BeautyProf

Starck Pa­ris, la ca­sa de per­fu­mes que di­se­ña las es­tre­llas

PHI­LIP­PE STARCK VI­VE UNA HIS­TO­RIA DE AMOR CON TO­DO LO QUE PRO­VIE­NE DEL CIE­LO. SU CO­LEC­CIÓN DE PER­FU­MES ASÍ LO DE­MUES­TRA.

- Space · Solar System · Milky Way Galaxy · Paris · Philippe Starck · NASA

Phi­lip­pe Starck es el di­se­ña­dor de las es­tre­llas. Re­cien­te­men­te, co­no­cía­mos que el icó­ni­co crea­dor se­rá el en­car­ga­do de idear el mó­du­lo co­mer­cial ha­bi­ta­ble que la NASA pla­nea mon­tar en la Es­ta­ción Es­pa­cial In­ter­na­cio­nal a par­tir de es­te año. Sin du­da, lo del fran­cés ha si­do una his­to­ria de amor con to­do aque­llo que pro­vie­ne del cie­lo. Es más, si nos de­te­ne­mos un se­gun­do, com­pro­ba­re­mos que su nom­bre ya nos ha­bla de esos es­te­roi­des lu­mi­no­sos que ar­den en el fir­ma­men­to. Y es que el le­xe­ma de su fir­ma sig­ni­fi­ca es­tre­lla en in­glés. Al mis­mo tiem­po, el tam­bién in­terio­ris­ta po­see Starck Pa­ris, una co­lec­ción de per­fu­mes en­tre los que no só­lo en­con­tra­mos los cé­le­bres Peau de Soie, Peau de Pie­rre y Peau d’ai­lleurs, sino tam­bién Peau de Lu­miè­re Ma­gi­que y Peau de Nuit In­fi­nie.

Peau de Lu­miè­re Ma­gi­que

Es­te via­je por los aro­mas del sis­te­ma so­lar es­tá po­ten­cia­do por la pi­mien­ta, las flo­res blan­cas, el jaz­mín o el jen­gi­bre de la fór­mu­la de Peau de Lu­miè­re Ma­gi­que, un per­fu­me que ha­bla de la luz y que sim­bo­li­za la vi­ta­li­dad de los ra­yos de Sol que al­can­zan la su­per­fi­cie te­rres­tre ca­da ma­ña­na.

Peau d’ai­lleurs

Nos tras­la­da a Jú­pi­ter, uno de los pla­ne­tas ga­seo­sos más gran­des, con su aro­ma a al­miz­cle que nos re­cuer­da a la hu­me­dad que es­ca­la por las pa­re­des en las frías tar­des de in­vierno.

Peau de Nuit In­fi­nie

El ca­mino tam­bién es­tá ador­na­do por la ber­ga­mo­ta, el li­món, el ám­bar gris o las no­tas de cue­ro de Peau de Nuit In­fi­nie, una oda a la no­che se­re­na, lú­gu­bre y mis­te­rio­sa que nos cu­bre con su man­to cá­li­do.

Peau de Pie­rre

Es­ta fra­gan­cia nos lle­va a Mer­cu­rio, uno de los cuer­pos ro­co­sos de nues­tro sis­te­ma so­lar, gra­cias a su to­que ama­de­ra­do y sus no­tas te­rro­sas.

Peau de Soie

Las no­tas atal­ca­das de Peau de Soie nos trans­por­ta­rán a Ve­nus, el pla­ne­ta bau­ti­za­do en ho­nor a la dio­sa ro­ma­na del amor.

De­ci­di­da­men­te, es­tas cin­co fra­gan­cias nos de­mues­tran có­mo el universo pue­de con­ver­tir­se en una fuen­te de ins­pi­ra­ción, en un via­je a rea­li­zar sin mo­ver­nos de la Tie­rra y, por qué no, en una obra de ar­te que to­do el mun­do que­rría te­ner.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain