COMPULSION

LA MAR­CA NOR­TE­AME­RI­CA­NA CO­MEN­ZÓ LA RE­MO­DE­LA­CIÓN DE SUS BI­CIS DEL SEG­MEN­TO TRAIL HA­CE JUS­TO UN AÑO, Y EN ES­TA OCA­SIÓN HA SI­DO EL TURNO DE LA COMPULSION DE ENDURO, QUE CRE­CE EN CA­PA­CI­DA­DES PA­RA UN USO MÁS EXI­GEN­TE Y EFI­CAZ AÚN.

Bike - - SUMARIO -

Felt, en su pri­mer lan­za­mien­to des­de que per­te­ne­ce a Ros­sig­nol, nos ha sor­pren­di­do.

EL FES­TI­VAL DE RI­VA DI GAR­DA RE­PI­TE CO­MO ES­CE­NA­RIO DE LAN­ZA­MIEN­TO DE UN NUEVO MO­DE­LO DE FELT. Si bien el año pa­sa­do fue la De­cree de Trail la es­tre­lla, este año ha si­do la Compulsion la pro­ta­go­nis­ta, y lo ha he­cho ad­qui­rien­do al­gu­nas de las ca­rac­te­rí­si­ti­cas tec­no­ló­gi­cas pre­sen­ta­das el año pa­sa­do pe­ro man­te­nien­do vi­vos al­gu­nos de sus ge­nes, co­mo el sis­te­ma de sus­pen­sión o la es­té­ti­ca “a prue­ba de bom­bas” de los mo­de­los pre­vios.

OB­JE­TI­VO: SER UNA BI­CI “TOP”

En Felt no se han mos­tra­do tí­mi­dos a la ho­ra de re­mo­de­lar la Compulsion y lo han he­cho con un cua­dro de fi­bra de car­bono co­mo úni­ca op­ción, na­da de mo­de­los de alu­mi­nio (al me­nos por aho­ra). To­do es car­bono, trián­gu­lo de­lan­te­ro, ti­ran­tes, vai­nas, bie­le­tas... has­ta el ti­ran­te -y nú­cleo- del sis­te­ma Equi­link, en to­tal más del 90%, ex­cep­to in­ser­cio­nes me­tá­li­cas pa­ra el pe­da­lier y los alo­ja­mien­tos de los ro­da­mien­tos. Y no han em­plea­do el car­bono Te­xT­re­me que si usan en la De­cree o la Edict de Rally, mo­ti­va­dos por al­can­zar un pre­cio más com­pe­ti­vi­vo (este car­bono es muy cos­to­so) ade­más de tra­tar­se de una bi­ci de Enduro don­de unas de­ce­nas de gra­mos no son tan crí­ti­cas co­mo en el XC, y pa­ra ello han em­plea­do fi­bras uni­di­rec­cio­na­les. Ha­blan­do de co­tas de ri­gi­dez, “las par­tes mó­vi­les (trián­gu­lo tra­se­ro) las he­mos he­cho tan rí­gi­das co­mo ha si­do po­si­ble” se­gún Rob Pau­ley, Po­duct Ma­na­ger de Felt. El la­mi­na­do del car­bono sin em­bar­go se ha di­se­ña­do pa­ra ser al­go más ab­sor­ben­te en otras zo­nas, prio­ri­zan­do igual­men­te la au­sen­cia de tor­sio­nes. El pe­so fi­nal del mo­de­lo pro­ba­do ha si­do de 13,5 kg, ge­nial te­nien­do en cuen­ta el mon­ta­je -to­do com­po­nen­tes Ra­ce Fa­ce de alu­mi­nio, guia­ca­de­nas y neu­má­ti­cos Max­xis Mi­nion DHR 2.5”- en ta­lla M y sin pe­da­les.

EQUI­LINK, ¡EQUILICUÁ!

Tam­bién ha cre­dio en re­co­rri­do de sus­pen­sio­nes, al­can­za­do 165 mm atrás y 170 mm en la hor­qui­lla (an­tes 160 mm en am­bos ejes), y em­plea el sis­te­ma Equi­link fa­mo­so de la mar­ca en lu­gar del FAST que usan otros mo­de­los.

CRE­CE EN RE­CO­RRI­DO Y SU GEO­ME­TRÍA SE VUEL­VE MÁS AGRE­SI­VA UNA BI­CI COM­PE­TI­TI­VA CON UNA CI­NE­MÁ­TI­CA DE SUS­PEN­SIÓN PEN­SA­DA PA­RA UN TRA­TO MUY EXI­GEN­TE EN BA­JA­DAS

La cla­ve re­si­de en que el Equi­link, con sus 6 pun­tos de gi­ro, per­mi­te una per­so­na­li­za­ción de la ci­ne­má­ti­ca muy ele­va­da, en com­pa­ra­ción a uno de 4 pun­tos. Felt ha lo­gra­do un An­ti-Squat de ca­si el 100% has­ta el 40% del re­co­rri­do, el que em­plea­mos en el pe­da­leo, con­si­guien­do así una ca­pa­ci­dad pe­da­lea­do­ra muy bue­na, ya que el ti­ran­te del Equi­link tra­ba­ja co­mo una unión en­tre las bie­le­tas su­pe­rior e in­fe­rior, “equi­li­brán­do­las” mien­tras pe­da­lea­mos. Pa­sa­do ese pun­to, cuan­do em­pe­za­mos a ba­jar, se mue­ven con li­ber­tad (el ti­ran­te ya no afec­ta su mo­vi­mien­to), per­mi­tien­do al amor­ti­gua­dor des­ple­gar to­da su dul­zu­ra. Ade­más, es un sis­te­ma sen­si­ble al ini­cio y li­neal en gran par­te del re­co­rri­do, pe­ro muy pro­gre­si­vo jus­to al fi­nal, mo­ti­vo por el que la Compulsion trans­mi­te la sen­sa­ción de po­der re­sis­tir cual­quier ti­po de mal­tra­to y de no ago­tar­se prác­ti­ca­men­te nun­ca.

¥F)IP̞!HȎPA1E¦

En­tre uno de los mu­chos de­ta­lles del cua­dro en­con­tra­mos el Flip-Chip, un an­cla­je en­tre ti­ran­tes y bie­le­ta su­pe­rior que per­mi­te mo­di­fi­car la geo­me­tría en 1º in­vir­tien­do su po­si­ción, al que aho­ra se le su­ma el “Mid-Chip”, una pie­za ex­tra (in­clui­da con la bi­ci) con una po­si­ción in­ter­me­dia. Con ello po­de­mos va­riar el án­gu­lo de di­rec­ción en­tre 64,5, 65 y 65,5º, co­tas de una bi­ci de com­pe­ti­ción. No obs­tan­te, su ob­je­ti­vo no es ser una bi­ci ex­clu­si­va de com­pe­ti­ción, mo­ti­vo por el que han de­ci­di­do op­tar so­lo por el diá­me­tro de rue­da de 27,5”, más di­ver­ti­do en pa­la­bras de la mar­ca y ap­to pa­ra un ma­yor aba­ni­co de usua­rios que una bi­ci de 29” más en­ca­si­lla­da en la com­pe­ti­ción. De cual­quier ma­ne­ra, sus me­di­das son muy agre­si­vas, con unos Reach (lon­gi­tud trián­gu­lo de­lan­te­ro) lar­gos, una dis­tan­cia en­tre ejes pró­xi­ma a 1,20 cm en ta­lla M (1.187 mm) y unas vai­nas cor­tas de so­lo 433 mm, ha­cien­do que se mue­va de for­ma reac­ti­va en cam­bios de di­rec­ción rá­pi­dos o en subidas téc­ni­cas. Así, es una bi­ci que des­ta­ca en sen­de­ros muy com­pli­ca­dos y ver­ti­ca­les, preparada pa­ra lo que le eche­mos.

Du­ran­te una jor­na­da intensiva gas­ta­mos pastillas de freno en los rá­pi­dos e his­tó­ri­cos sen­de­ros -por allí cru­za­ban las tro­pas du­ran­te la I Gue­rra Mun­dial- del Mon­te Zug­na.

El Mid-Chip per­mi­te op­tar “por la vía de en­me­dio”, de­jan­do el án­gu­lo de di­rec­ción en la po­si­ción in­ter­me­dia de 65º. Con el Flip Chip ex­cén­tri­co po­de­mos va­riar ade­más en­tre 64,5 y 65,5º.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.