El Bre­xit y el sec­tor in­mo­bi­lia­rio

Cambio Financiero - - Opinión - JO­SÉ LUIS RO­CA Pre­si­den­te de Pla­ta­for­ma Pymes

La Pla­ta­for­ma Pyme –aso­cia­ción in­ter­sec­to­rial que agru­pa a aso­cia­cio­nes y fe­de­ra­cio­nes em­pre­sa­ria­les que re­pre­sen­tan a 2.140.000 pymes y au­tó­no­mos en to­da Es­pa­ña–, en uno de sus do­cu­men­tos de aná­li­sis, aler­ta de los gra­ves im­pac­tos a los que es­tá ex­pues­to tan­to el sec­tor in­mo­bi­lia­rio es­pa­ñol co­mo el de la vi­vien­da de uso tu­rís­ti­co una vez que se pro­duz­ca el Bre­xit, con­se­cuen­cias que se agu­di­za­rían si se re­gis­tra una sa­li­da abrup­ta y sin acuer­do del Reino Uni­do.

Des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co, la Pla­ta­for­ma Pymes con­si­de­ra que el Bre­xit lle­va­rá a un in­ten­to de la eco­no­mía bri­tá­ni­ca de re­du­cir su tra­di­cio­nal dé­fi­cit por cuen­ta co­rrien­te a tra­vés de una de­va­lua­ción es­truc­tu­ral, pro­cu­ran­do una ga­nan­cia de pro­duc­ti­vi­dad a tra­vés del aban­dono del ex­ce­so de re­gu­la­ción im­pues­ta por la Unión Eu­ro­pea y una de­va­lua­ción mo­ne­ta­ria, con una de­pre­cia­ción de la libra, que ya se es­tá pro­du­cien­do. Es­ta cir­cuns­tan­cia po­drá ser com­pen­sa­da en el fu­tu­ro, una vez que el Reino Uni­do lo­gre re­cu­pe­rar una pro­duc­ti­vi­dad óp­ti­ma. Ade­más, el Bre­xit –con acuer­do o sin acuer­do– res­trin­gi­rá, en ma­yor o me­nor me­di­da, la li­ber­tad de cir­cu­la­ción de per­so­nas, mer­can­cías, ca­pi­ta­les y ser­vi­cios.

Pa­ra la Pla­ta­for­ma Pymes, la de­va­lua­ción de la libra y las tra­bas a la cir­cu­la­ción de per­so­nas, se po­dría tra­du­cir en un que­bran­to sen­si­ble pa­ra el mer­ca­do es­pa­ñol de vi­vien­das a no na­cio­na­les, un sec­tor que era emer­gen­te en nues­tro país, en es­pe­cial en to­da la cos­ta pe­nin­su­lar y los ar­chi­pié­la­gos.

Es­pa­ña ven­de ca­da año unas 8.000 vi­vien­das den­tro de su te­rri­to­rio a ciu­da­da­nos bri­tá­ni­cos, lo que su­po­ne el 18% de las 40.000 vi­vien­das que ca­da año se en­tre­gan a com­pra­do­res no na­cio­na­les. Es­tas ven­tas apor­tan una in­ver­sión me­dia anual de 1,3 bi­llo­nes de eu­ros, sin con­ta­bi­li­zar los in­gre­sos fis­ca­les que su­po­nen es­tas transac­cio­nes. Se tra­ta de una actividad co­mer­cial que no se re­fle­ja en nin­gu­na es­ta­dís­ti­ca co­mo par­te del sal­do ex­por­ta­dor de Es­pa­ña, pe­ro que tie­ne un pe­so a con­si­de­rar en nues­tra eco­no­mía.

La “ex­por­ta­ción” de es­tas vi­vien­das tie­ne im­por­tan­tes con­se­cuen­cias eco­nó­mi­cas: aña­de ses­go po­si­ti­vo al sal­do ne­to de la cuen­ta co­rrien­te + cuen­ta de ca­pi­tal de nues­tra ba­lan­za de pa­gos, por lo que con­tri­bu­ye a la sub­sa­na­ción del dé­fi­cit de fi­nan­cia­ción ex­te­rior y, por otra par­te, su­po­ne una con­tri­bu­ción al desapa­lan­ca­mien­to fi­nan­cie­ro de la Sa­reb y del sis­te­ma fi­nan­cie­ro es­pa­ñol, lo que per­mi­te li­be­rar fi­nan­cia­ción ban­ca­ria, que pue­de des­ti­nar­se a otros sec­to­res pro­duc­ti­vos dis­tin­tos del in­mo­bi­lia­rio re­si­den­cial. So­bre to­do, da­do que gran par­te de la in­ver­sión mi­no­ris­ta bri­tá­ni­ca en vi­vien­das se rea­li­za con re­cur­sos pro­pios o con fi­nan­cia­ción aje­na pro­ce­den­te de en­ti­da­des fi­nan­cie­ras no re­si­den­tes en Es­pa­ña.

Es­tas mis­mas con­se­cuen­cias pue­den tras­la­dar­se al al­qui­ler de vi­vien­das de uso tu­rís­ti­co por par­te de bri­tá­ni­cos, cu­ya ocu­pa­ción es muy su­pe­rior a la que se pro­du­ce en cual­quier otro es­ta­do miem­bro de la UE.

En es­te ca­so, la caí­da de los flu­jos pro­ce­den­tes del tu­ris­mo y del al­qui­ler tu­rís­ti­co tam­bién pe­na­li­za­ría la ca­pa­ci­dad de fi­nan­cia­ción de la eco­no­mía es­pa­ño­la (ba­lan­za por cuen­ta co­rrien­te + cuen­ta de ca­pi­tal), má­xi­me an­te la ac­tual caí­da de la ta­sa de co­ber­tu­ra de las ex­por­ta­cio­nes, que se vie­ne agu­di­zan­do des­de el ini­cio del se­gun­do se­mes­tre de 2018, tal y co­mo acre­di­ta el cua­dro ma­cro­eco­nó­mi­co pre­sen­ta­do por el Go­bierno en el bo­rra­dor del Pro­yec­to de Ley de los PGE de 2019.

Cual­quier restricció­n a la com­pe­ten­cia de es­te ti­po de alo­ja­mien­tos fren­te a alo­ja­mien­tos tu­rís­ti­cos tra­di­cio­na­les, co­mo las que con­tem­plan im­po­ner al­gu­nas ad­mi­nis­tra­cio­nes au­to­nó­mi­cas, lo­ca­les y es­ta­ta­les, fren­te a las que se ha po­si­cio­na­do la CNMC; aña­di­do a la ame­na­za de un mal acuer­do en el mar­co del Bre­xit, su­pon­drían una pér­di­da de pro­duc­ti­vi­dad del alo­ja­mien­to tu­rís­ti­co y de la eco­no­mía es­pa­ño­la en ge­ne­ral.

Un ade­cua­do acuer­do de Bre­xit o acuer­dos bi­la­te­ra­les en­tre Es­pa­ña y Reino Uni­do po­drían sua­vi­zar los peo­res es­ce­na­rios. En cual­quier ca­so, el sec­tor in­mo­bi­lia­rio es­pa­ñol y las vi­vien­das de uso tu­rís­ti­co son ám­bi­tos de nues­tra eco­no­mía ex­pues­tos a su­frir da­ños im­por­tan­tes por el me­nor va­lor de la libra y el des­cen­so del nú­me­ro de bri­tá­ni­cos en te­rri­to­rio es­pa­ñol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.