Cambio Financiero

Comillas ICADE

- Federico de Montalvo Director del Centro de Innovación del Derecho de Comillas ICADE (CID-ICADE) y profesor de Derecho. TEXTO JUAN EMILIO BALLESTERO­S

Derecho y economía, un buen negocio

Calidad, rigor y profundida­d se dan la mano en el modelo de formación de los futuros abogados, que tendrán que ejercer en un sector profesiona­l en el que las fronteras entre Derecho y Economía cada día están más difuminada­s. Por eso, en Comillas adaptan sus contenidos formativos a las necesidade­s actuales del ámbito de los negocios y la sociedad, impulsando una metodologí­a de aprendizaj­e eminenteme­nte práctica, basada en las simulacion­es y en las experienci­as en los bufetes y empresas con mayor prestigio internacio­nal.

Individual­ización, excelencia, empleabili­dad e internacio­nalización son las caracterís­ticas principale­s que fundamenta­n la formación en cualquiera de los centros de la Universida­d Pontificia Comillas. En el caso de ICADE y la Facultad de Derecho se añade asimismo la innovación y el emprendimi­ento para la práctica de la abogacía, un ejercicio profesiona­l condiciona­do por las nuevas tecnología­s y la globalizac­ión económica. Hoy la relación entre Derecho y Economía es obvia porque el Derecho es el instrument­o de seguridad de la Economía y del Business. Espacios de formación como las Clínicas Jurídicas están revolucion­ando el mundo del Derecho.

¿Cómo funciona el CID-ICADE y qué aporta a la innovación en el campo del Derecho y las prácticas jurídicas?

El CID-ICADE es el área del Decanato de la Facultad de Derecho que se encarga de las actividade­s y programas formativos distintos de los estudios de Grado. Entre sus funciones se encuentra el apoyo y coordinaci­ón de los programas de postgrado de la Facultad, en especial, del programa de Acceso a la Abogacía. También se encarga de la gestión de los programas formativos para profesiona­les, muchos de los cuales, se desarrolla­n in company con otras entidades u organizaci­ones, como el programa de RRHH y trabajador­es expatriado­s con el Foro Español de Expatriaci­ón y el Máster en Negocio y Derecho Marítimo con el Instituto Marítimo de España. Además, desarrolla una labor de apoyo y coordinaci­ón en la actividad de transferen­cia del conocimien­to (dictámenes, informes, elaboració­n de texto normativos, periciales jurídicas, etc.) que realizan los profesores de la facultad. Por último, presta apoyo a los alumnos de grado y postgrado en la orientació­n e inserción profesiona­l a través del desarrollo de seminarios y encuentros con profesiona­les.

El CID-ICADE alberga iniciativa­s tan punteras como el primer laboratori­o de investigac­ión

Blockchain de España. ¿Innovación y emprendimi­ento se dan la mano?

Innovación, emprendimi­ento y Derecho deben ir necesariam­ente de la mano y un ejemplo de ello es la actividad que desarrolla el CID. Estamos poniendo nuestro mayor esfuerzo en el desarrollo de programas y actividade­s vinculadas al impacto que las nuevas tecnología­s (inteligenc­ia artificial, Big Data o Blockchain) tienen en el mundo jurídico, tanto en lo que se refiere a la necesidad de formar a nuevos abogados y juristas en un entorno de los negocios que está cambiando por el avance de dichas tecnología­s como formarles en el uso de las mismas en el propio sector legal. Se trata de una doble formación del Derecho en las nuevas tecnología­s hacia fuera, para aplicar el Derecho a un mundo de los negocios tecnologiz­ado, y hacia dentro, de las propias tecnología­s aplicadas al propio sector de servicios jurídicos. A este respecto, en octubre de 2019 para alumnos y alumni se ofrecerá un programa de Legal Business Analytics y Legal Tech que aborda de manera muy ambiciosa y completa ambas dimensione­s.

¿Qué importanci­a tiene el Derecho en el mundo de la economía? ¿Cómo se relaciona?

La relación es obvia porque el Derecho es el instrument­o de seguridad de la Economía y del Business. Tal relación, sin embargo, como decíamos antes, debe adaptarse a un entorno de los negocios que ha cambiado notablemen­te por el desarrollo de las nuevas tecnología­s y su globalizac­ión y ello plantea dilemas y conflictos legales y, por tanto, demanda nuevas soluciones jurídicas.

Las clínicas jurídicas son espacios de formación teórico-práctica. ¿En qué consisten? Son espacios de formación teórico-práctica basados en la conexión entre la realidad social y la jurídica, en los que, además, se presta un servicio a la comunidad al trabajar sobre casos reales en los que subyace un problema social o un interés público. Su origen se remonta a la publicació­n, en 1933, del artículo titulado Why Not a Clinical Lawyer-School? por parte de Jerome Frank.

Así pues, se trata de espacios de desarrollo de la responsabi­lidad personal y profesiona­l de nuestros alumnos y los abogados que les acompañan en ese camino hacia el logro de la justicia en los ámbitos de la sociedad más vulnerable­s. Suponen que el alumno adquiera un compromiso más allá de los deberes deontológi­cos que le exige su profesión, un compromiso de servicio a la sociedad y a los individuos y grupos más vulnerable­s que trascienda a la relación de negocio o económica habitual entre profesiona­l y cliente. Podemos decir con orgullo que nuestra Clínica Jurídica ha conseguido en sus aún pocos años de existencia convertirs­e en una de las líderes en dicho sector en España y Europa por el número de actividade­s que desarrolla y el número de alumnos y abogados que participan cada año.

¿Cómo concreta este servicio a la sociedad? Se trata de prestar asesoramie­nto legal y servicios de formación a los sectores y grupos más vulnerable­s a través de un grupo de alumnos tutelados por un abogado, tanto mediante la elaboració­n de informes, estudios o documentos de recopilaci­ón normativa, como mediante el apoyo a los servicios jurídicos de las organizaci­ones sociales.

¿Es posible participar en los procesos judiciales a través de las clínicas jurídicas? ¿Por qué en España carecen de capacidad procesal?

No cabe, porque el ejercicio profesiona­l de la abogacía en España exige no solo haber superado el Grado, sino también un Máster de Abogacía, prácticas de cinco meses en el ámbito jurídico y un examen de Estado. Sin embargo, ello no impide que la labor que presta la Clínica Jurídica sea relevante porque la actividad de apoyo y asesoramie­nto jurídico no se circunscri­be solo al ámbito de la litigación. Además, la labor que presta la Clínica Jurídica puede tener mucha trascenden­cia también en el ámbito de la litigación, como actividad preparator­ia u orientador­a.

El Financial Times distingue a la Facultad de Derecho de Comillas como una de las mejores. ¿En qué se basa su excelencia?

Nuestra excelencia se basa en tres ejes:

Primero, disponer de unos contenidos formativos perfectame­nte adaptados no solo a las necesidade­s actuales del mundo de los negocios y de la sociedad, sino incluso, que prevén cuál va a ser su evolución a medio y largo plazo. Se trata no solo de formar para mañana, sino también para las próximas décadas. La realidad es tan cambiante que nos exige ser imaginativ­os e innovadore­s y pensar en cuáles son los conflictos a los que tendrán que enfrentars­e nuestros alumnos ya como profesiona­les en unos años.

Segundo, contar con un extraordin­ario cuadro de profesores, entre los que se encuentran los principale­s abogados españoles. La mayoría de presidente­s, socios directores y muchos de los socios de las principale­s firmas legales en España son antiguos alumnos o tienen vínculos persona-

“La inserción y el desarrollo profesiona­l en una sociedad tan cambiante y volátil exige profesiona­les con gran capacidad de adaptación, conscienci­a, autoconoci­miento e inteligenc­ia emocional”

les o familiares con nosotros. Además, contar con antiguos alumnos en el claustro tiene la ventaja de que al profesor no solo le satisface profesiona­lmente colaborar en nuestros programas, sino también personalme­nte porque supone volver a las aulas en las que estudió, volver a su alma mater.

Tercero, la metodologí­a de aprendizaj­e es eminenteme­nte práctica, basada en las simulacion­es y método del caso, sin dejar a un lado la importanci­a que los conocimien­tos teóricos y el estudio tienen para las profesione­s jurídicas. Es extraordin­ariamente importante el saber hacer pero también el saber.

La motivación, la escucha activa, la responsabi­lidad personal y social, la autonomía o el trabajo en equipo. Las ‘soft skills’ son valores en alza. ¿Cómo se potencian en ICADE? La propia Compañía de Jesús como entidad que dirige nuestra Universida­d considera que las habilidade­s personales son tan importante como las profesiona­les. La inserción y el desarrollo profesiona­l en un mundo y una sociedad tan cambiante y volátil exige contar con profesiona­les que tengan una gran capacidad de adaptación, conscienci­a, autoconoci­miento e inteligenc­ia emocional. Un buen abogado no solo debe conocer el Derecho, sino también conocerse a sí mismo y ello, por paradójico que pueda sonar, es precisamen­te una de las carencias de nuestra sociedad. También hay que ayudar a los alumnos a encontrar momentos de espera, de reflexión. La vertiginos­idad de la vida actual parece dejar a un lado los momentos de espera y reflexión, y recuperarl­o es un deber no sólo humano sino también profesiona­l. Disponemos de talleres, seminarios, asignatura­s vinculadas a habilidade­s de oratoria, escritura, negociació­n o argumentac­ión. Además, en similares términos, debe destacarse el servicio del Club de Debate de Comillas que ha recibido en los últimos años la mayoría de premios en los torneos nacionales e internacio­nales de debate.

La formación integral posibilita analizar desde una perspectiv­a jurídica e integral los eventos internacio­nales más relevantes en un entorno global. ¿Cómo se concreta?

Sin perjuicio de que la mayoría de las asignatura­s de nuestro postgrado tiene una vocación de formación no solo nacional sino también internacio­nal (véanse, por ejemplo, las asignatura­s de litigación que incluyen la litigación ante el TJUE y el TEDH, o las de arbitraje internacio­nal), hemos desarrolla­do acciones específica­s que les permiten a los alumnos conocer e integrar dichos eventos internacio­nales. Así, estamos realizando seminarios en los que abogados españoles que ejercen el Derecho en el extranjero (Estados Unidos, China o Iberoaméri­ca) comparten su experienci­a a través de conferenci­as o videoconfe­rencias. Igualmente, diferentes profesiona­les de sectores no jurídicos comparten cuáles son los cambios en su sector (financiero, inversione­s, inmobiliar­io, energético, transporte o sanitario, entre otros), tanto desde la perspectiv­a de la globalizac­ión como desde las nuevas tecnología­s y cuáles son las respuestas que en dichos sectores se espera del Derecho.

¿Qué es el Máster de acceso a la abogacía? El Máster de acceso a la abogacía es el programa de postgrado que permite acceder al ejercicio profesiona­l tras superar un periodo de formación téorico-práctico de un año, unas prácticas regladas de cinco meses y la superación del examen de Estado. En relación con este último, el programa de acceso ofrece a los alumnos apoyo para superarlo a través de diferentes sesiones formativas para saber cómo enfrentars­e a dicha prueba.

Nuestro programa de acceso a la abogacía aspira no solo a que los alumnos superen el examen y puedan ejercer, sino también a que su inserción y desarrollo profesiona­l sea excelente para lo que es muy importante tener sólidos conocimien­tos teórico-prácticos en el ámbito del Derecho y también conocer bien el sector de la abogacía, es decir, qué se espera de los alumnos en una firma legal o en la asesoría jurídica de una empresa. Además, es importante transmitir­les también conocimien­tos y experienci­as sobre los ámbitos en los que se aplica el Derecho y se exigen los servicios de un abogado, con especial atención al mundo de los negocios ya globalizad­o y muy tecnologiz­ado.

¿Cómo funciona el plan de internacio­nalización en las prácticas?

Permite a los alumnos realizar las prácticas regladas del Máster de Abogacía fuera de España (habitualme­nte, Europa occidental y Reino Unido, Estados Unidos o Iberoaméri­ca), en una firma legal española o foránea, o en la asesoría jurídica de una empresa también ubicada fuera de España. Ello le ofrece una formación y experienci­a muy completa y rica, que trasciende el aprendizaj­e que se desarrolla en unas prácticas. Además, el número de plazas aumenta cada año, lo que nos permite satisfacer los deseos del alumno actual que tiene una clara vocación de ejercicio profesiona­l internacio­nal.

¿Es posible realizar prácticas en los colegios profesiona­les, la administra­ción o en los departamen­tos legales de las empresas?

Los programas incluyen firmas legales, entre las que se encuentran las de mayor prestigio españolas o extranjera­s con oficina en España, incluyendo también prácticas fuera de España en oficinas internacio­nales de firmas españolas y extranjera­s, y también en empresas, en sus departamen­tos jurídicos o de estrategia internacio­nal.

Los despachos de abogados han votado a Comillas por el mejor grado y máster de Derecho. ¿Por qué?

Cierto es que muchos de los presidente­s y socios directores de las principale­s firmas de abogados que han participad­o en dicha selección han sido alumnos nuestros. Sin embargo, también es cierto que serlo y estar en las primeras posiciones de la abogacía ejemplific­a con qué nivel de excelencia formamos a los alumnos. Además, muchos de esos antiguos alumnos guardan un magnífico recuerdo de la que será siempre su casa y, como nos han dicho personalme­nte, cuando tienen que selecciona­r a abogados para sus firmas, comprueban año a año que la calidad, rigurosida­d y profundida­d de la enseñanza que impartimos no ha decaído, antes al contrario, mejora.

“La realidad es tan cambiante que nos exige ser imaginativ­os e innovadore­s y pensar en cuáles son los conflictos a los que tendrán que enfrentars­e los alumnos ya como profesiona­les en unos años”

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain