RES­PE­TO Y SEN­TI­DO CO­MÚN

Bike - - CARTAS -

Es­ti­ma­da se­ño­ra del cla­xon y los as­pa­vien­tos, soy ci­clis­ta, sí, y me enor­gu­llez­co de ello.

Sí, en oca­sio­nes, voy por la cal­za­da en vez de usar el ca­rril bi­ci que pue­da te­ner al la­do, y es­toy en mi de­re­cho. No lo ha­go pa­ra fas­ti­diar­le a us­ted ni a nin­gún otro con­duc­tor. Si lo ha­go es por­que los ca­rri­les, por nor­ma ge­ne­ral, es­tán en muy mal es­ta­do.

Ar­bus­tos, lo­se­tas le­van­ta­das, ta­pas de al­can­ta­ri­llas hun­di­das, cor­tes, gra­va, bo­lar­dos, fa­ro­las o ár­bo­les en mi­tad de ellos, por no men­cio­nar pea­to­nes, pea­to­nes con pe­rros (a ve­ces, in­clu­so sin co­rrea), pea­to­nes con ca­rri­tos de ni­ño, pea­to­nes en pa­re­ja ha­blan­do ocu­pan­do el ca­rril en­te­ro, run­ners, co­ches ocu­pán­do­lo… un sin­fín de obs­tácu­los. Pue­de que us­ted ha­ya si­do, en al­gu­na o mu­chas oca­sio­nes, uno de ellos… qui­zás.

Ima­gi­ne­mos, por un mo­men­to, que exis­ten dos ca­rri­les de cir­cu­la­ción pa­ra vehícu­los mo­to­ri­za­dos en ca­da sen­ti­do. Uno pa­ra vehícu­los de al­ta ga­ma, per­fec­ta­men­te acon­di­cio­na­do y lim­pio, y otro pa­ra vehícu­los nor­ma­les, ca­mio­nes, au­to­bu­ses y de­más, con la mi­tad de obs­tácu­los de los que le he ci­ta­do, por el que de­be­ría cir­cu­lar us­ted. Tie­ne la op­ción, y es­tá en su de­re­cho, de uti­li­zar el otro. Us­ted, que es tan con­si­de­ra­da, se­gu­ro iría, so­la­men­te, por ese ca­rril pa­ra vehícu­los nor­ma­les. Se­gu­ro… Has­ta que los ci­clis­tas po­da­mos de­cir que te­ne­mos al­go digno de po­der usar, sin el mis­mo pe­li­gro que cir­cu­lar por la cal­za­da, con­si­de­ro que no ha­go mal en usar mi op­ción.

Aun así, se­ño­ra, pien­se us­ted que de­be guar­dar una dis­tan­cia de se­gu­ri­dad. Que, en ca­so de no po­der rea­li­zar un ade­lan­ta­mien­to de for­ma se­gu­ra, de­be­ría es­pe­rar. Le ase­gu­ro que no le lle­va­rá más de 2 mi­nu­tos el po­der­lo ha­cer. Pien­se que el ci­clis­ta va des­pro­te­gi­do, y que con la ac­ción de pi­tar só­lo pue­de con­se­guir po­ner en ten­sión al ci­clis­ta pro­vo­can­do un ac­ci­den­te. Pien­se se­ño­ra, cuan­do va­ya a ha­cer eso, que al que es­tá mal ade­lan­tan­do y po­nien­do ner­vio­so po­dría ser su hi­jo, su pa­dre, su tío o pri­mo, su ami­go… ya que, se­gu­ro, ten­drá al­gún co­no­ci­do ci­clis­ta que es­té en es­ta mis­ma te­si­tu­ra.

No pre­ten­do ser el de­fen­sor de lo in­de­fen­di­ble. Sé, per­fec­ta­men­te, que ani­ma­les los hay en to­dos la­dos, tan­to con­duc­to­res, co­mo ci­clis­tas, co­mo pea­to­nes. Aun así, no­so­tros te­ne­mos las de per­der.

Con es­to só­lo pre­ten­do pe­dir res­pe­to y sen­ti­do co­mún que, al fin y al ca­bo, to­dos so­mos per­so­nas, con nues­tras vir­tu­des y de­fec­tos, con nues­tras fa­mi­lias y res­pon­sa­bi­li­da­des, y de­be­mos un res­pe­to a la vi­da, a la nues­tra y la de los de­más. La­men­ta­ble­men­te, en este país, hay una pé­si­ma edu­ca­ción vial y unas pé­si­mas in­fra­es­truc­tu­ras, es­pe­re­mos que se cu­re con el tiem­po. Mi­guel Mo­yá

¿QUIE­RES CON­SE­GUIR ESTE EX­CLU­SI­VO CAS­CO SPIUK TAMERA RÉ­PLI­CA BI­KE? Mán­da­nos tus car­tas e in­quie­tu­des a bi­[email protected] y po­drás con­se­guir­lo si la elegimos co­mo “Car­ta del Mes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.