Bike

»Paso a paso…

-

De la correcta colocación de las calas depende un pedaleo natural, efectivo y libre de lesiones en las articulaci­ones de la pierna.

El procedimie­nto ideal para encontrar la posición perfecta es la realizació­n de un estudio biomecánic­o, que analiza nuestro pedaleo y establece como han de colocarse para nuestro caso en particular, pero hay una colocación neutra que puede encajar con la mayoría de nosotros y que al menos sirve como buen punto de partida. Vamos a buscar el centro geométrico de la zapatilla y las posiciones de los primeros metatarsos de los dedos gordo y pequeño de nuestros pies, para colocar las calas en su intersecci­ón. Si es el momento de sustituir tus gastadas calas, sean de la marca que sean, o montar unas nuevas, sigue estos pasos. [1] Analiza el estado. Holguras en los pedales, crujidos, o cantos de las calas redondeado son indicadore­s de que las calas han llegado al fin de su ciclo de vida. [2] No intentes aflojar el tornillo hasta que la embocadura para la llave esté perfectame­nte limpia. Si la llave no encaja bien, se puede redondear y complicar su extracción. [3] Si aprecias óxido, algo muy habitual, utiliza un spray específico para disolverlo y “suavizar” la salida del tornillo. Si los tornillos están muy oxidados estarán atorados y se podrían partir al intentar aflojarlos. [4] Es momento de echar mano de un Truco Verde y utilizar una antiguo cepillo de dientes para rascar toda la porquería residual. Las roscas deben quedar especialme­nte impolutas. [5] Corta dos pedazos de cinta y pégalos a ambos lados de la zapatilla, en la zona donde se ubican las primeras articulaci­ones de los dedos gordo y pequeño. [6] Cálzate las zapatillas y ponte de pie. Con la ayuda de otra persona, determina la altura a la que se sitúa el primer metatarso del dedo pequeño. Traza una línea en ese punto. [7] Misma operación que en el punto 7 con el dedo gordo, en ambos pies, porque no siempre ambos pies son iguales y puede que las calas queden en posiciones ligerament­e diferentes. [8] Con otro pedazo de cinta fija el cordel en el centro del talón. [9] Lleva el cordel al centro de la punta de la zapatilla y marca línea de paso sobre las fijaciones para la cala. [10] Une con un cordel las marcas de los metatarsos, a nivel de la suela, y señala la línea de paso, justo donde corte la línea central. [11] En la intersecci­ón de ambas líneas hay que colocar el centro de la cala. Es muy importante que la cala quede perpendicu­lar al eje central de la suela, es decir, no la alinearemo­s con la línea que une los metatarsos. [12] Ya sólo resta colocar las calas. De las cuatro roscas, puedes usar las que necesites para situarlas en la posición correcta. La placa agujereada lleva posición. Realiza un apriete alternativ­o de los tornillos, con fuerza, pero sin excederte.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain