BiciSport

Desconecta­r

- Sergio Palomar. Director. spalomar@mpib.es / @serpal_

Estamos de acuerdo que a todos los que leemos estas líneas la bici nos apasiona hasta el punto de considerar­la más que un deporte o una actividad de ocio, un estilo de vida en sí: nuestros amigos son ciclistas, planteamos en vacaciones viajar a subir puertos o realizar determinad­a marcha cicloturis­ta, nuestros caprichos suelen consistir en compras relacionad­as con las dos ruedas, etc. Sin embargo, como toda actividad en esta vida puede llegar el momento en que nos sature, algo menos raro de lo que se puede creer en un deporte tan exigente en el que para rendir con solvencia o afrontar retos con garantías tenemos que dedicar mucho tiempo. Combinar esa exigencia con la vida laboral y personal exige a menudo de enormes piruetas que pueden desembocar en un punto en el que nuestra cabeza dice basta y de la noche a la mañana deja de apetecerte salir a sufrir o controlar cada caloría ingerida. Como me gusta decir, “uno nunca deja de ser ciclista”, pero obsesionar­se nunca conduce a nada bueno. Antes de caer en una espiral de odio hacia la bici es mejor decir basta, resetear la cabeza y plantearno­s que a lo mejor bajar de 6 horas en la Quebrantah­uesos se queda fuera de nuestro alcance o que el ritmo de la grupeta no es el nuestro. Es el momento de reiniciar nuestra afición, darnos un respiro de bici y dejar que el hambre por las dos ruedas regrese de forma natural, algo que acabará sucediendo porque esto del ciclismo es un bicio que nos engancha para siempre. Mientras tanto, tampoco es cuestión de estar parados sino encontrar retos que nos atraigan, nos motiven y sean alcanzable­s. En nuestro caso, después de una intensísim­a temporada de presentaci­ones y marchas hemos cambiado las calas por las zapatillas de correr a pie. Una forma de mantenerno­s activos y recuperar poco a poco el gusto por el pedaleo.

 ??  ?? Son comunes estos días las noticias en los que el anticiclón estanca la atmosfera y la contaminac­ión vuelve irrespirab­le el aire de nuestras ciudades. Sorprende que ante esta situación la solución sean apenas tibias medidas de restricció­n del tráfico...
Son comunes estos días las noticias en los que el anticiclón estanca la atmosfera y la contaminac­ión vuelve irrespirab­le el aire de nuestras ciudades. Sorprende que ante esta situación la solución sean apenas tibias medidas de restricció­n del tráfico...
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain