BiciSport

Alejandro Martínez

-

■ Sin lugar a dudas uno de los deportes más puros que se pueden practicar y es que, sobre mi bicicleta he experiment­ado un sinfín de sensacione­s en su estado más original: euforia, vigor, miedo, frustració­n, resignació­n, alivio… Ha sido y es mi compañera de fatigas y con ella, además de los kilómetros realizados durante la temporada, también he compartido diferentes estados de ánimo siendo siempre el tándem que formamos mi flaca y yo la mejor fórmula para descargar adrenalina en los momentos de alegría y encontrar solución a los problemas en los momentos de preocupaci­ón. En lo que a mí se refiere, mi peripecia vital sobre las dos ruedas se puede enmarcar dentro de la línea de lo convencion­al y que, a buen seguro, a muchos populares les va a sonar. Empecé muy joven, muy fuerte y con muchas ganas quitándome tiempo de todas partes para hacer horas sobre la bicicleta y no negaré que en algún momento llegué a pensar que podría llegar a subir los puertos con una pierna -como los ciclistas de la tele-, pero siempre tuve que utilizar las dos. Con el tiempo maduré, me resigné y comencé a vivir la bici de otra manera que me llevó a disfrutar mucho más de los entornos por los que transitaba, los compañeros con los que compartía el tiempo de ocio y, en definitiva, del deporte que practicaba. Siento adoración por este deporte que para mí ha sido y será siempre pura pasión. No lo cambiéis nunca por nada y, si alguna vez os pica el gusanillo de probar otras cosas, combinadlo con carrera a pie y natación. Creedme, ¡he probado la fórmula y funciona a las mil maravillas!

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain