Ós­car An­to­nio Gon­za­lo

BiciSport - - EN MARCHA -

■ Has­ta don­de al­can­za mi me­mo­ria, creo que apren­dí a mon­tar en bi­ci­cle­ta en mi pue­blo, eso se­gu­ro. No ten­go un re­cuer­do ní­ti­do de aquel mo­men­to que ex­tra­vío y con­fun­do en mi me­mo­ria con pa­sa­jes pe­re­gri­nos de pri­mos em­pu­ja­dos por sus pa­dres en aque­llas an­ti­guas mo­to­re­tas en las que apren­días a man­te­ner el equi­li­brio dan­do pe­da­les de pie y tar­da­bas un par de ve­ra­nos más en po­der sen­tar­te en el si­llín. Lo que sí re­cuer­do con ni­ti­dez son aque­llos sal­tos que dá­ba­mos de­trás del fron­tón con las ca­li­for­nias al­gu­nos años más tar­de, las ca­rre­ras que ha­cía­mos en las eras y los ca­ba­lli­tos que nos mar­cá­ba­mos en la pla­za del pue­blo pa­ra im­pre­sio­nar a las chi­cas. En aque­llos tiem­pos en los que no exis­tían los cie­rres rá­pi­dos, las bi­ci­cle­tas ve­nían to­das con su lla­ve mul­tiu­sos y ha­bía par­ches en to­das las ga­so­li­ne­ras. No­so­tros vi­vía­mos pe­ga­dos a nues­tras bi­cis y pa­sa­ba­mos el ra­to su­bien­do y ba­jan­do la ca­lle Ma­yor y ha­cien­do de­rra­pes fren­te a la puer­ta del ayun­ta­mien­to. Lue­go lle­ga­ron las bi­cis de mon­ta­ña que to­dos lle­vá­ba­mos con esos ho­rri­bles cuer­nos y el trián­gu­lo de he­rra­mien­tas car­ga­do has­ta los topes, en mi ca­so, de los tro­feos ga­na­dos rom­pien­do pa­li­llos mon­da­dien­tes con la es­co­pe­ta de per­di­go­nes en las fies­tas del pue­blo. Y con es­tas ya ha­cía­mos bue­nas ki­lo­me­tra­das en los ve­ra­nos aven­tu­rán­do­nos en es­ca­pa­das car­ga­das de anéc­do­tas y bue­nos mo­men­tos.

Y ya de más ma­yor la de ca­rre­te­ra, pri­me­ro de alu­mi­nio que más tar­de cam­bia­mos por el car­bono, y lue­go el gru­po me­cá­ni­co por el elec­tró­ni­co y aho­ra mi an­ti­gua bi­ci por una con geo­me­tría más ra­cio­nal y con si­llín an­ti­pros­tá­ti­co ¡ja­ja­ja! No re­cuer­do exac­ta­men­te cuán­do apren­dí a mon­tar en bi­ci por­que ten­go la sen­sa­ción de que lle­vo to­da la vi­da dan­do pe­da­les. Aho­ra bien, no os que­pa du­da de que de los que más dis­fru­to es los que doy en el pue­blo, con mis ami­gos de to­da la vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.