ES QUI­ZÁS, LA EN­DU­RO DE COM­PE­TI­CIÓN MÁS PO­LI­VA­LEN­TE DE LA AC­TUA­LI­DAD

Bike - - SUPERTEST -

Co­mo cua­li­dad ex­tra, el amor­ti­gua­dor Nu­de TR de la Ran­som per­mi­te mo­di­fi­car la pro­gre­si­vi­dad, só­lo en el mo­do Des­cen­so, me­dian­te la se­lec­ción de una de las po­si­cio­nes de la pa­lan­ca ubi­ca­da en el cuer­po del amor­ti­gua­dor.

¡ME­JOR QUE UNA MA­DRE!

La Ran­som es me­jor que una ma­dre... ¡te lo per­mi­te to­do! Que un día te le­van­tas con ga­nas de ru­tear: pues ade­lan­te. Que en otra oca­sión te ape­te­ce com­pe­tir en un En­du­ro: tam­bién pue­des. Te en­ca­pri­ches de lo que te en­ca­pri­ches, la Ran­som te lo per­mi­ti­rá. Par­ti­mos de una po­si­ción de con­duc­ción muy bue­na, equi­li­bra­da, con

una al­tu­ra de ma­ni­llar ade­cua­da (no por las nu­bes) y un tu­bo de si­llín ver­ti­cal a 75º (án­gu­lo efec­ti­vo, no án­gu­lo real) que nos co­lo­ca so­bre el pe­da­lier y la rue­da de­lan­te­ra pa­ra pe­da­lear en una me­jor dis­po­si­ción pa­ra las subidas em­pi­na­das. Con la Ran­som no ten­drás esa sen­sa­ción de pér­di­da de la di­rec­ción, cuan­do la rue­da de­lan­te­ra tien­de a le­van­tar­se obli­gán­do­te a sen­tar­te en la pun­ta del si­llín. Sube muy bien, por­que no te “apol­tro­na” so­bre la rue­da tra­se­ra, co­mo sue­le su­ce­der en las En­du­ro. En el mer­ca­do hay dos ten­den­cias de di­se­ño que lu­chan con­tra es­te efec­to de hun­di­mien­to de la sus­pen­sión tra­se­ra: los que equi­li­bran el sis­te­ma crean­do con la ten­sión de la ca­de­na una fuer­za opues­ta que ex­tien­de la sus­pen­sión (an­tis­quad), y los di­se­ños que con­fían su efi­cien­cia en el amor­ti­gua­dor. El ca­so de la Scott es es­te úti­mo. El Twi­nLoc obra su ma­gia y a un gol­pe de pul­gar se ac­ti­va el mo­do Con­trol de Trac­ción, que re­du­ce la cá­ma­ra de ai­re y en­du­re­ce la com­pre­sión pa­ra le­van­tar la sus­pen­sión tra­se­ra, si­tuán­do­te de­lan­te pa­ra lla­near o su­bir con una gran efi­cien­cia. Si pe­da­leas de pie la sus­pen­sión tra­se­ra co­mien­za a com­pri­mir­se y ex­ten­der­se, res­tan­do mu­cha ener­gía, es más ren­ta­ble man­te­ner­se sen­ta­do. Otra pul­sa­ción y las sus­pen­sio­nes que­dan ca­si to­tal­men­te blo­quea­das, pa­ra ro­dar a buen rit­mo por te­rri­to­rio grave o pa­ra ha­cer un remonte. Sube muy bien, pa­ra ser una En­du­ro de es­ta en­ver­ga­du­ra, pe­ro no nos en­ga­ñe­mos, las gran­des rue­das las­tran, y ha­brá que es­for­zar­se. No sube tan rá­pi­do co­mo una Trail, ni mu­cho me­nos co­mo una XC, pe­ro den­tro de su cla­se es una de las más ági­les y rá­pi­das. Cuan­do lle­ga el des­cen­so, nue­va pul­sa­ción en el Twi­nLoc pa­ra li­be­rar el sis­te­ma y to­da su ca­pa­ci­dad. La ab­sor­ción de la sus­pen­sión tra­se­ra es sen­ci­lla­men­te ex­tra­or­di­na­ria. Los pri­me­ros cen­tí­me­tros son ex­tre­ma­da­men­te sen­si­bles, ha­cien­do des­pa­re­cer (li­te­ral­men­te) los ba­ches pe­que­ños y par­te de los me­dios, tan­to que de­ja en evi­den­cia a la sus­pen­sión de­lan­te­ra. Los 170 mm pa­re­ce que no se aca­ban

nun­ca, es una de las sus­pen­sio­nes más vi­vas, ac­ti­vas y sua­ves que he­mos pro­ba­do en los úl­ti­mos me­ses. A pe­sar de su ten­den­cia li­neal, guar­da una li­ge­ra pro­gre­si­vi­dad al fi­nal, pa­ra evi­tar ha­cer to­pes cons­tan­te­men­te, a lo que po­de­mos su­mar la op­ción de tor­nar­la más pro­gre­si­va con só­lo mo­ver una pa­lan­ca. Es­ta op­ción se­rá la más ade­cua­da pa­ra los en­du­re­ros más agre­si­vos, que pue­de que de­man­den un ma­yor so­por­te en los apo­yos más fuer­tes. Pa­ra el res­to de no­so­tros, quie­nes prac­ti­ca­mos un En­du­ro un pel­da­ño o dos por de­ba­jo del ni­vel pro­fe­sio­nal, la con­fi­gu­ra­ción li­neal es ideal. Es­ta tre­men­da ab­sor­ción se ve apo­ya­da por un cua­dro só­li­do y ab­sor­ben­te, que mi­ti­ga las reac­cio­nes vio­len­tas, y unos es­tu­pen­das rue­das de 29” con neu­má­ti­cos 3C de tri­ple com­pues­to, dan­do co­mo re­sul­ta­do una ap­ti­tud pa­ra des­cen­der por tra­mos real­men­te téc­ni­cos y ro­tos con una sen­sa­ción de con­trol y se­gu­ri­dad pas­mo­sa. La Ran­som es la bi­ci de En­du­ro de com­pe­ti­ción con me­jor ca­li­dad de pe­da­leo de la ac­tua­li­dad, mar­can­do un nue­vo hi­to his­tó­ri­co en el mun­do del En­du­ro, co­mo ya lo hi­zo la pri­me­ra Scott Ran­som de 2006.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.