¡ Que em­pie­ce el jue­go!

Body Life - - EDITORIAL - An­na Mir Di­rec­to­ra body LI­FE

Ha­ce po­co, tu­ve el pla­cer de es­cu­char a uno de los gran­des pro­fe­sio­na­les so­bre el li­de­raz­go em­pre­sa­rial en nues­tro país, el de­cía, de una for­ma muy sa­bia, que cual­quier em­pre­sa que se pre­cie ne­ce­si­ta de una misión. Pe­ro que di­cha misión, el nor­te en nues­tra vi­da or­ga­ni­za­cio­nal, tie­ne que ir acom­pa­ña­da tam­bién de una vi­sión, una ima­gen fu­tu­ra de un pre­sen­te desea­do.

Aun­que pa­rez­can pa­la­bras va­cías de con­te­ni­do, abs­trac­tas y po­co con­cre­tas son el pun­tal de cual­quier com­pa­ñía. Pe­ro am­bas no se­ría po­si­bles sin la exis­ten­cia de unos va­lo­res equi­li­bra­dos a am­bas re­fe­ren­cias, de unos ro­les (asu­mi­dos por par­te de sus re­cur­sos humanos) y de unas me­tas (las que in­di­ca­rán que el ca­mino se va con­si­guien­do pa­so a pa­so).

En la in­dus­tria del fit­ness, el desa­rro­llo de es­te Plan pa­re­ce ha­ber co­gi­do fuer­za. ¿Se­rá por la en­tra­da ca­da vez más fe­roz de nue­vos ope­ra­do­res en el mer­ca­do na­cio­nal? La cues­tión es que a día de hoy, ca­da vez exis­ten me­nos ac­cio­nes sin sen­ti­do. To­do es­tá pre­vis­to, to­do tie­ne su razón de ser.

La apues­ta es ver aho­ra, a partir de es­te año nue­vo que es­tá a pun­to de em­pe­zar, có­mo se ac­cio­na­rá es­te en­gra­na­je de em­pre­sas que “ba­ta­llan” por un te­rri­to­rio aún con es­pa­cio por con­quis­tar. ¡Que em­pie­ce el jue­go!

¡Fe­liz lec­tu­ra!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.