STAN­PA PO­NE LA VIS­TA EN EL FU­TU­RO DE LA BE­LLE­ZA

BeautyProf - - ACTUALIDAD -

a Aso­cia­ción Na­cio­nal de Perfumería y Cos­mé­ti­ca (Stan­pa) po­ne la vis­ta en el fu­tu­ro de la be­lle­za, de la mano de The Fu­tu­re La­bo­ra­tory, en el mar­co de la presentación el pa­sa­do 20 de no­viem­bre de su nue­va se­de en Ma­drid, con el ob­je­ti­vo de co­no­cer el fu­tu­ro de la be­lle­za, el perfume y el cui­da­do de la piel en los pró­xi­mos diez años.

En un mun­do ca­da vez más ur­ba­ni­za­do y no-de­mo­grá­fi­co, los ca­nó­nes de la be­lle­za y el cui­da­do per­so­nal es­tán cam­bian­do. Me­re­dith Smith, Stra­tegy Di­rec­tor de The Fu­tu­re La­bo­ra­tory, fue la en­car­ga­da de exa­mi­nar es­tos cam­bios y pre­sen­tar las ten­den­cias que con­for­ma­rán el fu­tu­ro del sector, a tra­vés del in­for­me “The Fa­ce of the Beauty” ela­bo­ra­do por la con­sul­to­ra.

“Los cá­no­nes de be­lle­za es­tán cam­bian­do en un mun­do ca­da vez más glo­bal, y es­to se re­fle­ja en el com­por­ta­mien­to del con­su­mi­dor”, ex­pli­có Smith. Y aña­dió que “la per­so­na­li­za­ción, el ase­so­ra­mien­to in­di­vi­dual y el diag­nós­ti­co per­so­nal de las mar­cas para ca­da con­su­mi­dor son al­gu­nas de las cla­ves para en­ten­der ha­cia dón­de se en­ca­mi­na el sector en los pró­xi­mos diez años”. Asi­mis­mo, Smith apun­tó que “los cam­bios que es­tá su­frien­do el mun­do y los con­su­mi­do­res tam­bién afec­tan al sector de la be­lle­za y a su fu­tu­ro”. En­tre los con­duc­to­res del cam­bio, la di­rec­to­ra de Es­tra­te­gia de The Fu­tu­re La­bo­ra­tory des­ta­có cua­tro fun­da­men­ta­les: una men­ta­li­dad ca­da vez más ur­ba­na, que ha­ce au­men­tar las ex­pec­ta­ti­vas de las mar­cas por par­te del con­su­mi­dor; un mun­do no-de­mo­grá­fi­co, en el que no exis­ten ba­rre­ras de edad, ra­za o se­xo en cuanto a las pre­fe­ren­cias co­mo con­su­mi­do­res;

Ly un nue­vo des­or­den mun­dial. En es­ta lí­nea, Smith se­ña­ló que “to­dos es­tos cam­bios a ni­vel glo­bal afec­tan di­rec­ta­men­te a la in­dus­tria cos­mé­ti­ca”. En es­te sen­ti­do, des­ta­có la apa­ri­ción de “una nue­va ge­ne­ra­ción que no acep­ta los dis­cur­sos y que cam­bia su vi­sión de la be­lle­za”.

En es­te con­tex­to de trans­for­ma­ción se pro­du­cen cam­bios en los pro­pios có­di­gos de la be­lle­za. Tal y co­mo apun­tó Smith, “el con­su­mi­dor quie­re ser ex­per­to en be­lle­za y bus­ca in­for­ma­ción y una co­mu­ni­ca­ción en­tre igua­les, un diá­lo­go más ‘ín­ti­mo’”, aña­dien­do que “si las mar­cas no se lo dan, re­cu­rri­rá a otras fuen­tes co­mo Youtu­be, re­des so­cia­les...”.

Res­pec­to a la ex­pre­sión y la iden­ti­dad, Smith re­sal­tó que “la con­cep­ción de la be­lle­za es­tá cam­bian­do” y el fu­tu­ro se en­ca­mi­na ha­cia una es­pe­cie de ‘co­lla­ge’, sin cá­no­nes es­ta­ble­ci­dos. Des­de la pers­pec­ti­va del pro­tec­ción y el con­trol, Smith se­ña­ló que “el fu­tu­ro es­ta­rá mar­ca­do por la pro­tec­ción proac­ti­va, en con­so­nan­cia con la preo­cu­pa­ción por el bie­nes­tar de la so­cie­dad en su día a día”.

Co­mo pun­ta de lan­za del fu­tu­ro de la be­lle­za, Smith apun­tó ha­cia la per­so­na­li­za­ción de los pro­duc­tos de cos­mé­ti­ca y perfumería a tra­vés de pla­ta­for­mas di­gi­ta­les. En es­te pun­to, la di­rec­to­ra de Es­tra­te­gia de The Fu­tu­re La­bo­ra­tory des­ta­có la per­so­na­li­za­ción de la ex­pe­rien­cia de com­pra co­mo re­to para el pun­to de ven­ta fí­si­co.

La presentación de The Fu­tu­re La­bo­ra­tory fue uno de los ac­tos que se desa­rro­lla­ron du­ran­te la inau­gu­ra­ción de la nue­va se­de de Stan­pa, que con­tó con la asis­ten­cia de más de 150 per­so­na­li­da­des en re­pre­sen­ta­ción de or­ga­ni­za­cio­nes em­pre­sa­ria­les, ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas y pri­va­das; or­ga­ni­za­cio­nes de con­su­mi­do­res; dis­tri­bui­do­res y pro­vee­do­res, así co­mo re­pre­sen­tan­tes de los pro­pios aso­cia­dos.

La nue­va se­de de Stan­pa, ubicada en la cén­tri­ca Pla­za de Santa Bár­ba­ra de Ma­drid, se ha con­ver­ti­do tam­bién en el “úni­co cuer­po de la ins­ti­tu­ción en el que se com­bi­nan de ma­ne­ra per­fec­ta la razón (re­pre­sen­ta­da por Stan­pa), el co­ra­zón (lo que le do­ta la la­bor de la Fun­da­ción Stan­pa) y el al­ma y los sen­ti­dos (a tra­vés de la Aca­de­mia del Perfume)”, se­gún ex­pli­có Val Díez, di­rec­to­ra ge­ne­ral de Stan­pa. Y aña­dió que es­te “nue­vo ho­gar” es “fru­to de nues­tra con­ti­nua evo­lu­ción y don­de desa­rro­lla­re­mos to­das nues­tras ac­ti­vi­da­des, jun­to a nues­tra Fun­da­ción y a la Aca­de­mia del Perfume”. “Que­re­mos que es­te es­pa­cio se con­vier­ta en un ver­da­de­ro ‘Hub de la be­lle­za’, en una gran cen­tral de in­te­li­gen­cia en la que po­da­mos apor­tar a la so­cie­dad in­for­ma­ción no só­lo so­bre el pre­sen­te sector, sino tam­bién so­bre las ten­den­cias que marcarán el fu­tu­ro de la be­lle­za”, apun­tó Val Díez.

Por otro la­do, la di­rec­to­ra ge­ne­ral de Stan­pa se­ña­ló que la nue­va se­de apues­ta por “un es­pa­cio plu­ral” que pres­te ser­vi­cio a las más de 400 em­pre­sas a las que re­pre­sen­ta la Aso­cia­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.