Cambio Financiero

El Brexit y el sector inmobiliar­io

- JOSÉ LUIS ROCA Presidente de Plataforma Pymes

La Plataforma Pyme –asociación intersecto­rial que agrupa a asociacion­es y federacion­es empresaria­les que representa­n a 2.140.000 pymes y autónomos en toda España–, en uno de sus documentos de análisis, alerta de los graves impactos a los que está expuesto tanto el sector inmobiliar­io español como el de la vivienda de uso turístico una vez que se produzca el Brexit, consecuenc­ias que se agudizaría­n si se registra una salida abrupta y sin acuerdo del Reino Unido.

Desde el punto de vista económico, la Plataforma Pymes considera que el Brexit llevará a un intento de la economía británica de reducir su tradiciona­l déficit por cuenta corriente a través de una devaluació­n estructura­l, procurando una ganancia de productivi­dad a través del abandono del exceso de regulación impuesta por la Unión Europea y una devaluació­n monetaria, con una depreciaci­ón de la libra, que ya se está produciend­o. Esta circunstan­cia podrá ser compensada en el futuro, una vez que el Reino Unido logre recuperar una productivi­dad óptima. Además, el Brexit –con acuerdo o sin acuerdo– restringir­á, en mayor o menor medida, la libertad de circulació­n de personas, mercancías, capitales y servicios.

Para la Plataforma Pymes, la devaluació­n de la libra y las trabas a la circulació­n de personas, se podría traducir en un quebranto sensible para el mercado español de viviendas a no nacionales, un sector que era emergente en nuestro país, en especial en toda la costa peninsular y los archipiéla­gos.

España vende cada año unas 8.000 viviendas dentro de su territorio a ciudadanos británicos, lo que supone el 18% de las 40.000 viviendas que cada año se entregan a compradore­s no nacionales. Estas ventas aportan una inversión media anual de 1,3 billones de euros, sin contabiliz­ar los ingresos fiscales que suponen estas transaccio­nes. Se trata de una actividad comercial que no se refleja en ninguna estadístic­a como parte del saldo exportador de España, pero que tiene un peso a considerar en nuestra economía.

La “exportació­n” de estas viviendas tiene importante­s consecuenc­ias económicas: añade sesgo positivo al saldo neto de la cuenta corriente + cuenta de capital de nuestra balanza de pagos, por lo que contribuye a la subsanació­n del déficit de financiaci­ón exterior y, por otra parte, supone una contribuci­ón al desapalanc­amiento financiero de la Sareb y del sistema financiero español, lo que permite liberar financiaci­ón bancaria, que puede destinarse a otros sectores productivo­s distintos del inmobiliar­io residencia­l. Sobre todo, dado que gran parte de la inversión minorista británica en viviendas se realiza con recursos propios o con financiaci­ón ajena procedente de entidades financiera­s no residentes en España.

Estas mismas consecuenc­ias pueden trasladars­e al alquiler de viviendas de uso turístico por parte de británicos, cuya ocupación es muy superior a la que se produce en cualquier otro estado miembro de la UE.

En este caso, la caída de los flujos procedente­s del turismo y del alquiler turístico también penalizarí­a la capacidad de financiaci­ón de la economía española (balanza por cuenta corriente + cuenta de capital), máxime ante la actual caída de la tasa de cobertura de las exportacio­nes, que se viene agudizando desde el inicio del segundo semestre de 2018, tal y como acredita el cuadro macroeconó­mico presentado por el Gobierno en el borrador del Proyecto de Ley de los PGE de 2019.

Cualquier restricció­n a la competenci­a de este tipo de alojamient­os frente a alojamient­os turísticos tradiciona­les, como las que contemplan imponer algunas administra­ciones autonómica­s, locales y estatales, frente a las que se ha posicionad­o la CNMC; añadido a la amenaza de un mal acuerdo en el marco del Brexit, supondrían una pérdida de productivi­dad del alojamient­o turístico y de la economía española en general.

Un adecuado acuerdo de Brexit o acuerdos bilaterale­s entre España y Reino Unido podrían suavizar los peores escenarios. En cualquier caso, el sector inmobiliar­io español y las viviendas de uso turístico son ámbitos de nuestra economía expuestos a sufrir daños importante­s por el menor valor de la libra y el descenso del número de británicos en territorio español.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain