¿RUE­DAS DE 36"?

¡Las pro­ba­mos!

Bike - - PORTADA -

NO ES UN MON­TA­JE FO­TO­GRÁ­FI­CO CREA­DO PA­RA IN­CEN­DIAR LAS RE­DES SO­CIA­LES EL DÍA DE LOS INCOCENTES O APRIL FOOL’S DAY. LAS MOUN­TAIN BI­KES CON RUE­DAS DE 36” YA SON UNA REALI­DAD Y BI­KE HA CAZADO LA PRI­ME­RA UNI­DAD DI­SE­ÑA­DA Y FA­BRI­CA­DA AR­TE­SA­NAL­MEN­TE EN NUES­TRO PAÍS.

PA­RA DAR FOR­MA A UN PRO­YEC­TO UTI­LI­ZAN­DO RUE­DAS FUE­RA DEL ES­TÁN­DAR IM­PUES­TO POR LAS MAR­CAS, DON­DE LA NOR­MA SON LOS DIÁ­ME­TROS DE 27,5 Y 29” (el pio­ne­ro de 26” fue eli­mi­na­do), pue­de pa­re­cer que el prin­ci­pal es­co­llo con el que nos va­mos a tro­pe­zar sea pre­ci­sa­men­te en­con­trar fa­bri­can­tes que dis­pon­gan de una nue­va me­di­da, pe­ro no es así. De­bi­do a la de­man­da de mo­no­ci­clos pa­ra re­co­rrer lar­gas dis­tan­cias se fa­bri­ca­ron rue­das enor­mes pa­ra alar­gar la dis­tan­cia re­co­rri­da por ca­da pe­da­la­da (ca­re­cen de pla­to, ca­de­na o ca­se­te). Pa­ra adap­tar las rue­das de un mo­no­ci­clo a una bi­ci­cle­ta só­lo hay que re­em­pla­zar los bu­jes por unos con la an­chu­ra ade­cua­da pa­ra nues­tra hor­qui­lla y vai­nas tra­se­ras, en es­te ca­so se op­tó por unos Pro 4 de la mar­ca bri­tá­ni­ca Ho­pe, per­so­na­li­za­dos pa­ra 36 ra­dios, nú­cleo XD y ejes pa­san­tes. El ma­yor que­bra­de­ro de ca­be­za lle­ga a la ho­ra de bus­car un cua­dro y hor­qui­lla que den ca­bi­da a las rue­das de 36”. En Nor­tea­mé­ri­ca y Es­lo­va­quia hay sol­da­do­res que los co­mer­cia­li­zan ba­jo en­car­go, pe­ro no fue ne­ce­sa­rio sa­lir de nues­tras fron­te­ras. Arre­gui Ve­láz­quez, uno de los más repu­tados cons­truc­to­res de nues­tro país, se to­mó el pro­yec­to co­mo un re­to y a par­tir de una se­lec­ción de tu­bos de ace­ro sol­da­dos con la téc­ni­ca fi­let bra­zing y tras li­diar con una lar­ga lis­ta de im­pre­vis­tos... en unos me­ses ya te­nía el bas­ti­dor cons­trui­do a fal­ta de pin­tar­lo, ta­rea en­co­men­da­da a Rak­hor Cy­cles, que uti­li­zó un tono ca­la­ba­za me­ta­li­za­do que res­plan­de­ce con el sol. El gru­po y los com­po­nen­tes res­tan­tes son los mis­mos que po­de­mos en­con­trar en bi­cis con­ven­cio­na­les.

MONS­TRUO­SA

Asus­ta un po­co an­tes de su­bir­te a ella no só­lo por el enor­me ta­ma­ño de las rue­das, tam­bién por sus más de 2 me­tros de lon­gi­tud to­tal. El trián­gu­lo for­ma­do por los pu­ños, los pe­da­les y el si­llín son más o me­nos los mis­mos que los de una bi­ci de

SÓ­LO CUM­PLI­RÁ LAS ÓR­DE­NES DE LOS MÁS EX­PE­RI­MEN­TA­DOS

LE CUES­TA ARRAN­CAR, PE­RO UNA VEZ EN MAR­CHA MAN­TIE­NE MUY BIEN LA VE­LO­CI­DAD

XC con rue­das de 29”, pe­ro una vez en mar­cha nos des­bor­dan las sen­sa­cio­nes.

Las ace­le­ra­cio­nes son len­tas de­bi­do al ex­ce­si­vo pe­so de las rue­das, pen­sad que en un mo­no­ci­clo el pe­so de una per­so­na re­cae so­bre só­lo una rue­da en vez de re­par­tir­se en­tre dos; la ma­ne­ja­bi­li­dad es sor­pren­den­te­men­te bue­na de­bi­do a la acer­ta­da geo­me­tría de la hor­qui­lla, pe­ro una vez que co­ge­mos ve­lo­ci­dad nos cos­ta­rá mo­ver el ma­ni­llar por el efec­to gi­ros­có­pi­co de las rue­das, que a su vez nos per­mi­ti­rá man­te­ner la ve­lo­ci­dad sin es­fuer­zo. La hor­qui­lla rí­gi­da (no se co­mer­cia­li­zan con sus­pen­sión pa­ra 36”) nos for­za­rá a ele­gir las ru­tas me­nos pe­dre­go­sas pa­ra no ter­mi­nar con do­lor de ma­nos, trans­por­tán­do­nos a los orí­ge­nes del Moun­tain Bi­ke en los que aún no exis­tían las hor­qui­llas de sus­pen­sión y me­nos aún los amor­ti­gua­do­res tra­se­ros. Pa­ra sa­car to­do el ju­go a la Pro­to­ti­po 36” es ne­ce­sa­rio ser un bi­ker con ex­pe­rien­cia en bus­ca de nue­vas sen­sa­cio­nes, los re­cién lle­ga­dos al MTB de­be­rían con­for­mar­se con pa­seos tran­qui­los pa­ra evi­tar si­tua­cio­nes de­li­ca­das.

“¿Y esas rue­das?, ¿Dón­de la ven­den?, ¿Cuán­to cues­ta?, ¿Pa­ra qué sir­ve?, ¿Y có­mo va?” Co­mo os po­déis ima­gi­nar, allá don­de va no pa­sa des­aper­ci­bi­da y hay que es­tar pre­pa­ra­do pa­ra el bom­bar­deo de pre­gun­tas por par­te de los cu­rio­sos que ja­más han vis­to una 36”.

1> Las pun­te­ras Pa­ra­gon Ma­chi­ne Works, un fa­bri­can­te nor­te­ame­ri­cano es­pe­cia­li­za­do en ma­te­rial pa­ra cons­truc­to­res ar­te­sa­nos, per­mi­ten ele­gir el es­tán­dar en pin­zas de fre­nos y ejes. En es­te ca­so se op­tó por el sis­te­ma Post Mount y un eje pa­san­te de 10 mm, un pun­to in­ter­me­dio en­tre el tra­di­cio­nal de 9 y los pa­san­tes de 12.2> El úni­co mo­de­lo de Vee Ti­re Co pa­ra 36”, las T-Mons­ter, cum­ple me­jor de lo es­pe­ra­do gra­cias a su com­pues­to MPC siem­pre que la ru­ta no in­clu­ya zo­nas muy téc­ni­cas o su­per­fi­cies de aga­rre de­li­ca­do. No son tu­be­less, por lo que de­ben hin­char­se con más pre­sión de la desea­da pa­ra evi­tar pin­char las cá­ma­ras con un llan­ta­zo.3> La ca­ja de pe­da­lier de 73 mm de an­cho y a ros­ca, aco­ge unas ca­zo­le­tas y bie­las Ro­tor Rex1 cons­trui­das en alu­mi­nio CNC y fa­bri­ca­das, al igual que el cua­dro y la hor­qui­lla, en la Co­mu­ni­dad de Ma­drid. Las sol­da­du­ras fi­llet bra­zing pu­li­das -al con­tra­rio de las TIG- per­mi­ten un aca­ba­do li­so es­té­ti­ca­men­te muy lo­gra­do.4> En la trans­mi­sión se op­tó por el om­ni­pre­sen­te SRAM GX Ea­gle. Un acier­to, ya que su co­ro­na gran­de de 50 dien­tes nos sal­vó de echar pie a tie­rra en las ram­pas más in­cli­na­das. Hay que te­ner en cuen­ta que el pe­so to­tal de la bi­ci so­bre­pa­sa los 16 kg al lle­var el bi­dón, las he­rra­mien­tas y la cá­ma­ra de re­pues­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.