cre­ce de for­ma no­ta­ble

Más ayu­das a la con­duc­ción, co­mo la ad­ver­ten­cia de vehícu­los en el ca­rril ad­ya­cen­te o de ries­go de co­li­sión. En el pack Drive As­sist Plus de 600 eu­ros.

Las ba­rras del te­cho ya no son de se­rie, pe­ro es­tán en al­gu­nos aca­ba­dos. Apor­ta­ban de 5,5 a 7 cm de al­tu­ra. Sin ellas, la ca­rro­ce­ría pa­re­ce más ba­ja.

FO­TOS MIKAEL HELSING

Con los nue­vos amor­ti­gua­do­res, la sus­pen­sión tie­ne me­nos es­tri­den­cias.

POR LUIS M. VI­TO­RIA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.