3 EX­TE­RIOR

Autovía - - MAGAZINE -

CA­RRO­CE­RÍA. La pri­me­ra par­te de la re­vi­sión de un co­che con­sis­te en mi­rar­lo mu­cho. Hay que com­pro­bar que es si­mé­tri­co, que los dis­tin­tos pa­ne­les de la ca­rro­ce­ría son igua­les en­tre sí y tam­bién la hol­gu­ra que pue­de ha­ber en­tre ellos (por ejem­plo, mi­ra a am­bos la­dos del ca­pó o la ta­pa del ma­le­te­ro).

PINTURA. Mi­ran­do de for­ma ca­si pa­ra­le­la a la cha­pa es más fá­cil dis­tin­guir si tie­ne «piel de na­ran­ja». Ade­más, ob­ser­van­do la pintura per­pen­di­cu­lar­men­te con la me­jor luz po­si­ble se ve si hay cam­bios de co­lor en­tre dis­tin­tas par­tes de la ca­rro­ce­ría, sín­to­ma de re­pin­ta­do an­te al­gu­na re­pa­ra­ción.

GO­MAS. Ade­más del es­ta­do de las go­mas ex­te­rio­res en sí, hay que com­pro­bar tam­bién si tie­nen ras­tros de pintura.

NEU­MÁ­TI­COS. Apre­cia el gra­do de des­gas­te, si es­tán uni­for­mes o no, las po­si­bles grie­tas o bo­llos en los flan­cos y la fe­cha de fa­bri­ca­ción. Que los neu­má­ti­cos no sean to­dos de la mis­ma mar­ca y ti­po in­di­ca un man­te­ni­mien­to des­cui­da­do por par­te del an­te­rior pro­pie­ta­rio. Otro con­se­jo: no es pre­ci­so que les des una pa­ta­da pa­ra co­rro­bo­rar su es­ta­do.

ÓXIDO. Hay que mi­rar to­do el co­che, es­pe­cial­men­te las zo­nas por don­de es­cu­rre el agua. En­tre los pun­tos co­mu­nes de óxido es­tán la ba­se del pa­ra­bri­sas y la lu­ne­ta, los vier­tea­guas, la par­te ba­ja de los la­te­ra­les, los pun­tos de fi­ja­ción del ga­to y la cara in­te­rior de los pa­sos de rue­da. Por den­tro no ol­vi­des com­pro­bar el sue­lo del ma­le­te­ro. En la zo­na de los pa­ra­gol­pes vi­gi­la tam­bién có­mo es­tán las unio­nes a la ca­rro­ce­ría.

BA­JOS. Aun­que no es co­mún dis­po­ner de un ele­va­dor o un fo­so, la ma­yo­ría de los ta­lle­res ha­cen una ins­pec­ción pre­via a la ITV que tie­ne un cos­te ri­dícu­lo con re­la­ción a la in­ver­sión ne­ce­sa­ria pa­ra com­prar y re­pa­rar un co­che. Por ello, pue­de ser un buen lu­gar pa­ra ha­cer una re­vi­sión de los ba­jos del vehícu­lo: in­ten­ta que­dar allí con el ven­de­dor y mi­ra qué di­ce el me­cá­ni­co.

Siem­pre hay que rea­li­zar una ins­pec­ción mi­nu­cio­sa de to­do, y lue­go ve­ri­fi­car el fun­cio­na­mien­to con una prue­ba por ciu­dad y ca­rre­te­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.