«Los an­da­lu­ces han de­ja­do cla­ro que quie­ren un cam­bio li­de­ra­do por el PP y con pe­so de Cs»

Córdoba - - LOCAL -

ten­ta­ción de lle­gar al go­bierno de la mano de Bil­du, de Es­que­rra Re­pu­bli­ca­na y de quie­nes es­tán in­ten­tan­do rom­per Es­pa­ña. Y ha te­ni­do la ten­ta­ción de de­jar­se lle­var por plan­tea­mien­tos de Po­de­mos, que es­tá de­mos­tran­do que te­ne­mos que po­ner en­tre­co­mi­llas ese con­cep­to de­mo­crá­ti­co. No es­tá res­pe­tan­do el re­sul­ta­do.

-Esa alian­za del PSOE es a ni­vel na­cio­nal; en An­da­lu­cía han go­ber­na­do con Cs, ¿cree que le ha pe­na­li­za­do esa alian­za?

-El PSOE es­tá go­ber­nan­do con Cs en la Jun­ta; con Ga­ne­mos e IU, en el Ayun­ta­mien­to, o con Po­de­mos, en la Dipu­tación de Se­vi­lla. El PSOE es­tá go­ber­nan­do con to­do el que le ha per­mi­ti­do man­te­ner­se en el po­der, que era lo úni­co im­por­tan­te. El PSOE en An­da­lu­cía ha creí­do que es­to era su feu­do, y ha creí­do que hi­cie­ra lo que hi­cie­ra, la gen­te le iba a vo­tar. No creo que es­tos re­sul­ta­dos sean la con­se­cuen­cia de có­mo se ha ges­tio­na­do, sino un ba­lan­ce de to­do el pe­rio­do. Los an­da­lu­ces que no que­rían se­guir go­ber­na­dos por el PSOE han con­for­ma­do un blo­que del cam­bio. No lo ha he­cho el PP. Han de­ja­do muy cla­ro el or­den, que es la cla­ve que hay que res­pe­tar aho­ra. Quie­ren un cam­bio li­de­ra­do por el PP y con un pe­so muy im­por­tan­te de Cs.

-Cs di­ce que no, que el cam­bio de­ben li­de­rar­lo ellos, que son los que más cre­cen.

--Con ese dis­cur­so tie­nen que te­ner cui­da­do por­que Vox ha cre­ci­do más. No es ló­gi­co que de­fien­dan al­go tan ab­sur­do. Creo que es un mo­vi­mien­to es­tra­té­gi­co an­te la ne­go­cia­ción.

-El PP ga­na, por fin, pe­se a per­der 7 dipu­tados.

--La po­lí­ti­ca tie­ne es­tas co­sas. El PP en so­li­ta­rio no pu­do con­se­guir esa ma­yo­ría de cam­bio, y aho­ra ese blo­que que va des­de el cen­tro iz­quier­da has­ta Vox per­mi­te un aba­ni­co su­fi­cien­te.

-La di­vi­sión ha mul­ti­pli­ca­do.

--Sí, ha per­mi­ti­do que un es­pec­tro de vo­tan­tes con una vi­sión cla­ra de de­re­chas ha­ya te­ni­do una op­ción don­de sen­tir­se có­mo­do. Eso no ha ocu­rri­do en la iz­quier­da. Quie­nes no han vo­ta­do al PSOE no han vis­to una al­ter­na­ti­va en Ade­lan­te An­da­lu­cía.

-¿Juan­ma Mo­reno sa­le re­for­za­do de es­tas elec­cio­nes?

--Cla­ra­men­te, tan­to que va a ser pre­si­den­te de la Jun­ta, fren­te a quie­nes lo han que­ri­do ca­ri­ca­tu­ri­zar. Juan­ma plan­teó que es­to era un re­fe­rén­dum, que ha­bía que de­ci­dir si se­guía 4 años más el PSOE o no. El di­se­ño es­tra­té­gi­co lo ha he­cho el PP, y lo han apro­ve­cha­do Cs y Vox. Y los erro­res del PSOE y Ade­lan­te An­da­lu­cía han in­cre­men­ta­do el va­lor de la apues­ta. A ve­ces, en la vi­da nos to­ca re­tro­ce­der al­go para cre­cer.

-La iz­quier­da si­gue no­quea­da.

-Me sor­pren­de su dis­cur­so mio­pe. Ha ha­bi­do un pro­ble­ma de abs­ten­ción, pe­ro so­lo de tres puntos. Hay una gran ma­yo­ría que ha vo­ta­do con­tra el Go­bierno de An­da­lu­cía, y eso es más com­ple­jo de lo que se quie­re ven­der. Han vo­ta­do a Vox mi­li­tan­tes del PP, pe­ro no so­lo, por­que ha te­ni­do un re­sul­ta­do im­por­tan­te en ba­rrios don­de la gen­te vo­ta iz­quier­da. Ten­drán que ha­cér­se­lo mi­rar.

-Se ha in­ter­pre­ta­do co­mo in­je­ren­cia la pre­sen­cia de Pa­blo Ca­sa­do en las elec­cio­nes tu­te­lan­do a Mo­reno Bo­ni­lla, ¿qué pien­sa?

--Pues que ben­di­ta in­je­ren­cia. An­da­lu­cía no es una co­mu­ni­dad más. Los par­ti­dos en los que sus lí­de­res se han im­pli­ca­do, PP, Cs y Vox, han te­ni­do un re­sul­ta­do mu­cho me­jor. Hu­bo un acier­to en el di­se­ño de la cam­pa­ña de Juan­ma Mo­reno y hu­bo una im­pli­ca­ción ge­ne­ro­sa de Pa­blo Ca­sa­do. Es­tas elec­cio­nes te­nían un ca­rác­ter na­cio­nal que no se po­día ob­viar. En el PSOE te­nían un pro­ble­ma y es que ni el lí­der que­ría ve­nir, ni la li­de­re­sa que­ría que vi­nie­ra, pe­ro creo que si se hu­bie­se im­pli­ca­do más Pa­blo Igle­sias hun­de Ade­lan­te An­da­lu­cía ab­so­lu­ta­men­te.

-En las pre­fe­ren­cias de Nie­to es­tá que Vox so­lo apo­ye la in­ves­ti­du­ra o que en­tre en el go­bierno.

--A An­da­lu­cía lo que le ha­ce fal­ta es un pro­yec­to po­lí­ti­co es­ta­ble, lo más desideo­lo­gi­za­do po­si­ble por- que hay que re­sol­ver los gran­des pro­ble­mas: el des­em­pleo, en par­te de­ri­va­do del pro­ble­ma edu­ca­ti­vo; me­jo­rar la sa­ni­dad, que ha­ce aguas y de­be ser blin­da­da; la es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca y la fi­nan­cia­ción. Eso no de­be te­ner aho­ra mis­mo un plan­tea­mien­to ideo­ló­gi­co. A An­da­lu­cía se la ha in­ten­ta­do usar, en be­ne­fi­cio del PSOE, que ha pues­to a los an­da­lu­ces co­mo in­fan­te­ría po­lí­ti­ca y hay que sa­car­la de ahí. Te­ne­mos que ges­tio­nar, que es lo que el PSOE lle­va mu­chos años sin ha­cer.

-No me que­da cla­ro, ¿de­be en­trar Vox o no?

--El cam­bio aho­ra se tie­ne que ma­te­ria­li­zar. No sé qué ac­ti­tud tie­ne Vox. No me preo­cu­pa qué par­ti­do pro­po­ne los con­se­je­ros, sino qué pro­gra­ma y qué ges­tión va a te­ner la Jun­ta. Es­toy muy tran­qui­lo, no va a ha­ber nin­gu­na pro­pues­ta que va­ya en con­tra de la Cons­ti­tu­ción, co­sa que no sé si hu­bie­ra ocu­rri­do con otra alian­za de iz­quier­das; no se va a usar a An­da­lu­cía en nin­gu­na con­tien­da po­lí­ti­ca, y va­mos a me­jo­rar la ges­tión de los ser­vi­cios bá­si­cos.

-Pe­ro, por ejem­plo, Vox pi­de la de­ro­ga­ción de la ley de vio­len­cia de gé­ne­ro, ¿qué di­cen us­te­des?

--Eso no va a ocu­rrir.

-¿Y la de la me­mo­ria his­tó­ri­ca?

-No­so­tros tam­bién he­mos plan­tea­do cam­biar­la. Los de­re­chos de quie­nes per­die­ron fa­mi­lia­res y quie­ren en­te­rrar­los dig­na­men­te no tie­nen por qué su­po­ner una re­vi­sión his­tó­ri­ca to­tal. Hay que

Jo­sé An­to­nio Nie­to, en la pla­za de la Co­rre­de­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.