BeautyProf

EL CIE­LO VUEL­VE A DES­PE­JAR­SE

PA­RA EL MER­CA­DO DE SO­LA­RES

- Skin Care · Cosmetics · Beauty · Consumer Goods · Fashion & Beauty · Lancaster

EL SEG­MEN­TO DE TRA­TA­MIEN­TOS SO­LA­RES VOL­VIÓ A BRI­LLAR EN 2019 TRAS UN AÑO DI­FÍ­CIL LAS­TRA­DO POR LAS CON­DI­CIO­NES ME­TEO­RO­LÓ­GI­CAS. LOS PRO­DUC­TOS DE PRO­TEC­CIÓN DEL ROS­TRO, QUE CON­CEN­TRAN EL 84% DE LAS GA­NAN­CIAS, AÚPAN A UN SEC­TOR MAR­CA­DO POR LOS AR­TÍCU­LOS HÍ­BRI­DOS, DE TEX­TU­RAS LI­GE­RAS, FÁ­CI­LES DE APLI­CAR, DE AB­SOR­CIÓN RÁ­PI­DA Y, CO­MO NO, RES­PE­TUO­SOS CON EL MEDIO AM­BIEN­TE.

El pa­no­ra­ma de los so­la­res vuel­ve a des­pe­jar­se tras los des­cen­sos del 7,5% en va­lor y del 11% en uni­da­des su­fri­dos en 2018. Se­gún los da­tos apor­ta­dos por la con­sul­to­ra NPD, es­te mer­ca­do se re­cu­pe­ró el año pa­sa­do con un au­men­to del 3% y una fac­tu­ra­ción de 14,7 mi­llo­nes de eu­ros du­ran­te el pe­rio­do com­pren­di­do en­tre enero y agos­to del año pa­sa­do. Es­ta re­cu­pe­ra­ción se de­be en gran me­di­da al ex­ce­len­te com­por­ta­mien­to de los so­la­res fa­cia­les, los re­yes de es­te mer­ca­do con una con­cen­tra­ción de las ven­tas del 47%, y un au­men­to del 8% du­ran­te el men­cio­na­do pe­rio­do. “El 84% de las ga­nan­cias se con­cen­tran en los pro­duc­tos de pro­tec­ción de ros­tro fe­me­ni­nos, don­de la in­no­va­ción por par­te de los fa­bri­can­tes ha si­do cla­ve. Tam­bién se pro­du­ce cre­ci­mien­to a tra­vés de los es­tu­ches so­la­res que se mues­tran muy di­ná­mi­cos”, in­di­can a es­te res­pec­to des­de la con­sul­to­ra. Sin em­bar­go, los so­la­res cor­po­ra­les, se­gun­dos por pe­so en la ca­te­go­ría con un 31%, dis­mi­nu­ye­ron sus ven­tas un 1,7%

has­ta agos­to. El Af­ter sun y los au­to­bron­cea­do­res tam­po­co ob­tu­vie­ron un buen com­por­ta­mien­to con des­cen­sos del 2,7% y del 4,4%, res­pec­ti­va­men­te. Y el mer­ca­do mas­cu­lino de so­la­res cuen­ta no­ti­cias aún más ex­tre­mas con un des­cen­so del 56,8%; eso sí, el mer­ca­do de so­la­res es emi­nen­te­men­te fe­me­nino, re­pre­sen­tan­do ca­si la to­ta­li­dad del sec­tor, y en es­te caso sí que se ha ex­pe­ri­men­ta­do un in­cre­men­to de las ven­tas del 3,4%. Lo que ex­pli­ca el cre­ci­mien­to ge­ne­ral de es­te mer­ca­do.

MÁ­XI­MA SE­GU­RI­DAD

“Cree­mos fir­me­men­te que el sec­tor de los so­la­res se di­ri­ge ha­cia pro­duc­tos que brin­den una má­xi­ma se­gu­ri­dad a la ho­ra de ex­po­ner­se al sol”, in­di­can des­de Payot res­pec­to a las ten­den­cias que vi­vi­re­mos en so­la­res du­ran­te el año, “cree­mos en ga­mas so­la­res sen­so­ria­les, re­du­ci­das en nú­me­ro de pro­duc­tos, se­gu­ras en sus fil­tros y con una me­to­do­lo­gía com­ple­ta y efec­ti­va”. Los con­su­mi­do­res “pi­den pro­duc­tos so­la­res sin dis­rup­to­res hor­mo­na­les”, aña­de en es­te mis­mo sen­ti­do Pao­la Gu­gliot­ta, fun­da­do­ra de Se­pai y

LAS TEN­DEN­CIAS EN EL SEC­TOR DE SO­LA­RES SE DI­RI­GEN A BUS­CAR FÓR­MU­LAS SE­GU­RAS Y RES­PE­TUO­SAS CON NUES­TRA PIEL Y CON EL MEDIO AM­BIEN­TE

APoEM y más­ter en Dermocosmé­tica, “lo que su­ce­de es que, aun­que se lle­va tiem­po ha­blan­do de ello, aho­ra la Co­mu­ni­dad Eu­ro­pea ha lan­za­do una no­ti­fi­ca­ción en la que in­for­ma que es­tán es­tu­dian­do to­das las sus­tan­cias que pue­den ser dis­rup­to­res en­do­cri­nos en la cos­mé­ti­ca; sa­ca­rán una lis­ta pro­vi­sio­nal y em­pe­za­rán a pe­dir a las em­pre­sas su opi­nión cien­tí­fi­ca”. En su opi­nión, en­tre ellos, exis­ten dos fil­tros so­la­res que an­tes o des­pués en­tra­rán en es­ta lis­ta: el oc­to­cri­leno y el oc­ti­no­xa­te.

Por su par­te, Bea­triz Hor­ta, Pro­duct Manager de

Be+, ex­pli­ca que el mer­ca­do de cos­mé­ti­cos so­la­res “apues­ta por crear pro­duc­tos que pro­te­jan la piel de las cua­tro ra­dia­cio­nes”: los ra­yos UVB (ra­dia­cio­nes ul­tra­vio­le­ta B, de ma­yor ener­gía, pe­ro que pe­ne­tran

po­co en la piel), los ra­yos UVA (ra­dia­cio­nes ul­tra­vio­le­ta A, con me­nor ener­gía, pe­ro que pe­ne­tran más pro­fun­da­men­te en la piel), los ra­yos IR-A (ra­dia­cio­nes so­la­res in­fra­rro­jas A, de me­nor ener­gía pe­ro las que más pe­ne­tran en la piel, lle­gan­do in­clu­so a la hi­po­der­mis) y la ra­dia­ción VIS (lla­ma­da luz azul vi­si­ble, que son ra­dia­cio­nes que, in­clu­so, lle­gan a la hi­po­der­mis). “Otra ten­den­cia muy fuer­te ac­tual­men­te, a raíz de una ma­yor con­cien­cia­ción en los úl­ti­mos años so­bre las agre­sio­nes pro­du­ci­das por el sol, son so­la­res que aú­nan una tec­no­lo­gía úni­ca y una pro­tec­ción óp­ti­ma”, ase­gu­ran en es­te sen­ti­do des­de Lan­cas­ter, “ya que aho­ra se es cons­cien­te de que la ra­dia­ción so­lar es la prin­ci­pal cau­san­te del en­ve­je­ci­mien­to pre­ma­tu­ro de la piel y, por ello, se bus­can pro­duc­tos que com­bi­nen la pro­tec­ción y un cui­da­do an­ti­edad”. Una opi­nión que com­par­ten fuen­tes de Valmont, al afir­mar que las ten­den­cias en es­te mer­ca­do irán “ha­cia pro­duc­tos que, co­mo nues­tra lí­nea per­fec­tion, no só­lo pro­te­jan, sino que tra­ten la piel y com­ba­tan el en­ve­je­ci­mien­to”.

DE­MAN­DA DE PRO­DUC­TOS HÍ­BRI­DOS

Des­de Fi­lor­ga tam­bién lo tie­nen cla­ro y afir­man que los so­la­res “han evo­lu­cio­na­do enor­me­men­te” en los úl­ti­mos años. En su opi­nión, “es­tán de­jan­do de ser, co­mo eran, me­ros pro­tec­to­res pa­ra, sin per­der efi­ca­cia, con­ver­tir­se en pro­duc­tos hí­bri­dos”. En es­te sen­ti­do, en Fi­lor­ga opinan que “se ha lle­ga­do a un ni­vel de ex­ce­len­cia en cuan­to a la per­du­ra­bi­li­dad y efi­ca­cia de los fil­tros” y des­de ha­ce unos años se evo­lu­cio­na en tér­mi­nos de sen­so­ria­li­dad (tex­tu­ras más agra­da­bles y pa­ra to­dos los gus­tos); adap­ta­ción al usua­rio (to­do ti­po de pie­les, in­clu­so sen­si­bles o alér­gi­cas) y su ac­ti­vi­dad (hay pro­duc­tos in­di­ca­dos pa­ra la vida en la ciu­dad y pro­duc­tos pa­ra dar­se ba­ños de sol...); preo­cu­pa­ción por el me­dioam­bien­te; e in­clu­so, exis­ten pro­duc­tos di­fe­ren­cia­dos se­gún el ob­je­ti­vo a con­se­guir. “Hoy en día, in­clu­so pa­ra los pro­tec­to­res so­la­res,

SE BUS­CAN NUE­VAS TEX­TU­RAS MÁS LI­GE­RAS E IN­VI­SI­BLES QUE NO OBS­TRU­YAN EL PO­RO Y QUE RE­SUL­TEN MÁS FÁ­CI­LES DE APLI­CAR Y EX­TEN­DER

las mu­je­res es­pe­ran fór­mu­las mul­ti-be­ne­fi­cios que com­bi­nen pro­tec­ción, cui­da­do y em­be­lle­ce­dor de tono”, ase­gu­ran de ma­ne­ra si­mi­lar des­de Avè­ne. Por otra par­te, Ma­ri­ne­sa Me­ca, res­pon­sa­ble de For­ma­ción de La­bo­ra­to­rios SVR, in­ci­de en que las ten­den­cias en el sec­tor de so­la­res “se di­ri­gen a bus­car fór­mu­las se­gu­ras y res­pe­tuo­sas con nues­tra piel y con el medio am­bien­te”. Por otro la­do, “los con­su­mi­do­res bus­can tex­tu­ras li­ge­ras, fá­ci­les de apli­car y de rá­pi­da ab­sor­ción, que ofrez­can una pro­tec­ción de am­plio es­pec­tro so­lar y que re­sis­tan en la piel el ma­yor tiem­po po­si­ble, pe­ro que, ade­más, la cui­den y la man­ten­gan hi­dra­ta­da mien­tras nos ex­po­ne­mos al sol, el ma­yor cau­san­te del en­ve­je­ci­mien­to y la oxi­da­ción ce­lu­lar”. “Cree­mos que el con­su­mi­dor se de­can­ta­rá por pro­duc­tos que an­te to­do le den se­gu­ri­dad, que sean prác­ti­cos y que in­clu­yan el con­cep­to mul­ti­fun­ción, ya que es­to le per­mi­te in­tro­du­cir­los fá­cil­men­te en su estilo de vida, sin ol­vi­dar la sen­so­ria

TAM­BIÉN SON IM­POR­TAN­TES LOS NUE­VOS FOR­MA­TOS, CO­MO LOS AE­RO­SO­LES, TA­MA­ÑOS MÁS VER­SÁ­TI­LES Y PRÁC­TI­COS

li­dad, al­go muy pre­sen­te en nues­tra mar­ca”, aña­den, en sen­ti­do pa­re­ci­do, des­de Payot.

Ade­más, en opi­nión de Bea­triz Hor­ta se bus­can nue­vas tex­tu­ras más li­ge­ras e in­vi­si­bles que no obs­tru­yan el po­ro y que re­sul­ten más fá­ci­les de apli­car y ex­ten­der (tan­to en la piel mo­ja­da, co­mo en piel se­ca), de ab­sor­ción in­me­dia­ta, con co­lor en pol­vos ul­tra­li­ge­ros o com­pac­tos y con fór­mu­las res­pe­tuo­sas con el me­dioam­bien­te. “En de­fi­ni­ti­va, fo­to­pro­tec­to­res que cum­plan más allá de su fun­ción de pro­tec­ción y que sean ca­pa­ces de hi­dra­tar, re­ge­ne­rar la piel, ser an­ti man­chas y an­ti en­ve­je­ci­mien­to”, con­ti­núa la Pro­duct manager de Be+, y acla­ra que “se bus­ca que con ellos se di­si­mu­len las im­per­fec­cio­nes, que uni­fi­quen el tono de la piel, que apor­ten lu­mi­no­si­dad y que con­si­gan un aca­ba­do na­tu­ral, ma­te, se­do­so y sin bri­llos”. Tam­bién son im­por­tan­tes los nue­vos for­ma­tos, co­mo ae­ro­so­les o es­práis, ta­ma­ños más ver­sá­ti­les y prác­ti­cos (co­mo el ta­ma­ño me­nor de 100ml, que per­mi­te lle­var­lo en via­jes en avión), o en roll-on (que in­clu­so un ni­ño se lo pue­de apli­car), y con en­va­ses bio­de­gra­da­bles por­que, se­gún con­clu­yen des­de Lan­cas­ter, “una de las ten­den­cias ac­tua­les más fuertes y que tam­bién re­per­cu­te en el sec­tor de los so­la­res es la sos­te­ni­bi­li­dad me­dioam­bien­tal”.

 ??  ?? 28
28
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain