Seat Ate­ca fren­te al Sko­da Ka­roq

Di­na­mis­mo y ver­sa­ti­li­dad son las ca­rac­te­rís­ti­cas prin­ci­pa­les de dos SUV a prio­ri tan se­me­jan­tes co­mo Ate­ca y Ka­roq, di­fe­ren­cia­dos por el ADN de ca­da mar­ca más en el fon­do que en la for­ma.

Autovía - - SUMARIO - ÓS­CAR DÍAZ [email protected]

Seat y Sko­da com­par­ten ca­mi­nos des­de ha­ce tiem­po, aun­que no es­tán tan pró­xi­mos co­mo pa­ra re­pli­car sus ga­mas al 100% ni tan ale­ja­dos co­mo pa­ra no apro­ve­char las eco­no­mías de es­ca­la, co­mo su­ce­de con los Ate­ca y Ka­roq.

Am­bas mar­cas han rea­li­za­do dos SUV a par­tir de la pla­ta­for­ma MQB con una eje­cu­ción di­fe­ren­cia­da por al­go más que de­ta­lles de aca­ba­do, re­ves­ti­mien­tos y em­ble­mas. Com­par­ten re­gu­la­cio­nes de vo­lan­te y am­bien­te; sí, pe­ro el in­te­rior es es­pe­cí­fi­co y da pie a al­gu­nas di­fe­ren­cias tan­to de ha­bi­ta­bi­li­dad co­mo de per­cep­ción.

En el Ka­roq se va sen­ta­do al­go más al­to, lo que fa­vo­re­ce un me­jor con­trol vi­sual so­bre la ca­rre­te­ra, y los res­pal­dos son más cor­tos que en el Ate­ca. Las pla­zas tra­se­ras que­dan pe­na­li­za­das en am­bos por un tú­nel de trans­mi­sión pro­mi­nen­te, si bien el Sko­da se guar­da un as en la man­ga con el nom­bre de asien­tos Va­rioF­lex: bu­ta­cas in­di­vi­dua­les (op­cio­nal, 305 eu­ros) que me­jo­ra la ver­sa­ti­li­dad al per­mi­tir avan­zar o re­tra­sar los asien­tos has­ta 15 cm re­con­fi­gu­ran­do el ha­bi­tácu­lo en pos de ma­yor an­chu­ra o ca­pa­ci­dad de car­ga re­ti­ran­do se­lec­ti­va­men­te al­gún asien­to —18 ki­los de pe­so los la­te­ra­les y 13 el cen­tral— . Eso sí, aña­den pe­so y le ha­cen per­der al­gún cen­tí­me­tro tan­to pa­ra las pier­nas de los ocu­pan­tes tra­se­ros co­mo en al­tu­ra fren­te al ex­cep­cio­nal Seat Ate­ca.

¿SUVs de ga­so­li­na?

Ate­ca y Ka­roq com­par­ten al­go im­pen­sa­ble ha­ce unos po­cos años: un mo­tor de ga­so­li­na, de un li­tro y tres ci­lin­dros, que pue­de lle­gar a me­jo­rar a sus ho­mó­lo­gos Die­sel. Así, re­sul­tan más rá­pi­dos que sus ho­mó­ni­mos 1.6 TDI, tan­to en ace­le­ra­ción co­mo en la ma­nio­bra de ade­lan­ta­mien­to, y se que­dan bas­tan­te cer­ca en cuan­to a con­su­mos, me­dio li­tro ca­da 100 km el Sko­da y uno el Seat.

El Ate­ca se be­ne­fi­cia de ser ca­si 120 kg más li­ge­ro y su mo­tor se ha mos­tra­do más en for­ma por en­ci­ma de las 4.000 rpm, con la con­si­guien­te ven­ta­ja en los mo­men­tos de ma­yor exi­gen­cia co­mo arran­ca­das des­de pa­ra­do. A rit­mos con­ser­va­do­res, am­bos se mues­tran sua­ves, con em­pu­je su­fi­cien­te pa­ra man­te­ner­nos en­tre el trá­fi­co cir­cu­lan­do en mar­chas lar­gas con con­su­mos con­te­ni­dos. Eso sí, si el pie de­re­cho pe­sa de más, de­be­re­mos ol­vi­dar­nos de gas­tar po­co —más in­clu­so en el Seat que en el Sko­da—.

El Ate­ca se mues­tra más di­ná­mi­co, tra­du­ci­do en una di­rec­ción al­go más du­ra, una res­pues­ta del eje de­lan­te­ro más in­ci­si­va y una za­ga que co­la­bo­ra en las zo­nas más len­tas me­jor que la del Ka­roq. Tam­bién su amor­ti­gua­ción es más fir­me, más reac­ti­va. Por su par­te, el Sko­da ma­ni­fies­ta un gus­to

adi­cio­nal por la sua­vi­dad: en su di­rec­ción, en una sus­pen­sión más blan­da, con una es­ta­bi­li­za­do­ra de me­nor sec­ción… in­clu­so en un ex­tra de sub­vi­ra­je, y una elec­tró­ni­ca más con­ser­va­do­ra com­pa­ra­do con el Seat.

Mu­cho y bueno

El va­lor aña­di­do de uso y las soluciones prác­ti­cas son el te­rreno de Sko­da. De ahí esos de­ta­lles que per­mi­ten en­con­trar en ca­da rin­cón pe­que­ños ac­ce­so­rios muy prác­ti­cos co­mo una pa­pe­le­ra, un por­ta­tar­je­tas o una lin­ter­na ex­tra­íble en el ma­le­te­ro, en­tre otros. Se aña­den al no­ta­ble equi­pa­mien­to de se­rie de la ver­sión 1.0 TSI del Ka­roq, con aca­ba­do Am­bi­tion, que in­clu­ye cli­ma­ti­za­dor bi­zo­na, sen­sor de llu­via-lu­ces, lla­ma­da te­le­fó­ni­ca de emer­gen­cia o cá­ma­ra de apar­ca­mien­to, por ci­tar al­gu­nos.

Sor­pren­de en lo ne­ga­ti­vo que no pue­da mon­tar la ins­tru­men­ta­ción di­gi­tal que sí con­tem­pla el Seat Ate­ca, tam­bién ex­ce­len­te­men­te do­ta­do en su aca­ba­do Style, el más so­fis­ti­ca­do. Los bá­si­cos -a cos­ta de un equi­pa­mien­to más mo­des­to- per­mi­ti­rían igua­lar el fan­tás­ti­co pre­cio que anun­cia el Ka­roq, am­pa­ra­do en es­tos mo­men­tos por 2.500 eu­ros de des­cuen­to ofi­cial, y así de­jar que las pre­fe­ren­cias per­so­na­les, y no la ló­gi­ca del pre­cio, sean las que pue­dan mar­car una po­si­ble de­ci­sión de com­pra.

Un fan­tás­ti­co mo­tor de 1 li­tro y tres ci­lin­dros, con la ayu­da del tur­bo, bas­ta pa­ra im­pul­sar con sol­ven­cia a es­tos SUV

Una mis­ma ba­se téc­ni­ca y com­par­tir com­po­nen­tes no im­pli­ca ne­ce­sa­ria­men­te el mis­mo ca­rác­ter y fun­cio­na­li­dad

El Seat se mues­tra más di­ná­mi­co, en tan­to que el Ka­roq se mues­tra más prác­ti­co y con un tac­to más suave.

Los di­fe­ren­tes asien­tos fa­ci­li­tan un me­jor es­pa­cio pa­ra pier­nas en el Ate­ca, que tm­bién tie­ne un ma­le­te­ro más ca­paz. La pan­ta­lla mul­ti­fun­ción se que­da en las 8” en el aca­ba­do Style y la co­nec­ti­vi­dad pa­ra smartp­ho­ne va li­ga­da al na­ve­ga­dor. Co­mo el Ka­roq, tie­ne en op­ción la ins­tru­men­ta­ción di­gi­tal aun­que a di­fe­ren­cia de aquel, el Ate­ca es­tá dis­po­ni­ble en dos aca­ba­dos co­mer­cia­les con es­te mo­tor.

Los asien­tos tie­nen su­fi­cien­te es­pa­cio. El res­pal­do del acom­pa­ñan­te bas­cu­la ha­cia de­lan­te (90 €). La op­ción Va­rioF­lex (430 €) re­fuer­za la mo­du­la­ri­dad tra­se­ra. De se­rie cuen­ta con pan­ta­lla de 8” y co­nec­ti­vi­dad pa­ra smartp­ho­ne aun­que pue­de su­bir has­ta las 9,2”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.