Ra­mon Vi­la­ró

Cambio Financiero - - Sumario - RA­MON VI­LA­RÓ

El nue­vo mo­tor eu­ro­peo

Ur­su­la von der Le­yen fi­ja el cam­bio cli­má­ti­co y el mer­ca­do di­gi­tal co­mo prio­ri­da­des pa­ra la Unión Eu­ro­pea

Los re­tos que pre­sen­ta el cam­bio cli­má­ti­co, tec­no­ló­gi­co y de­mo­grá­fi­co fue­ron de­fi­ni­dos co­mo prio­ri­ta­rios por la pre­si­den­ta de la nue­va Co­mi­sión Eu­ro­pea, la ale­ma­na Ur­su­la von der Le­yen, que du­ran­te los pró­xi­mos cin­co años di­ri­gi­rá el equi­po de co­mi­sa­rios que de­be­rán ela­bo­rar las po­lí­ti­cas de la Unión Eu­ro­pea. Aun­que la úl­ti­ma pa­la­bra siem­pre la tie­ne el Con­se­jo Eu­ro­peo –com­pues­to por los Es­ta­dos miem­bros–, la Co­mi­sión Eu­ro­pea es el mo­tor a la ho­ra de ha­cer pro­pues­tas y con­tro­lar el fun­cio­na­mien­to de la UE.

“Es­te equi­po da­rá for­ma a nues­tro es­ti­lo eu­ro­peo: to­ma­re­mos me­di­das au­da­ces con­tra el cam­bio cli­má­ti­co, cons­trui­re­mos nues­tra aso­cia­ción con los Es­ta­dos Uni­dos, de­fi­ni­re­mos nues­tras re­la­cio­nes con una Chi­na ca­da vez más in­ci­si­va y se­re­mos unos ve­ci­nos fia­bles, por ejem­plo, en re­la­ción con Áfri­ca”, di­jo Ur­su­la von der Le­yen en su pri­me­ra pre­sen­ta­ción an­te la pren­sa. Se tra­ta, en reali­dad, de mar­car per­fil y de­fi­nir po­lí­ti­cas eu­ro­peas en el con­jun­to mun­dial sin ol­vi­dar los in­tere­ses pro­pios. En su re­fe­ren­cia al con­ti­nen­te afri­cano, no mar­gi­na el tris­te es­pec­tácu­lo de las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas y, en de­fi­ni­ti­va, de los paí­ses miem­bros, en el can­den­te pro­ble­ma mi­gra­to­rio.

La Co­mi­sión Eu­ro­pea, pre­si­di­da por vez pri­me­ra por una mu­jer, tie­ne tam­bién paridad de gé­ne­ro. Cuen­ta en­tre sus fi­las con no­ve­les y ve­te­ra­nos, co­mo el so­cia­lis­ta ho­lan­dés Frans Tim­mer­mans (Cam­bio cli­má­ti­co) o la da­ne­sa Mar­gret­he Ves­ta­ger (Eco­no­mía di­gi­tal y Com­pe­ten­cia), sin ol­vi­dar, en­tre los no­ve­les, otro de los vi­ce­pre­si­den­tes, el so­cia­lis­ta es­pa­ñol Jo­sep Bo­rrell (Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res y Se­gu­ri­dad), la fran­ce­sa Syl­vie Gou­lard (Po­lí­ti­ca in­dus­trial, De­fen­sa y Es­pa­cio), el ex pri­mer mi­nis­tro ita­liano Pao­lo Gen­ti­lo­ni (Eco­no­mía) o el po­la­co Ja­nusz Woj­cie­chows­ki (Agri­cul­tu­ra), en un co­le­gio co­mu­ni­ta­rio con re­pre­sen­ta­ción de los 27 paí­ses miem­bros –ex­cep­to Reino Uni­do, pen­dien­te del desen­la­ce del Bre­xit– y equi­li­brio en­tre gran­des par­ti­dos po­lí­ti­cos. Un re­par­to de car­gos en el que Es­pa­ña vuelve a pri­me­ra fi­la de la es­ce­na co­mu­ni­ta­ria con la car­te­ra de Asuntos Ex­te­rio­res en ma­nos de Jo­sep Bo­rrell, que ya ocu­pó el pues­to de pre­si­den­te de Par­la­men­to Eu­ro­peo.

“Que­re­mos dar un nue­vo im­pul­so a la de­mo­cra­cia eu­ro­pea. Es nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad co­mún. La de­mo­cra­cia es al­go más que vo­tar ca­da cin­co años. Se tra­ta de que tu voz se es­cu­che y par­ti­ci­pes en co­mo cons­trui­mos es­ta reali­dad”, di­jo la pre­si­den­ta de la Co­mi­sión en un cla­ro men­sa­je a una ciu­da­da­nía eu­ro­pea, in­te­gra­da por más de 500 mi­llo­nes de ciu­da­da­nos, don­de pre­do­mi­na el “eu­ro­es­cep­ti­cis­mo” en­tre la reali­dad eu­ro­pea y la “eu­ro­cra­cia”. El di­le­ma es que sin Unión Eu­ro­pea es se­gu­ro que nos iría peor en un mun­do de gran­des su­per­po­ten­cias.

La voz, y so­bre to­do los avan­ces, en la cons­truc­ción de una Unión Eu­ro­pea más pro­fun­da, di­ná­mi­ca y so­cial, se­rá el de­sa­fío de la nue­va Co­mi­sión Eu­ro­pea ba­jo el liderazgo de la li­be­ral ale­ma­na Ur­su­la von der Le­yen, que na­ció y se for­mó en Bru­se­las, de quien di­cen que es per­so­na de voz y for­mas sua­ves, pe­ro fir­me y te­naz en sus de­ci­sio­nes. Con­fie­mos que use sus do­tes pa­ra bien del fu­tu­ro de to­dos los eu­ro­peos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.