A vuel­tas con el Par­que Na­cio­nal de Gua­da­rra­ma

Bike - - NOTICIAS IMBA -

El Par­que Na­cio­nal de Gua­da­rra­ma es un sin­vi­vir de no­ti­cias, ya que se prohí­ben las bi­ci­cle­tas, pe­ro se per­mi­ten las ca­rre­ras mul­ti­tu­di­na­rias de co­rre­do­res or­ga­ni­za­das por el Club Pe­ña­la­ra, cla­ro que pa­ra eso tie­ne co­lo­ca­dos a más de tres o cua­tro miem­bros en el pa­tro­na­to del par­que y se au­to­ri­za to­do lo que a ellos les in­tere­sa o les de­ja be­ne­fi­cios. Se or­ga­ni­zan subidas pa­ra ce­le­brar el Au­rru­la­que sin res­tric­ción nin­gu­na,

se per­mi­ten los apar­ca­mien­tos ma­si­vos en los ar­ce­nes de las ca­rre­te­ras, las ca­ra­va­nas in­ter­mi­na­bles de co­ches con­ta­mi­nan­do el ai­re y la con­se­cuen­cia de to­do ello es que se tie­nen que prohi­bir las bi­ci­cle­tas, que son las que con­ta­mi­nan. Po­co tra­ba­jo, po­co cri­te­rio y ca­si nin­gún co­no­ci­mien­to ador­nan el queha­cer dia­rio de los miem­bros de es­te Par­que Na­cio­nal, que con su Co­di­rec­tor en Ma­drid y su Co­di­rec­to­ra en Se­go­via se han de­di­ca­do a cer­ce­nar los de­re­chos tra­di­cio­na­les de pa­so de los ciu­da­da­nos por los ca­mi­nos y sen­de­ros tra­di­cio­na­les. To­do es­to ha lle­va­do a la apa­ri­ción de pin­ta­das con­tra los ci­clis­tas por par­te de co­lec­ti­vos que se ha­cen lla­mar con­ser­va­cio­nis­tas.

Al mis­mo tiem­po, en IMBA nos reuni­mos con el Di­rec­tor Ge­ne­ral de Me­dio Am­bien­te de Ma­drid, que nos pro­me­te po­ner a tra­ba­jar a su de­par­ta­men­to y a su Di­rec­tor del Par­que, a ver si es ver­dad, ya que des­pués de

12 años co­la­bo­ran­do con ellos, lo úni­co que he­mos vis­to es co­mo guar­dan en un ca­jón to­do lo que les he­mos pro­pues­to en más de 15 reunio­nes en es­tos años.

Son muy bue­nas pa­la­bras pe­ro por aho­ra no hay nin­gún he­cho, lo que es es un tris­te ba­lan­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.