Ve­lo­ci­dad ba­jo con­trol.

BiciSport - - EDITORIAL - TEX­TO | YA­GO AL­CAL­DE | WWW.CICLISMOYRENDIMIENTO.COM FOTOS | ÁL­VA­RO PA­LO­MAR

Tra­ta­mos de des­cu­brir cuál es la me­jor po­si­ción pa­ra ba­jar.

¡Por fin! Des­pués de una ho­ra de su­fri­mien­to su­bien­do con­si­gues co­ro­nar el puer­to más du­ro de la jornada. Aho­ra en la ba­ja­da to­ca re­la­jar­se, co­mer al­go y dis­fru­tar del pai­sa­je. ¡Eh! ¡Un mo­men­to! ¿Dón­de vais? ¿Te­néis prisa? Siem­pre pa­sa lo mis­mo, los tres lo­cos de la gru­pe­ta no só­lo ten­san su­bien­do sino que tam­bién se ti­ran a tum­ba abier­ta en cuan­to pue­den.

Cual­quier afi­cio­na­do al ci­clis­mo se­gu­ro que re­cuer­da la imagen de Ch­ris Froo­me es­ca­pán­do­se en una ba­ja­da du­ran­te el Tour de Fran­cia con una po­si­ción un tan­to ex­tra­ña so­bre la bi­ci: sen­ta­do so­bre el tu­bo ho­ri­zon­tal y pe­da­lean­do. Des­de en­ton­ces, no es ra­ro ver cicloturistas po­nien­do en prác­ti­ca es­ta po­si­ción su­pues­ta­men­te muy ae­ro­di­ná­mi­ca. ¿Me­re­ce la pe­na? Pa­ra co­no­cer la res­pues­ta, he­mos com­pa­ra­do con un test prác­ti­co las dis­tin­tas po­si­cio­nes que po­de­mos adop­tar cuan­do lle­ga­mos a una ba­ja­da pa­ra ver cuál es la me­jor en tér­mi­nos tan­to de ve­lo­ci­dad co­mo de se­gu­ri­dad, ya que a más de 50 km/h cual­quier caí­da pue­de ser ca­tas­tró­fi­ca.

El ex­pe­ri­men­to

Pa­ra va­lo­rar el ren­di­mien­to que nos apor­tan las di­fe­ren­tes po­si­cio­nes nos he­mos ido a una ba­ja­da en la que po­der com­pa­rar la ve­lo­ci­dad má­xi­ma al­can­za­da por tres ci­clis­tas, ca­da uno pro­ban­do cua­tro po­si­cio­nes di­fe­ren­tes. Ade­más de ana­li­zar la ve­lo­ci­dad, tam­bién he­mos te­ni­do en cuen­ta la se­gu­ri­dad de ca­da una de ellas pa­ra juz­gar la re­la­ción cos­te/be­ne­fi­cio de las mis­mas. El be­ne­fi­cio en cuan­to a la ga­nan­cia de ve­lo­ci­dad y el cos­te en cuan­to a la es­ta­bi­li­dad de la bi­ci, la fa­ci­li­dad pa­ra mi­rar ha­cia de­lan­te y el es­fuer­zo mus­cu­lar que su­po­nen.

Las cua­tro al­ter­na­ti­vas so­bre la bi­ci han si­do:

• Po­si­ción nor­mal: Es­ta po­si­ción con­sis­te en ir con las ma­nos en la par­te ba­ja del ma­ni­llar y con los bra­zos se­mi­fle­xio­na­dos, pe­ro sin ape­nas ba­jar el tron­co. Di­ga­mos que es la po­si­ción neu­tra de un ci­clis­ta que no bus­ca ir más rá­pi­do y sim­ple­men­te quie­re ba­jar un puer­to de for­ma có­mo­da y se­gu­ra sin bus­car ve­lo­ci­dad ex­tra.

• Po­si­ción nor­mal con tron­co aga­cha­do: Es­ta es la op­ción más uti­li­za­da. Es co­mo la an­te­rior pe­ro en es­te ca­so se do­blan los co­dos pa­ra con­se­guir aga­char el tron­co y así ser más ae­ro­di­ná­mi­co. Es más exi­gen­te so­bre to­do a ni­vel cer­vi­cal.

• Po­si­ción “Froo­me”: La he­mos bau­ti­za­do así por­que es la que el ci­clis­ta in­glés sue­le uti­li­zar cuan­do bus­ca la má­xi­ma ve­lo­ci­dad en ba­ja­da y con la que sor­pren­dió al res­to de fa­vo­ri­tos en la ba­ja­da del Pey­re­sour­de del Tour 2016. Es­ta po­si­ción se ca­rac­te­ri­za por­que el ci­clis­ta va sen­ta­do so­bre el tu­bo ho­ri­zon­tal de la bi­ci.

Aun­que la he­mos lla­ma­do así, hay otros ci­clis­tas que la han usa­do an­tes, co­mo Pe­ter Sa­gan cuan­do se im­pu­so en el Mun­dial de Rich­mond y ac­tual­men­te es co­mún en­tre los ci­clis­tas del pe­lo­tón. Al­gu­nos, co­mo el in­glés, aña­den la di­fi­cul­tad ex­tra de pe­da­lear mien­tras la man­tie­nen.

• Po­si­ción “Pe­ri­co”: Es­ta co­lo­ca­ción es la que adop­ta­ba Pe­ri­co Delgado en sus des­cen­sos du­ran­te el Tour de Fran­cia y por la que fue apo­da­do, tam­bién tras un des­cen­so en el Pey­re­sour­de, co­mo “el lo­co de los Pi­ri­neos” ya que es una po­si­ción bas­tan­te pe­li­gro­sa co­mo he­mos po­di­do com­pro­bar. Con­sis­te en le­van­tar el tra­se­ro de si­llín y sa­car la ca­be­za por de­lan­te del ma­ni­llar acer­cán­do­la a la rue­da de­lan­te­ra.

El ex­pe­ri­men­to con­sis­tió en que ca­da uno de los tres ci­clis­tas ha­cía la mis­ma ba­ja­da 8 ve­ces, dos en ca­da po­si­ción. Du­ran­te la ba­ja­da, los ci­clis­tas no die­ron ni una pe­da­la­da, sim­ple­men­te se co­lo­ca­ron en la op­ción co­rres­pon­dien­te y se de­ja­ron caer cues­ta aba­jo. La ba­ja­da don­de rea­li­za­mos la prue­ba es una rec­ta de 500 me­tros con un por­cen­ta­je me­dio del 9%. Aun­que era un día en el que no ha­cía na­da de vien­to, se al­ter­nó el or­den de las po­si­cio­nes pa­ra mi­ni­mi­zar los efec­tos del po­si­ble vien­to que pu­die­ra afec­tar so­bre la ve­lo­ci­dad. En ca­da ba­ja­da se re­gis­tró la ve­lo­ci­dad má­xi­ma me­dian­te un ve­lo­cí­me­tro de imán, más pre­ci­so que el de un GPS que, co­mo sa­be­mos, cuen­ta con un mar­gen de error en el po­si­cio­na­mien­to que pue­de al­te­rar el cálcu­lo de la ve­lo­ci­dad, en es­pe­cial, en un tra­mo tan cor­to.

Re­sul­ta­dos

En la ta­bla 1 po­déis ver la ve­lo­ci­dad má­xi­ma al­can­za­da por ca­da ci­clis­ta en las 4 po­si­cio­nes. Se ha cal­cu­la­do la me­dia de las dos ba­ja­das que se hi­cie­ron.

Co­mo es ló­gi­co, las 3 po­si­cio­nes ae­ro­di­ná­mi­cas fue­ron más rá­pi­das que la con­si­de­ra­da co­mo nor­mal. De me­dia, cuan­do el ci­clis­ta se aga­cha, ga­na unos 7 km/h. La po­si­ción Froo­me otor­ga un ex­tra de ve­lo­ci­dad so­bre la po­si­ción de aga­cha­do sin más, pe­ro co­mo se pue­de ver la di­fe­ren­cia es pe­que­ña, tan so­lo se ga­na en­tre 1 y 2 km/h. La po­si­ción Pe­ri­co só­lo fue más rá­pi­da -2 km/hpa­ra el ci­clis­ta nú­me­ro 1. Y fue más len­ta -2 km/h- pa­ra los otros dos ci­clis­tas.

Aná­li­sis de tiem­pos

En la ta­bla 2 he­mos cal­cu­la­do el tiem­po que se tar­da en re­co­rrer un ki­ló­me­tro a las ve­lo­ci­da­des al­can­za­das en el ex­pe­ri­men­to. Co­mo se pue­de ver, en­tre la po­si­ción nor­mal y las po­si­cio­nes ae­ro­di­ná­mi­cas las ga­nan­cias de tiem­po por ki­ló­me­tro re­co­rri­do os­ci­lan en­tre los 5-6 se­gun­dos en el ca­so del ci­clis­ta 1 y el 3. El ci­clis­ta 2 ha ob­te­ni­do una ma­yor ga­nan­cia en ve­lo­ci­dad: 10 se­gun­dos por ki­ló­me­tro. Mi­ran­do los tiem­pos, po­de­mos afir­mar que en­tre las 3 po­si­cio­nes ae­ro­di­ná­mi­cas las di­fe­ren­cias son mí­ni­mas. Si pen­sa­mos en

una ba­ja­da de 10 ki­ló­me­tros, po­dría­mos es­pe­cu­lar que si nos aga­cha­mos so­bre el ma­ni­llar po­de­mos ga­nar en­tre 50 se­gun­dos y un mi­nu­to en com­pa­ra­ción con un ci­clis­ta que sim­ple­men­te se de­je caer sin bus­car una po­si­ción ae­ro­di­ná­mi­ca.

Aná­li­sis de se­gu­ri­dad

• Po­si­ción Pe­ri­co: des­acon­se­ja­mos to­tal­men­te uti­li­zar es­ta co­lo­ca­ción ya que, co­mo he­mos po­di­do com­pro­bar con los tres pro­ba­do­res, es real­men­te pe­li­gro­sa. En esa po­si­ción, la bi­ci­cle­ta es muy ines­ta­ble y, so­bre to­do, la vi­si­bi­li­dad es ca­si nu­la. Ade­más, la zo­na cer­vi­cal su­fre mu­chí­si­mo, ya que hay que for­zar mu­cho el cue­llo pa­ra in­ten­tar ver la ca­rre­te­ra. In­de­pen­dien­te­men­te de es­tos fac­to­res, re­sul­ta que no es la po­si­ción mas rá­pi­da, por lo me­nos en dos de los tres pro­ba­do­res. ¡Lo siento por Pe­ri­co!

• Po­si­ción Froo­me: Co­mo he­mos vis­to, es ca­si igual de rá­pi­da que la po­si­ción aga­cha­do nor­mal, y sin em­bar­go, es más pe­li­gro­sa, ya que la rue­da tra­se­ra tie­ne me­nos pe­so y se sien­te más ner­vio­sa. Ade­más, es una po­si­ción en la que si sur­ge cual­quier im­pre­vis­to es más di­fí­cil reac­cio­nar, ya que al es­tar sen­ta­do so­bre el tu­bo de la bi­ci tar­da­mos unas dé­ci­mas de se­gun­do en re­gre­sar a una po­si­ción en la que con­tro­le­mos me­jor la bi­ci. Por es­tas ra­zo­nes, a ni­vel ci­clo­tu­ris­ta, no la re­co­men­da­mos ya que au­men­ta el ries­go de caí­da in­ne­ce­sa­ria­men­te. Aho­ra bien, en ci­clis­tas muy ex­pe­ri­men­ta­dos y en con­di­cio­nes muy con­tro­la­das es­ta po­si­ción can­sa me­nos que la de aga­cha­dos, so­bre to­do a ni­vel de bra­zos y de cue­llo. Se po­dría usar es­ta po­si­ción en tra­mos ca­rre­te­ra an­cha y en rec­ta con buen as­fal­to, sin trá­fi­co y sin otros ci­clis­tas al­re­de­dor.

• Po­si­ción aga­cha­dos: Es, jun­to con la nor­mal, la más re­co­men­da­da si que­re­mos bus­car un ex­tra de ve­lo­ci­dad ba­jan­do un puer­to. Es prác­ti­ca­men­te igual que las an­te­rio­res en cuan­to a ve­lo­ci­dad y sin em­bar­go es mu­cho más se­gu­ra, ya que el re­par­to de pe­sos es ade­cua­do y po­de­mos con­tro­lar bien la bi­ci an­te cual­quier im­pre­vis­to. Lo úni­co ma­lo es que en ba­ja­das muy lar­gas la so­bre­car­ga cer­vi­cal es muy al­ta.

• Po­si­ción nor­mal. Es la que de­be­mos usar si no nos im­por­ta per­der unos po­cos se­gun­dos en la ba­ja­da de un puer­to. Va­mos có­mo­dos y se­gu­ros. Es­ta es la po­si­ción en la que de­be­mos ir si ba­ja­mos en gru­po, ya que nos per­mi­te con­tro­lar la bi­ci a la per­fec­ción.

Con­clu­sio­nes y re­co­men­da­cio­nes

Co­mo he­mos vis­to, las di­fe­ren­cias ae­ro­di­ná­mi­cas en­tre las 3 po­si­cio­nes dis­tin­tas a la nor­mal son bas­tan­te pe­que­ñas, y sin em­bar­go, los ries­gos que su­po­nen son ma­yo­res en el ca­so de la po­si­ción Froo­me y la Pe­ri­co, por lo que la re­co­men­da­ción ge­ne­ral que ha­ce­mos es que no se uti­li­cen a ni­vel ci­clo­tu­ris­ta. Ga­nar 15 o 20 se­gun­dos en una ba­ja­da de una mar­cha que du­ra en­tre 5 y 8 ho­ras es real­men­te ri­dícu­lo, y sin em­bar­go, por con­se­guir esa exi­gua me­jo­ra es­ta­mos in­cre­men­tan­do las po­si­bi­li­da­des de caí­da, no só­lo nues­tra sino tam­bién de otros ci­clis­tas que ha­ya en el en­torno. Una cir­cuns­tan­cia ha­bi­tual que pue­de dar­se si ba­ja­mos un puer­to más rá­pi­do que el res­to es que en el llano que vie­ne a con­ti­nua­ción ten­ga­mos que es­pe­rar a que nos al­can­ce el gru­po pa­ra po­der dis­fru­tar de los be­ne­fi­cios de ir a rue­da, por lo que el es­fuer­zo que he­mos he­cho ba­jan­do no va a ser­vir­nos de mu­cho. Y aun­que ten­ga­mos a otro gru­po de­lan­te de no­so­tros, a no ser que es­té real­men­te cer­ca, nun­ca me­re­ce la pe­na ha­cer el es­fuer­zo pa­ra in­ten­tar co­ger­lo, ya que es muy pro­ba­ble que no lo con­si­ga­mos a po­co que en el gru­po ha­ya 2 o 3 ci­clis­tas re­le­ván­do­se. Si lo con­se­gui­mos, va a ser a cos­ta de gas­tar mu­chas fuer­zas que nos ven­drán de per­las en las si­guien­tes subidas.

Ba­jar rá­pi­do sí, pe­ro an­tes va la se­gu­ri­dad y, so­bre to­do, ana­li­zar el cos­te/be­ne­fi­cio que po­de­mos ob­te­ner en ca­da si­tua­ción.

Po­si­ción “Pe­ri­co”

Po­si­ción “Froo­me”

Po­si­ción nor­mal con tron­co aga­cha­do

Po­si­ción nor­mal

Mu­chos han in­ten­ta­do bus­car la pos­tu­ra más ae­ro­di­ná­mi­ca a me­nu­do a cos­ta del con­trol so­bre la bi­ci

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.