BeautyProf

LAS EMO­CIO­NES DE LOE­WE

LOE­WE PER­FU­MES REA­LI­ZA EN ES­TAS LÍ­NEAS UNA RE­FLE­XIÓN SO­BRE LA RE­LA­CIÓN DEL SEN­TI­DO DEL OL­FA­TO CON LOS RE­CUER­DOS Y LAS EMO­CIO­NES. UN ARO­MA, POR TAN­TO, PUE­DE IN­FLUIR EN NUES­TRAS DE­CI­SIO­NES Y EN MU­CHO MÁS.

-

Des­de sus ini­cios, con el lan­za­mien­to de la pri­me­ra fra­gan­cia en 1972, LOE­WE Per­fu­mes sa­be que con un sim­ple olor se pue­den re­vi­vir re­cuer­dos pa­sa­dos, y es que el ol­fa­to es un sen­ti­do con me­mo­ria. Avery Gil­bert des­cri­be es­te he­cho, y otros as­pec­tos des­co­no­ci­dos de es­te sen­ti­do, en su libro “What the no­se knows?”. Re­cor­da­mos a tra­vés de la na­riz, de la lla­ma­da Me­mo­ria Ol­fa­ti­va, pues­to que el bul­bo ol­fa­to­rio co­nec­ta con el sis­te­ma lím­bi­co, un área aso­cia­da a la me­mo­ria y emo­cio­nes, trans­for­man­do es­te sen­ti­do en un al­ma­cén de me­mo­ria emo­cio­nal.

El 80% de las de­ci­sio­nes que to­ma­mos en la vida son a tra­vés del ol­fa­to

Los per­fu­mes flo­ra­les pue­den trans­por­tar­nos al cam­po, los ama­de­ra­dos a la mon­ta­ña y los más cí­tri­cos y fres­cos a la ori­lla del mar

La per­fu­mis­ta, Nuria Crue­lles sub­ra­ya ade­más su im­por­tan­cia da­do que, en sus pro­pias pa­la­bras, “el 80% de las de­ci­sio­nes que to­ma­mos en la vida son a tra­vés del ol­fa­to. In­clu­so la re­la­ción en­tre las per­so­nas, esa quí­mi­ca a la que nos so­le­mos re­fe­rir, se in­ter­pre­ta por el ol­fa­to, por la atrac­ción del olor que sen­ti­mos ha­cía la otra per­so­na” Un aro­ma, por tan­to, pue­de in­fluir en nues­tras de­ci­sio­nes, ge­ne­rar emo­cio­nes, sen­sa­cio­nes po­si­ti­vas y aso­cia­cio­nes con per­so­nas y lu­ga­res. “Mis re­cuer­dos ol­fa­ti­vos más pre­cia­dos son los olo­res que me tras­la­dan a don­de na­cí. Yo soy del Del­ta del Ebro, en Ca­ta­lu­ña. El olor de los cam­pos de arroz, de la bri­sa del mar, el olor a tie­rra y na­tu­ra­le­za… es lo que más apre­cio, más cuan­do, por mi pro­fe­sión y mi sue­ño, tu­ve que mu­dar­me a otro lu­gar” Los per­fu­mes flo­ra­les pue­den trans­por­tar­nos al cam­po, los ama­de­ra­dos a la mon­ta­ña y los más cí­tri­cos y fres­cos a la ori­lla del mar, de la mis­ma for­ma que oler el per­fu­me que usa una per­so­na en con­cre­to pue­de lle­var­nos a su la­do. El cuer­po hu­mano tie­ne, sin que sea­mos mu­chas ve­ces cons­cien­tes de ello, una he­rra­mien­ta pa­ra la eva­sión, pa­ra sa­lir in­clu­so cuan­do la si­tua­ción no lo per­mi­te… ¿por qué no usar­lo?

 ??  ?? HI­Pó­DRO­MO DE MADRID POR DA­NIEL DE JOR­GE PA­RA LOE­WE.
HI­Pó­DRO­MO DE MADRID POR DA­NIEL DE JOR­GE PA­RA LOE­WE.
 ??  ?? NURIA CRUE­LLES, PER­FU­MIS­TA DE LOE­WE
NURIA CRUE­LLES, PER­FU­MIS­TA DE LOE­WE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain