De­ja­ron de ser an­ti­sis­te­ma»

Córdoba - - OPINIÓN -

fue nom­bra­do mi­nis­tro de Asun­tos Ex­te­rio­res. Si al­gún pa­re­ci­do hay con Po­de­mos, el de la dipu­tada Bes­can­sa y su ni­ño en bra­zos imi­tan­do la desen­vol­tu­ra de las dipu­tadas de Los Ver­des ha­cien­do gan­chi­llo en el Bun­des­tag (1983), es pu­ra coin­ci­den­cia. Los Ver­des ac­tua­les que se han con­so­li­da­do en las úl­ti­mas elec­cio­nes fe­de­ra­les, na­da tie­nen que ver con Po­de­mos. Lo de­mues­tra el li­bro an­tes ci­ta­do. Fis­cher ad­vier­te del pe­li­gro que ace­cha a Oc­ci­den­te: los na­cio­na­lis­mos y los po­pu­lis­mos. De­fien­de la de­mo­cra­cia re­pre­sen­ta­ti­va, el es­ta­do de De­re­cho li­be­ral y la se­pa­ra­ción de po­de­res; la «de­mo­cra­cia di­gi­tal» con­tra el «le­ni­nis­mo di­gi­tal». ¿No les sue­na eso en la de­ma­go­gia po­pu­lis­ta tan con­ta­mi­nan­te de la ac­tua­li­dad po­lí­ti­ca de Es­pa­ña; y de cu­ya to­xi­ci­dad no se libra ni el pre­si­den­te del Go­bierno? Se­gún Clau­de Junc­ker «ve­neno per­ni­cio­so», un pe­li­gro pa­ra Eu­ro­pa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.