I PRE­MIO DE GAS­TRO­NO­MÍA JA­PO­NE­SA

Beef! - - Editorial -

Es un he­cho que la co­ci­na ja­po­ne­sa es­tá de mo­da. Y no so­lo en ciu­da­des co­mo Ma­drid y Bar­ce­lo­na se vi­ve es­te “boom ja­po”; tam­bién lo­ca­li­da­des de ta­ma­ño me­dio, co­mo Logroño, Bil­bao, Se­vi­lla y Va­len­cia, se rin­den an­te la ca­li­dad y ver­sa­ti­li­dad de los pro­duc­tos ni­po­nes. Si has­ta ha­ce tan so­lo unos años en­trar en un res­tau­ran­te de co­ci­na ja­po­ne­sa –el pri­me­ro en Es­pa­ña abrió ha­ce ca­si 40 años– era un exo­tis­mo al al­can­ce de unos po­cos aven­tu­re­ros gas­tro­nó­mi­cos, hoy, más allá del sus­hi y la tem­pu­ra, no eres na­die si no pue­des enu­me­rar de co­rri­do las de­ce­nas de ti­pos de fi­deos que exis­ten en Ja­pón (so­ba, ramen, udon, so­men...) o de­ta­llar una tras otra las ca­si mi­la­gro­sas bon­da­des de la ter­ne­ra de Ko­be. Las razones que ex­pli­can es­te fe­nó­meno son múl­ti­ples y van más allá de los ca­pri­chos de las mo­das pa­sa­je­ras. Los en­ten­di­dos afir­man que la cla­ve del éxi­to es­tá en los in­gre­dien­tes. Tie­nen ra­zón, por­que po­cas co­ci­nas en el mun­do apa­re­cen tan li­ga­das a los ali­men­tos sa­lu­da­bles co­mo la ja­po­ne­sa, cu­yo prin­ci­pal apor­te pro­tei­co pro­vie­ne del pes­ca­do, el arroz y la so­ja, com­bi­na­dos siem­pre con di­fe­ren­tes ti­pos de ve­ge­ta­les. Pe­ro tam­bién hay que des­ta­car su ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción: la gas­tro­no­mía ni­po­na se fu­sio­na co­mo po­cas con co­ci­nas co­mo la es­pa­ño­la, la pe­rua­na e in­clu­so la me­xi­ca­na. El 150 aniver­sa­rio del ini­cio de re­la­cio­nes co­mer­cia­les en­tre Es­pa­ña y Ja­pón nos sir­ve de ex­cu­sa pa­ra ce­le­brar nues­tros I Pre­mios de Gas­tro­no­mía Ja­po­ne­sa, unos galardones con los que que­re­mos re­co­no­cer la la­bor de un gru­po de pro­fe­sio­na­les, tan­to es­pa­ño­les co­mo ex­tran­je­ros, que des­de ha­ce años vie­nen tra­ba­jan­do en nues­tro país pa­ra in­tro­du­cir con­cep­tos, téc­ni­cas y ela­bo­ra­cio­nes tra­di­cio­na­les ni­po­nas. Si aún no has caí­do ren­di­do a sus pies, es el mo­men­to. Re­mán­ga­te y em­pie­za por el prin­ci­pio pre­pa­ran­do tu pro­pio sus­hi. No­so­tros te con­ta­mos có­mo ha­cer­lo. Aní­ma­te.

Ju­lián Dueñas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.