COM­PA­RA­TI­VA SEAT IBI­ZA 1.0 ECO TSI SU­ZU­KI SWIFT 1.0 GLX SHVS

Son ca­pa­ces de adap­tar­se fá­cil y rá­pi­da­men­te a un mon­tón de po­si­bles es­ce­na­rios di­fe­ren­tes, ya que por su agi­li­dad y ta­ma­ño per­mi­ten rá­pi­dos mo­vi­mien­tos por la ur­be, mien­tras que gra­cias a sus mo­to­res tri­ci­lín­dri­cos tur­bo de ga­so­li­na de más de 110 CV ofre

Autovía - - SUMARIO -

Na­cie­ron ca­si al mis­mo tiem­po y ya van por su quin­ta ge­ne­ra­ción. La ac­tual del Ibi­za so­bre­sa­le por su equi­li­brio. No es el más gran­de por fue­ra, pe­ro es­tá cer­ca de los ma­yo­res, y su ha­bi­ta­bi­li­dad ha pro­gre­sa­do bas­tan­te. Por den­tro es de los que ma­yor an­chu­ra ofre­ce, pe­ro tam­bién des­ta­ca la co­ta pa­ra las pier­nas. El Swift cuen­ta con un ta­ma­ño ex­te­rior me­nor, con 22 cm me­nos de lon­gi­tud y 4 de an­chu­ra, si bien le aven­ta­ja en 6 cm en al­tu­ra. Tam­bién es de los que me­nor ba­ta­lla ofre­ce, con 11 cm me­nos que su ri­val y 14 que un Re­nault Clio. Y es que por su ta­ma­ño ex­te­rior es­tá más cer­ca de un pe­que­ño ciu­da­dano que de un uti­li­ta­rio, al­go que no le im­pi­de ofre­cer un am­plio in­te­rior, aun­que le­jos del Ibi­za. Pe­se a ello, su­pera con hol­gu­ra en an­chu­ra tra­se­ra a un Maz­da 2 o en es­pa­cio pa­ra las pier­nas a un Peugeot 208.

Sus ha­bi­tácu­los es­tán bien en­sam­bla­dos, con em­pleo de ma­te­ria­les sen­ci­llos, si bien el Ibi­za pre­sen­ta ajus­tes más fi­nos. En am­bos el sal­pi­ca­de­ro es de plás­ti­co du­ro y ape­nas hay ca­bi­da pa­ra los mu­lli­dos. Pe­se a ello, los del es­pa­ñol irra­dian una ca­li­dad más ele­va­da. La er­go­no­mía se sien­te cui­da­da, con to­dos sus man­dos a mano, fá­ci­les de ac­cio­nar, y con una bue­na pos­tu­ra de con­duc­ción, aun­que en el Ibi­za el con­duc­tor es­tá me­jor in­te­gra­do.

Atrás sor­pren­de gra­ta­men­te el es­pa­cio pa­ra las pier­nas que en­con­tra­mos en el Swift. Su ri­val ofre­ce 6 cm más, pe­ro con unas pla­zas pen­sa­das más pa­ra dos ocu­pan­tes que pa­ra tres, mien­tras en el ja­po­nés la zo­na cen­tral del asien­to cuen­ta con el mis­mo es­pu­ma­do al tiem­po que su tú­nel cen­tral resulta me­nos vo­lu­mi­no­so. Por ca­pa­ci­dad de ma­le­te­ro sor­pren­de de nue­vo el Swift pa­ra su ta­ma­ño ex­te­rior, aun­que el Ibi­za se im­pon­ga con 20 li­tros ex­tra y ma­yor fun­cio­na­li­dad.

Ga­so­li­na o mi­cro­hí­bri­do

Sus me­cá­ni­cas ofre­cen ex­ce­len­te re­la­ción en­tre pres­ta­cio­nes y con­su­mos. Los dos con tri­ci­lín­dri­cos so­bre­ali­men­ta­dos que en nues­tras prue­bas dan ven­ta­ja al Ibi­za con 6 CV y 3,6 mkg más. Con ello, su su­pe­rio­ri­dad so­bre el pa­pel es cla­ra, pe­ro el Swift tie­ne dos im­por­tan­tes ases. El pri­me­ro, su re­du­ci­do pe­so —es el uti­li­ta­rio más li­viano— y el otro, el li­ge­ro apo­yo que le brin­da su mo­tor eléc­tri­co, que si bien es­tá pen­sa­do pa­ra re­du­cir con­su­mos asis­te li­ge­ra­men­te al tér­mi­co en ace­le­ra­ción con 3 CV ex­tra. Ade­más, po­ne en mar­cha el mo­tor tér­mi­co tras las de­ten­cio­nes con una gran sua­vi­dad y ac­túa co­mo ge­ne­ra­dor de ener­gía en re­ten­ción pa­ra al­ma­ce­nar­la en una pe­que­ña ba­te­ría de li­tio que, jun­to a la tra­di­cio­nal de plo­mo, ali­men­ta a los dis­po­si­ti­vos de con­fort del co­che. Gra­cias a ello se ca­ta­lo­ga con la eti­que­ta «Eco» de la DGT, con lo que pa­ga me­nos im­por­te en las zo­nas de es­ta­cio­na­mien­to re­gu­la­do, pue­de cir­cu­lar oca­sio­nal­men­te so­lo con el con­duc­tor en ca­rri­les de al­ta ocu­pa­ción y es­tá exen­to de la prohi­bi­ción de cir­cu­la­ción en al­gu­nas ciu­da­des an­te epi­so­dios de al­ta con­ta­mi­na­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.