SHAPE SHIFTER

ES­PE­RA­DA POR MU­CHOS AMAN­TES DEL EN­DU­RO, EL SAL­TO DE LA STRI­VE A LAS 29” NO HA SU­PUES­TO EL ABAN­DONO DE SU CON­CEP­TO “2X1” SHAPESHIFT­ER, SINO UNA ME­JO­RA DE ÉL APOR­TAN­DO NUE­VAS CA­PA­CI­DA­DES A ES­TA BI­CI­CLE­TA DE LAR­GO RE­CO­RRI­DO.

Bike - - SUMARIO -

Vuel­ve la Can­yon Stri­ve con más ga­nas de “ce­ra” que nun­ca an­tes.

UNA BI­CI PA­RA SEN­TIR­TE UN PRO DEL EN­DU­RO NA­DA MÁS SA­CAR­LA DE LA CA­JA

TRAS MU­CHOS AÑOS EN EL MER­CA­DO SIEN­DO UNA DE LAS BI­CIS DE EN­DU­RO MÁS PO­PU­LA­RES EN NUES­TRAS MON­TA­ÑAS, ya ha­bía lle­ga­do el turno de dar una vuel­ta de tuer­ca a la Stri­ve. ¡Y va­ya vuel­ta de tuer­ca! Man­tie­ne el mis­mo con­cep­to de bi­ci aun­que aho­ra tie­ne la vis­ta más cla­va­da aún en el mun­do de las ca­rre­ras, por eso la Stri­ve ha da­do aho­ra el sal­to a las 29” y úni­ca­men­te dis­po­ni­ble en 29”, ase­gu­ran­do que és­te es el diá­me­tro de rue­da pre­di­lec­to pa­ra una bi­ci de En­du­ro que bus­ca arran­car se­gun­dos al crono y afian­zan­do así, irre­ver­si­ble­men­te, su ca­rác­ter de bi­ci de com­pe­ti­ción. De he­cho, los mo­de­los CFR

(los dos to­pe de ga­ma más ca­ros) co­mo es­te 9.0, mon­tan hor­qui­llas de 170 mm, 10 mm más que los cua­tro mo­de­los CF que se po­nen a la ven­ta, to­dos de car­bono y

con un pre­cio de par­ti­da en 2.999€.

FAC­TORY RA­CING

No to­dos los car­bo­nos son igua­les co­mo ya sa­be­mos, por eso Can­yon, en los dos mo­de­los CFR, ha usa­do una ma­te­ria pri­ma dis­tin­ta, tan­to con el ti­po de fi­bras co­mo su orien­ta­ción, la­mi­na­do y el ti­po de re­si­nas. To­do el cua­dro es de es­te ma­te­rial, ti­ran­tes y vai­nas tam­bién y el re­sul­ta­do es un pe­so in­fe­rior al de su her­mano CF (tam­bién “full car­bon”) en 300 g, al­can­zan­do la ci­fra de 2.400 g (sin amor­ti­gua­dor, en ta­lla M). Por eso, el pre­cio es ob­via­men­te ma­yor, de he­cho, el cua­dro CFR suel­to cues­ta lo mis­mo que la Stri­ve CF más eco­nó­mi­ca del ca­tá­lo­go.

Las nue­vas lí­neas de la Stri­ve no son re­vo­lu­cio­na­rias, no muy dis­tin­tas a las de su an­te­ce­so­ra de 27,5”, aun­que los de Ko­blenz han apro­ve­cha­do pa­ra dar­le una es­té­ti­ca más acor­de a la del res­to de mo­de­los. Y aho­ra ya po­see las po­cas tec­no­lo­gías de las que ca­re­cía has­ta aho­ra y a día de hoy es­tan­da­ri­za­das, co­mo el eje Boost tra­se­ro o el amor­ti­gua­dor de me­di­da mé­tri­ca.

DOS PUN­TO CE­RO

El ShapeShift­er es el con­cep­to in­mu­ta­ble en la Stri­ve, aho­ra en su ver­sión 2.0 (ex­pli­ca­do en el re­cua­dro de la pág. 37). Al cre­cer a las 29” ha per­di­do re­co­rri­do, aho­ra con 150 mm tra­se­ros (an­tes 160 mm), que por mo­ti­vos de des­mul­ti­pli­ca­ción de las bie­le­tas se que­dan en 135 una vez ac­ti­va­mos el mo­do XC y con ello nos per­mi­te te­ner una do­ble per­so­na­li­dad en la bi­ci, con­tra­rres­tan­do el las­tre pro­pio de una En­du­ro cuan­do da­mos pe­da­les cues­ta arri­ba. En es­te mo­de­lo aún más, con un mon­ta­je a la al­tu­ra de la pa­rri­lla de las En­du­ro World Se­ries, con rue­das Mavic Dee­max Pro o un gru­po SRAM X01 Ea­gle al com­ple­to, ti­ja RS Re­verb de 150 mm de re­co­rri­do, guia­ca­de­nas e*thir­teen o pe­ri­fé­ri­cos Er­gon. Co­mo es ha­bi­tual en Can­yon, si bus­cas mon­ta­jes si­mi­la­res en otras mar­cas, ve­rás co­mo la cuan­tía as­cien­de no­ta­ble­men­te.

BAJARdzS RdzPIDO ̥6 SUBIRdzS

Cuan­do mon­ta­mos en la bi­ci y tie­ne ac­ti­va­do el mo­do XC con la geo­me­tría es­ca­la­do­ra, lla­ma la aten­ción la po­si­ción de pi­lo­ta­je ele­va­da, más al­ta de lo ha­bi­tual de pe­da­lier

y tam­bién en el tren de­lan­te­ro, ya que el cua­dro tien­de a ser gran­de ver­ti­cal­men­te. Con la hor­qui­lla de 170 mm y re­cor­da­mos, ¡rue­das de 29”! da la sen­sa­ción de que el sue­lo que­da al­go le­jos cuan­do mi­ra­mos ha­cia aba­jo. De he­cho, el pe­da­lier as­cien­de has­ta ca­si 350 mm en mo­do XC (336 mm en mo­do DH), lo que su­ma­do a la po­si­ción más ade­lan­ta­da, ha­ce que la distribuci­ón de nues­tro pe­so va­ríe.

Si tu du­da es si se no­ta la di­fe­ren­cia, la res­pues­ta es afir­ma­ti­va, de en­tra­da se sien­te al­go ex­tra­ña ya que no es­pe­ras en­con­trar­te con esa po­si­ción en una bi­ci de En­du­ro. Pe­ro te acos­tum­bras rá­pi­do, y em­pie­zas a ado­rar es­ta po­si­ción, es­pe­cial­men­te, si sue­les as­ce­der por sen­de­ros téc­ni­cos o pe­da­leas por los tí­pi­cos ca­mi­nos ‘al­pi­nos’ lle­nos de ro­cas y gran­des pie­dras, ya que la al­tu­ra de la bi­ci uni­da a las bie­las de so­lo 165 mm, ha­cen que po­da­mos pa­sar pe­da­lean­do por ca­si cual­quier si­tio sin gol­pear las bie­las o pe­da­les, uno de los ma­les en­dé­mi­cos de las bi­cis Trail-En­du­ro ac­tua­les, en las que el pe­da­lier sue­le que­dar “a ras” del te­rreno. La ten­den­cia ac­tual en el mun­do del En

EL MO­DO XC REAL­MEN­TE SE NO­TA EN LOS AS­CEN­SOS, CON 1,5º MÁS VER­TI­CAL DE ÁN­GU­LOS Y UNA PO­SI­CIÓN MÁS ADE­LAN­TA­DA

du­ro es la de juz­gar la geo­me­tría de una bi­ci en ba­se a su án­gu­lo de di­rec­ción, don­de los 65º son al­go así co­mo la ci­fra de cor­te, mo­ti­vo por el que al­gu­nos afi­cio­na­dos han til­da­do a la geo­me­tría de la Stri­ve de po­co ra­di­cal. Con 65,5º de di­rec­ción (66º en las ver­sio­nes CF), un Reach co­rrec­to de 434 en ta­lla M y una dis­tan­cia en­tre ejes que ro­za los 1,2 m, si bien no es la bi­ci más ra­di­cal que va­mos a en­con­trar, tam­po­co es un cor­de­ri­to so­bre dos rue­das, es una bi­ci de En­du­ro en to­da re­gla. So­bre el te­rreno te ol­vi­das de los nú­me­ros y cum­ple so­bra­da­men­te con su co­me­ti­do ba­ja­dor. Can­yon ha ins­ta­la­do hor­qui­llas con un Off­set re­du­ci­do (42 mm en es­ta ver­sión con Roc­kShox Ly­rik y 44 mm en las ver­sio­nes con Fox 36) y una po­ten­cia de 40 mm de lon­gi­tud en to­das las ta­llas, lo que nos lle­va a unas sen­sa­cio­nes de pi­lo­ta­je don­de des­ta­ca el con­trol, la pre­ci­sión de tra­za­da y la es­ta­bi­li­dad.

No es la bi­ci más “bru­ta” de En­du­ro que ha pa­sa­do por la re­dac­ción –con re­co­rri­dos tra­se­ros que su­pe­ran los 150 mm de la Stri­ve-, si va­lo­ra­mos úni­ca­men­te su ca­pa­ci­dad en el des­cen­so. Pe­ro es una bi­ci que ofre­ce mu­cho más que ren­di­mien­to cues­ta aba­jo, con un pi­lo­ta­je na­tu­ral sin re­que­rir que sea­mos au­tén­ti­cos pros co­mo ocu­rre en otras 29” de En­du­ro –o nos crea­mos uno, aun­que sí nos po­de­mos sen­tir co­mo tal na­da más sa­car­la de la ca­ja. Por ello ga­na pun­tos co­mo bi­ci pa­ra los usua­rios rea­les, los que a ve­ces pa­sa­mos al­gu­nos tra­mos téc­ni­cos por los pe­los o echa­mos mano de los fre­nos cuan­do sen­ti­mos que la ve­lo­ci­dad de la bi­ci su­pera nues­tra ca­pa­ci­dad de reac­ción.

1> E*thir­teen re­pi­te nue­va­men­te co­mo la mar­ca ele­gi­da pa­ra sus guia­ca­de­nas, con pro­tec­ción ex­tra ba­jo el pla­to. Han op­ta­do por uno de 32 dien­tes, ma­xi­mi­zan­do la com­pa­ti­bi­li­dad con la ma­yo­ria de usua­rios. To­dos los mo­de­los Stri­ve vie­nen mon­ta­dos con trans­mi­sio­nes mo­no­pla­to, con 12 ve­lo­ci­da­des Ea­gle to­dos me­nos el Stri­ve 7.0, con Shi­mano Deo­re XT de 11. 2> El pul­sa­dor Shapeshift­er se ha di­se­ña­do pa­ra ser per­fec­ta­men­te com­pa­ti­ble con man­dos ti­po Match­ma­ker de SRAM, es de­cir, pa­ra la ti­ja Roc­kShox Re­verb. El res­to de mo­de­los tam­bién uti­li­zan man­dos es­pe­cí­fi­ca­men­te di­se­ña­dos pa­ra es­te ti­po de an­cla­je, sin ne­ce­si­dad de dos man­dos in­di­vi­dua­les. 3> El si­llín Er­gon no tie­ne aca­na­la­mien­to pros­tá­ti­co, al­go que pue­de aca­bar pa­san­do fac­tu­ra tras una lar­ga subida por pis­ta. La ti­ja tie­ne un re­co­rri­do de 150 mm en to­das las ta­llas ex­cep­to en la pe­que­ña (re­co­men­da­da pa­ra una es­ta­tu­ra de en­tre 1,58 y 1,68 m), con 125 mm. 4> El cie­rre Max­le, una pie­za cla­ve ya en prác­ti­camn­te to­dos los mo­de­los de Can­yon. Más

aún en es­ta bi­ci “de ac­ción”, con ma­yor ries­go si ca­be de gol­pear una zo­na tan ex­pues­ta co­mo és­ta. 5> Los com­po­nen­tes Can­yon G5 de car­bono aprue­ban con no­ta, por aca­ba­dos, me­di­das y ca­li­dad. El ma­ni­llar de car­bono no es tan rí­gi­do co­mo uno de alu­mi­nio pe­ro sí su­fi­cien­te­men­te só­li­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.