dy­lan groe­ne­we­gen se apun­ta al club de los gran­des ve­lo­cis­tas

El ho­lan­dés ven­ce en la lle­ga­da de Char­tres con los te­mi­dos ado­qui­nes de Rou­baix más cer­ca

Córdoba - - DEPORTES - SER­GI LÓ­PEZ-EGEA @Co­rDe­por­tes CHAR­TRES (FRAN­CIA)

En Char­tres, ¿y si la no­ti­cia es­ta­ba más en el de­rro­ta­do que en el ven­ce­dor de la sép­ti­ma eta­pa del Tour? ¿Y si al­guien lle­ga a pen­sar que lle­ga­ría en es­ta ron­da fran­ce­sa un día en el que Fer­nan­do Gaviria cae­ría ven­ci­do por al­guien que no fue­ra Pe­ter Sa­gan? Con el res­to de can­di­da­tos a la vic­to­ria del es­print en fa­se de per­de­do­res (An­dré Grei­pel y Mar­cel Kit­tel a la ca­be­za) y con Mark Ca­ven­dish des­apa­re­ci­do en com­ba­te, un jo­ven ho­lan­dés, otro más de la nue­va ge­ne­ra­ción, 25 años, Dy­lan Groe­ne­we­gen (nom­bre lar­go y di­fí­cil de pro­nun­ciar) se anotó la dé­ci­ma vic­to­ria del año y por su­pues­to la más im­por­tan­te de su ca­rre­ra de­por­ti­va. Se­ño­ras y se­ño­res: la so­cie­dad ve­lo­cis­ta del Tour ya tie­ne otro miem­bro de ho­nor en su aca­de­mia.

UNA ETA­PA MUY LAR­GA

Fue una eta­pa lar­ga, de­ma­sia­da lar­ga, de aque­llas que ha­cen cues­tio­nar si son ne­ce­sa­rios tan­tos ki­ló­me­tros --231, el día más lar­go de es­ta edi­ción-- pa­ra tras­la­dar­se de una ciu­dad a otra (de Fou­gè­res a Char­tres) a tra­vés de una ru­ta lla­na, de lar­gas rec­tas y ca­rre­te­ras an­chas. Al me­nos pri­mó la se­gu­ri­dad por­que tal y co­mo ase­gu­ró Marc So­ler, el jo­ven va­lor del Mo­vis­tar en la sa­li­da, el abu­rri­mien­to, que a ve­ces se transforma en sies­ta, es­ta­ba en el or­den del día.

No pa­só na­da, val­gan los cie­los ci­clis­tas, y to­da la emo­ción se con­cen­tró en los cin­co úl­ti- mos ki­ló­me­tros con un pe­lo­tón lan­za­do y con los de­dos cru­za­dos pa­ra que na­die se fue­ra al sue­lo a más de 50 ki­ló­me­tros por ho­ra. Arran­có Gaviria co­mo en días pre­ce­den­tes, siem­pre por de­lan­te de Sa­gan, a quien le ha to­ma­do la me­di­da cuan­do la lle­ga­da es arro­gan­te­men­te pla­na. Lo ba­tió, pe­ro no pu­do con el ve­loz Groe­ne­we­gen. Bien­ve­ni­do al club del Tour que si­gue pre­si­dien­do ves­ti­do de ama­ri­llo Greg van Aver­maet con la in­ten­ción de pre­sen­tar­se con la pren­da, con el per­mi­so de los ado­qui­nes de Rou­baix que no le van na­da mal, a los pies de los Al­pes.

Los ve­lo­cis­tas se des­pi­den hoy en Amiens de sus opor­tu­ni­da­des pa­ra bri­llar al me­nos has­ta el pró­xi­mo vier­nes, 20 de ju­lio, en la oc­ta­va eta­pa, en una jor­na­da sin ape­nas di­fi­cul­ta­des mon­ta­ño­sas.

De nue­vo la aten­ción la cen­tra­rán el ci­clis­ta co­lom­biano Fer­nan­do Gaviria (Quick Step) y el es­lo­va­co Pe­ter Sa­gan (Bo­ra Has­grohe) que has­ta ayer no ha­bían de­ja­do co­lar­se a nin­gún otro ri­val en su par­ti­cu­lar fies­ta. El jo­ven ho­lan­dés Dy­lan Groe­ne­we­gen se­rá aho­ra otro de los fa­vo­ri­tos al triun­fo tras ven­cer en Char­tres.

Es­ta oc­ta­va eta­pa lle­va­rá al pe­lo­tón des­de Dreux has­ta Amiens so­bre un iti­ne­ra­rio de 181 ki­ló­me­tros en los que los ci­clis­tas se en­con­tra­rán úni­ca­men­te dos al­tos pun­tua­bles de cuar­ta ca­te­go­ría.

RE­GRE­SA EL VIEN­TO

La prin­ci­pal di­fi­cul­tad que pue­den en­con­trar­se es­ta­rá en la po­si­ble apa­ri­ción del vien­to que en de­ter­mi­na­das zo­nas po­dría con­lle­var la for­ma­ción de aba­ni­cos por par­te de los equi­pos con los me­jo­res ro­da­do­res.

En es­ta oc­ta­va eta­pa, el Pun­to Bo­ni­fi­ca­do, con 3, 2 y 1 se­gun­dos, es­ta­rá si­tua­do a 20,5 ki­ló­me­tros de la lle­ga­da, en Loeuilly Non­vi­lliers-Grand­houx ade­más de otor­gar bo­ni­fi­ca­cio­nes de 10, 6 y 4 se­gun­dos pa­ra los tres pri­me­ros cla­si­fi­ca­dos.

El ho­lan­dés Dy­lan Groe­ne­we­gen ce­le­bra su vic­to­ria en la eta­pa de ayer del Tour de Fran­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.