Con S de sport

La ac­tua­li­za­ción del BMW i3, el eléc­tri­co más van­guar­dis­ta, nos ha traí­do una nue­va ver­sión de­por­ti­va con un mo­tor más po­ten­te y cha­sis re­vi­sa­do.

Autovía - - PRUEBA - LUIS M. VI­TO­RIA lm­vi­to­[email protected] J. F. PA­CHE­CO Y MPIB

De una úni­ca ver­sión, cen­trán­do­nos en sus mo­to­res, a va­rias en una mis­ma ga­ma. Así, y del mis­mo modo que ha ve­ni­do pa­san­do con el Zoe o pa­sa­rá con el Leaf, quien ten­drá una ver­sión más po­ten­te que la ori­gi­nal de 150 CV, el i3 suma a la de 170 CV una de 184 CV. In­clu­so, en am­bos ca­sos, tan­to pa­ra i3 co­mo pa­ra el re­cién lle­ga­do i3S, se cuen­ta con la op­ción del REX equi­pa­do de un bi­ci­lín­dri­co de 650 cm3 des­ti­na­do a au­men­tar la au­to­no­mía ac­tuan­do co­mo car­ga­dor "on­board", aun­que con un so­bre­cos­te de 4.700 eu­ros.

Más di­rec­to

El sim­ple abor­da­je a una ro­ton­da con ra­pi­dez da pis­tas de las apor­ta­cio­nes del i3S. Y no di­ga­mos en­fren­tán­do­nos a cur­vas en­la­za­das. En es­tas cir­cuns­tan­cias, la com­par­ti­da nue­va gestión del DSC con el i3 ha­ce que ese con­trol de es­ta­bi­li­dad ac­túe menos. Ocu­rre, en par­te, porque se ha ele­va­do su um­bral de fun­cio­na­mien­to Ð an­tes muy con­ser­va­dor o in­tru­si­vo, es­pe­cial­men­te a la ho­ra de abor­tar sub­vi­ra­je­sÐ ; en tan­to que los otros cam­bios ex­clu­si­vos de es­ta ver­sión tam­bién re­per­cu­ten muy po­si­ti­va­men­te a sen­tir un i3 no so­lo mu­cho más só­li­do, sino tam­bién más de­por­ti­vo. Es el ca­so de una sus­pen­sión más du­ra que la del i3 Ð con amor­ti­gua­do­res y tam­bién mue­lles, 10 mm más cor­tos, es­pe­cí­fi­co­sÐ , lo que no le ha­ce el más có­mo­do en as­fal­tos mal con­ser­va­dos; y de una ma­yor sec­ción de rue­da en

am­bos ejes. Es­tos cam­bios lle­van, esen­cial­men­te, a que el eje de­lan­te­ro au­men­te su lí­mi­te de ad­he­ren­cia, ga­ne más aga­rre, con lo que los cam­bios de di­rec­ción se pue­den ha­cer a ma­yor ve­lo­ci­dad. Ade­más, el ajus­te de esa di­rec­ción y del acelerador pue­de ser más di­rec­to si se eli­ge la nue­va fun­ción sport.

La di­fe­ren­cia de po­ten­cia es­tá, co­mo el in­cre­men­to de par de 25,5 a 27,6 mkg en el i3S. Lo ma­ni­fies­tan las sen­sa­cio­nes y lo re­fren­da el cro­nó­me­tro. Eso sí, se no­tan a me­di­da que la ve­lo­ci­dad va in­cre­men­tán­do­se y hay ca­rre­te­ra por de­lan­te, no en trá­fi­co ur­bano. Así que si vas a usar el i3S pa­ra mo­ver­te por ciu­dad, fun­da­men­tal­men­te, me­jor pien­sa en un i3, que es 3.650 eu­ros más ba­ra­to y co­rre lo mis­mo, por ejem­plo, cuan­do se tra­ta de ace­le­rar de 0 a 50 km/h. Por com­pa­ra­ción con el i3 de 170 CV, cuan­do el S da más de sí es su­pe­ra­dos los 50 km/h, pues has­ta en­ton­ces la ventaja que tie­ne de ma­yor par la pier­de por el ma­yor pe­so Ð 100 ki­los má­sÐ . En to­do ca­so, el i3S no só­lo es más po­ten­te, sino que tam­bién tie­ne esa des­ven­ta­ja del pe­so, se­gún nues­tras me­di­cio­nes, y una peor pe­ne­tra­ción ae­ro­di­ná­mi­ca. Lo po­si­ti­vo es que, en con­di­cio­nes de uso nor­ma­les, las que de­fi­ne el trá­fi­co y el sen­ti­do co­mún cuan­do no lo hay, tan­to la ver­sión de 170 co­mo la de 184 CV gas­tan lo mis­mo, de modo que la au­to­no­mía no cam­bia de usar uno y otro en los mis­mos re­co­rri­dos. En fun­ción de la ve­lo­ci­dad, el al­can­ce de los 27,2 kWh úti­les de la ba­te­ría os­ci­la en­tre 160 y 220 km/h, se­gún tu rit­mo.

Por su­pues­to, y gra­cias a que el i3s man­tie­ne el One Pe­dal Feel, sigue pu­dién­do­se con­du­cir so­lo con el acelerador. Así, al ali­ge­rar la pre­sión so­bre es­te pe­dal, con­se­gui­mos una in­ten­si­dad de fre­na­da re­ge­ne­ra­ti­va enorme. Efi­cien­cia, en de­fi­ni­ti­va, aun­que tam­bién con­fort de con­duc­ción, una vez adap­ta­dos. Así las co­sas, el pe­dal del freno só­lo lo ne­ce­si­ta­rás pa­ra emer­gen­cias.

Tam­po­co hay cam­bios en la es­truc­tu­ra, sin pilar B y con su pe­cu­liar con­fi­gu­ra­ción de puer­tas. Su uso es en­go­rro­so: no pue­des ce­rrar la pos­te­rior si an­tes no lo he­cho la de­lan­te­ra. Y el ma­le­te­ro (el tra­se­ro, porque de­lan­te del ha­bi­tácu­lo hay otro hue­co ba­jo el ca­pó, ideal co­mo re­duc­to pa­ra los car­ga­do­res), si te ci­ñes a la al­tu­ra de la ban­de­ja, es bas­tan­te re­du­ci­do.

La ma­yor po­ten­cia en­tre los dos i3 se no­ta so­la­men­te una vez que se so­bre­pa­san los 50 km/h: en ca­rre­te­ra, por tan­to

Más van­guar­dis­ta, ca­si im­po­si­ble. Ma­te­ria­les exó­ti­cos —no so­lo en su cha­sis de fi­bra de car­bono y alu­mi­nio—, aca­ba­do im­pe­ca­ble.

Do­ble ma­le­te­ro, uno pe­que­ño ba­jo el ca­pó, per­fec­to pa­ra los ca­bles, in­clu­so mo­ja­dos; uno tra­se­ro más ca­paz, pa­ra el día a día, fá­cil­men­te am­plia­ble sa­cri­fi­can­do una o las dos pla­zas traseras.

La S en el nom­bre, pa­ra­cho­ques es­pe­cí­fi­co, ale­ti­nes y fa­ros full led dis­tin­guen a es­te i3.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.